Reunión de cancilleres del G-7 concluye en Londres con críticas a Rusia y China

Londres. El grupo de las siete principales economías mundiales G-7 concluyó ayer su primera reunión presencial en más de dos años con críticas a Rusia por su "actitud irresponsable" en Ucrania y llamados a China a "respetar los derechos humanos".

Además de China, Rusia e Irán, los cancilleres amenazaron a la junta golpista de Myanmar con nuevas sanciones y se comprometieron a apoyar económicamente el programa de reparto de vacunas Covax.

Sin embargo, los cancilleres de Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, Canadá y Japón no hicieron ningún anuncio inmediato sobre nuevos fondos para mejorar el acceso a las vacunas contra el Covid-19, pese a los reiterados llamados para que el G-7 haga más para ayudar a los países más pobres.

La reunión de esta semana marcó el tono de la cumbre de líderes de estas potencias que se llevará a cabo del 11 al 13 de junio y que supondrá el debut internacional del presidente estadunidense, Joe Biden.

"Reconocemos que nos reunimos en un contexto excepcional y de cambios rápidos", indicó el comunicado final, que apuesta por el sistema multilateral para dar forma a un futuro más limpio, más libre, más justo y más seguro para el planeta.

Los cancilleres del G-7 reservaron sus críticas más duras para China, a la cual llamaron a cumplir con sus obligaciones en virtud de la legislación nacional e internacional.

También externaron su preocupación por las violaciones de los derechos humanos y los abusos contra la minoría musulmana uigur en la provincia de Xinjiang y en el Tíbet, e instaron a poner fin a la represión de los manifestantes en Hong Kong.

Las siete potencias dejaron, no obstante, la puerta abierta a una futura cooperación con Pekín y subrayaron la necesidad de una postura común para enfrentar los retos globales, en contraste con el creciente unilateralismo de los últimos años durante el mandato de Donald Trump en Estados Unidos.

Los jefes de la diplomacia también acusaron a Rusia por su "actitud desestabilizadora" al desplegar tropas en la frontera con Ucrania, la "ciberactividad maliciosa", la desinformación y sus acciones de inteligencia.

"Seguiremos reforzando nuestras capacidades colectivas y las de nuestros socios para hacer frente y disuadir el comportamiento ruso que está amenazando el orden internacional basado en normas", advirtieron.

La reunión se realizó en un contexto de creciente presión para mostrar más solidaridad, máxime cuando a los países pobres les siguen faltando vacunas para luchar contra la pandemia y las campañas masivas de inmunización en los ricos permiten el desconfinamiento.

Más de mil 200 millones de dosis contra el Covid-19 se han administrado a nivel global, pero menos de uno por ciento ha sido en los países menos desarrollados. En su comunicado, el G-7 promete apoyar económicamente el programa Covax "para permitir un despliegue rápido y justo" de vacunas, aunque no anunciaron ayuda adicional.

Publicado enInternacional
Miércoles, 05 Mayo 2021 06:24

Fiebre especulativa con las criptomonedas

Hace un año el precio de ethereum era exactamente de 206 dólares. Esto equivale a una suba de 17 veces en 12 meses. Imagen: AFP

Ethereum operó por encima de los 3500 dólares

Pocos de los nuevos inversores se ponen a investigar qué es lo que compran y que propone el proyecto o la tecnología detrás de cada criptomoneda. Warren Buffett dice que son “un producto financiero inventado de la nada”.

 

La euforia por las criptomonedas sigue en aumento. Una de las principales monedas digitales del ecosistema alcanzó este martes un nuevo record de cotización. La moneda de ethereum se operó por encima de los 3500 dólares. Hace un año su precio era exactamente de 206 dólares. Esto equivale a una suba de 17 veces en 12 meses. En otras palabras: un inversor que apostó 10 mil dólares ahora podría rescatar 170.000 dólares. El monto no dista mucho del de una propiedad de dos o tres ambientes en un barrio demandado de la ciudad de Buenos Aires.

La suba sin freno de las monedas digitales sigue provocando una fuerte polémica en el mundo de las finanzas pero también entre los economistas. Algunos plantean que ethereum tiene el potencial para reemplazar al bitcoin como la principal criptomoneda del mercado. En uno de los últimos informes del JP Morgan se argumentó en esta dirección. Esto se debe a que ethereum tiene algunas características distintas a la del bitcoin como la posibilidad de programar sobre su red. También busca en el corto plazo cambiar su tecnología para gastar menos energía. 

No todos consideran que el futuro de las criptomonedas es ascendente. Primero porque en otras oportunidades como en 2017 tuvieron saltos de precio exponenciales que luego terminaron en fuertes correcciones de precios. Llegaron a perder al menos 80 por ciento de su valor en meses y se mantuvieron en esos niveles deprimidos por dos años y medio. Segundo porque el ingreso de cada vez más minoristas a este mercado recuerda a los típicos esquemas Ponzi.

Las conversaciones en los chats de inversiones de distintas redes sociales son para un manual de ciclos financieros. Amigos que se preguntan entre ellos como comprar en las principales exchange del mercado. Buscan adquirir alguna critomoneda por primera vez.

Una vez que prueban con montos chiquitos la forma en que se envía el dinero y se puede comprar alguna moneda digital se deciden a hacer una inversión algo más grande. Cuando alguien les pregunta por qué decidieron comprar cierta moneda y no otra la respuesta es siempre la misma: “le tengo fe”. Pocos de los nuevos inversores se ponen a investigar qué es lo que compran y que propone el proyecto o la tecnología detrás de esa criptomoneda.

Por este motivo algunas leyendas de Wall Street como Warren Buffett y su mano derecha Charlie Munger aseguran que las monedas digitales empezando por el bitcoin son una gran estafa. En el planteo ni siquiera pueden compararse con las puntocom.

En los 2000 hubo un derrumbe de las empresas tecnológicas. Sólo algunas empresas lograron sobrevivir y crecer en el tiempo para liderar diferentes segmentos de mercado. Para Buffet y su socio las monedas digitales no pueden compararse con esa burbuja. Mencionan que las criptomonedas son directamente “un producto financiero inventado de la nada”. El tiempo será el encargado de sentenciar quién tenía la razón.

05 de mayo de 2021

Publicado enEconomía
JPMorgan Chase ha marcado un gol en propia Superliga

Quizás JPMorgan Chase es demasiado rico y poderoso para preocuparse. Ciertamente fue tomado por sorpresa. Presumiblemente, los ejecutivos en Europa no advirtieron a los jefes en Nueva York que un plan multimillonario para cambiar la faz del fútbol europeo en beneficio de una docena de propietarios de clubes súper ricos corría el riesgo de desencadenar una tormenta política.

Como patrocinador financiero de la Superliga europea , el banco ahora podría sentirse reconfortado por el hecho de que la idea colapsó tan rápidamente bajo el peso de las protestas. No es frecuente que Boris Johnson, el primer ministro del Reino Unido, y Emmanuel Macron, el presidente francés, estén de acuerdo en algo, pero la vista desde Downing Street y el Elíseo era la misma .

Aquí había un grupo de globalistas de Wall Street que buscaban reorganizar el juego más popular de Europa sin la más mínima consideración por las opiniones o intereses de sus gerentes, jugadores y seguidores. Al menos JPMorgan Chase ahora puede limitar el daño a la reputación.

Pero hay que preguntarse qué estaba pensando el banco cuando acordó suscribir el nuevo concurso por una suma de 3.250 millones de euros, y cada uno de los miembros prometió un pago inicial de entre 200 y 300 millones de euros. Ya se habían inscrito doce clubes .

Nadie en JPMorgan Chase aparentemente había leído la carta a los accionistas escrita por su presidente y director ejecutivo Jamie Dimon en el último informe anual del banco. Publicada solo este mes, la carta mostró los esfuerzos bien publicitados de Dimon para posicionar al banco como un líder en el nuevo mundo feliz del capitalismo socialmente responsable y sostenible.

Hizo especial hincapié en la alineación de los valores del banco con los de las "comunidades" en las que opera en todo el mundo: "Como saben, durante mucho tiempo hemos defendido el papel esencial de la banca en una comunidad: su potencial para unir a las personas , para permitir que las empresas y las personas alcancen sus sueños ".

Dígaselo a los jugadores y seguidores de instituciones tan sagradas como el Manchester United y el Liverpool, y a las comunidades en las que crecieron estos grandes equipos. El plan para suplantar la actual Champions League con una competición “cerrada” entre los clubes más ricos de Europa prometía romper las tradiciones del juego, destruir su espíritu competitivo y burlarse de los pueblos y ciudades en los que están arraigados los equipos.

No importa las "comunidades". Aquí había un arreglo que ilustraba perfectamente todo lo que está mal con la globalización todo vale. La nueva liga fue diseñada con un solo propósito: extraer para los propietarios adinerados una parte aún mayor de los ingresos de los derechos de transmisión y garantizar que sus ganancias fueran estables eliminando el riesgo de que cualquier club se quede fuera de la competencia.

La otra cara era que habría extinguido el impulso competitivo del juego. Esto es lo que hace que el fútbol sea emocionante: torneos abiertos que recompensan el éxito en el campo con la oportunidad de llegar a la cima y, en el camino, derrotar a los poderosos cuando su rendimiento se desvanece. En el nuevo esquema de cosas, los fanáticos locales, nuevamente esas “comunidades”, quedarían relegados a un segundo lugar detrás de los lucrativos suscriptores digitales a miles de kilómetros de distancia. Los "dejados atrás" a los fanáticos podrían haber sido llamados.

La pandemia, que ha arruinado las finanzas de muchos deportes, jugó su papel. Y cuatro de los 12 clubes que se habían inscrito tienen propietarios estadounidenses. Quizás asumieron que un sistema cerrado que parece funcionar para el béisbol y el fútbol americano podría trasplantarse al otro lado del Atlántico. Pero ese es uno de los conceptos de la globalización. Debería poder vender lo mismo en todas partes.

Todavía escucho a personas que se declaran perplejas por el auge del populismo. Realmente no hay ningún misterio. Las insurrecciones contra las élites se han arraigado en una percepción, a menudo justa, de que el sistema estaba manipulado. Los ricos se embolsaron las ganancias de la globalización y del avance tecnológico, mientras que los que estaban más abajo en la escala se vieron obligados a asumir las inseguridades económicas. El capitalismo desenfrenado pisoteó la tradición y despreció los intereses de las comunidades locales.

Los propietarios de clubes de la Superliga propusieron aplicar esta fórmula al fútbol europeo. En la descripción de Aleksander Ceferin, el presidente del organismo rector del juego europeo, Uefa, el plan era crear “una tienda cerrada dirigida por unos pocos codiciosos y selectos”. Casi todos los que tenían un papel o un interés pasajero en lo que se llama el juego hermoso estuvieron de acuerdo con él. A Dimon ahora le gustaría preguntarse cómo JPMorgan Chase se encontró en el lado equivocado de este argumento.

25 abril 2021

(Tomado de Finacial Times / Traducción Cubadebate)

Publicado enSociedad
Sábado, 24 Abril 2021 06:38

Covax: la trampa

Covax: la trampa

Hay muchas paradojas en esta pandemia, la mayoría sobre cómo los más ricos y poderosos se benefician del desastre y lo empeoran. El mecanismo Covax es una de ellas. Se presenta como forma de acceso más equitativo a las vacunas para Covid-19, pero en realidad es una forma de facilitar los negocios de las grandes farmacéuticas y proteger sus patentes, lo cual impide que los países del sur global puedan disponer de suficientes vacunas. No es un efecto secundario o accidental: la escasez es un elemento importante para las empresas, ya que garantiza la demanda y aumenta los precios.

Un reciente reporte sobre Covax del experto Harris Gleckman –antes funcionario de la ONU– publicado por Amigos de la Tierra Internacional, analiza con rigurosidad el mecanismo, revelando una perversa iniciativa comercial contra la salud pública, diseñado y promovido por la Fundación Bill y Melinda Gates (https://tinyurl.com/2swf356f).

Covax funciona como un banco comercial para hacer compras conjuntas a gran escala a las trasnacionales, lo que a éstas les otorga aún mayor seguridad a sus inversiones aunque ya han recibido cuantiosa financiación pública para desarrollarlas (https://tinyurl.com/ykabcmw9). No cuestiona sus precios ni condiciones leoninas. Al contrario, facilita a las empresas la entrada a nuevos mercados en países pobres, sin costo ni riesgo para ellas. Las miserables entregas "gratuitas" que realiza a esos países ya han sido pagadas por otros o por instituciones públicas multilaterales. Al entrar con vacunas patentadas, favorece los mecanismos de mercado en la atención de salud pública.

Que se produzcan y distribuyan equitativamente vacunas seguras en una pandemia global, es una responsabilidad de la OMS (Organización Mundial de la Salud de Naciones Unidas), no de una institución privada como Covax. Se ha apropiado de tal función para prevenir que se tomen medidas imprescindibles y necesarias, como la cancelación de patentes y el apoyo internacional al fortalecimiento de capacidades nacionales para prevenir próximas pandemias. Como asociación público-privada, Covax es una institución de "partes interesadas" ( stakeholders), sin transparencia ni rendición de cuentas, donde los grandes actores privados como la gran industria farmacéutica, que actúa por interés de lucro, decide tanto o más que gobiernos e instancias públicas de la comunidad internacional.

Fue fundada por la Alianza Mundial para las Vacunas e Inmunización y la Coalición para las Innovaciones en la Preparación para Epidemias (GAVI y CEPI, por sus siglas en inglés), esta última fundada en el Foro Económico Mundial de Davos, ambas diseñadas y financiadas por la Fundación Bill y Melinda Gates. Aunque la OMS figura también como fundador y participante, su papel es marginal y parece más bien una fachada. GAVI es la que administra el mecanismo y su máxima instancia de decisión está presidida por los presidentes de directorio de GAVI y CEPI. Se han enlistado en Covax 180 gobiernos, pero deciden poco o nada sobre sus formas de acción, contratos, etcétera.

Según la OMS, el porcentaje de vacunación para obtener inmunidad colectiva debería ser mayor a 60 por ciento en todos los países simultáneamente. Numerosos reportes de Naciones Unidas y prensa dan cuenta diariamente de cómo los países industrializados acaparan la mayoría de las vacunas, incluso algunos países como Canadá, más de tres veces las dosis necesarias para toda su población. Covax no ha hecho nada, salvo pedir amablemente a esos países que donen las vacunas que no van a usar (ya pagadas a las empresas, obviamente).

Para lograr ese nivel de vacunación global, la única vía sería que todos los países con capacidad de producir vacunas a nivel nacional lo hicieran y apoyaran directamente a los que no lo tienen. Un primer paso para ello es cancelar todas las patentes y otras restricciones de propiedad intelectual para acceso y transferencia de vacunas y tratamientos relacionados a Covid-19. Esto ya fue planteado por India y Sudáfrica, apoyado por más de 100 países, en la Organización Mundial de Comercio (OMC), pero Estados Unidos, Europa y otros países sede de trasnacionales farmacéuticas se han opuesto ferozmente (https://tinyurl.com/2mh79293).

Varios países del sur global, entre ellos India, Sudáfrica y Brasil tienen capacidad de producción y distribución de vacunas. En muchos más esa capacidad ha sido debilitada por las políticas neoliberales de las últimas décadas, pero podrían ser apoyados para reactivar la producción nacional. Esto es lo que Covax quiere impedir, siguiendo el modelo de acción que lleva también GAVI.

Covax funciona también como una forma de privilegiar las vacunas transgénicas, patentadas y altamente experimentales, llenas de incertidumbres y riesgos, como las basadas en ADN (entre ellas AstraZeneca, Johnson & Johnson) y las de ARN (como Pfizer y Moderna). El reporte de Gleckman señala que también ha funcionado para marginar las opciones más accesibles y públicas producidas en China y Rusia.

Lamentablemente, no sólo Covax, también la OMS y gobiernos promueven esas vacunas más caras y riesgosas, obviando que las empresas seguirán provocando escasez y que existen opciones con métodos convencionales probados, como virus atenuados, inactivados o de subunidades proteicas, que además son las que mejor se podrían producir a nivel nacional.

Por Silvia Ribeiro, investigadora del Grupo ETC

Sábado, 24 Abril 2021 05:35

El medio ambiente en la agenda de la OMC

La OMC busca incentivar las energías renovables.

Debate propuestas para que las políticas comerciales contemplen la cuestión

Analizan la liberalización del comercio en bienes y servicios vinculados al medio ambiente, como por ejemplo todo lo relacionado a energías renovables. 

En la Organización Mundial del Comercio (OMC) se debaten propuestas para que las políticas comerciales como aranceles, regulación sobre subsidios y áreas de libre comercio contemplen a la cuestión medioambiental. Hay varios canales de trabajo sobre este tema, dentro de los cuales se destaca el panel de Discusiones Estructuradas sobre Comercio, Medio Ambiente y Sustentabilidad (TESSD por sus siglas en inglés) integrado por 53 países y un “Club del Clima” liderado por Nueva Zelanda junto a Costa Rica, Fiji, Islandia Noruega y Suiza. La próxima cumbre de la OMC a fines de este año va a consolidar a estos grupos mientras se espera que el apoyo de la administración de Joe Biden termine de inclinar la balanza.

La cuestión medioambiental está encaminada a imprimir cambios en la institucionalidad global. El FMI viene haciendo hincapié en esta materia, con una serie cada vez más larga de documentos, declaraciones y promesas. Hasta ahora, lo más fuerte es la propuesta del Fondo junto al Banco Mundial para que las políticas de los países en la lucha contra el cambio climático tengan impacto positivo en el alivio de sus deudas externas. “Para los países que tienen poco espacio para emitir deuda, el financiamiento del crecimiento verde requiere garantías y préstamos que pueden ser incrementados gracias a alivios de deuda o reperfilamientos. Si estos temas no se toman en cuenta de forma conjunta, tanto la vulnerabilidad macroeconómica como el cambio climático representan riesgos sistémicos para la economía global", dice el documento conjunto que se va a presentar formalmente en la próxima cumbre climática de la ONU, en noviembre de este año.

Otra de las grandes instituciones globales es la OMC, en donde circulan iniciativas que vinculan el comercio con la cuestión medioambiental. Se destaca el panel de Discusiones Estructuradas sobre Comercio, Medio Ambiente y Sustentabilidad (TESSD por sus siglas en inglés), creado en noviembre pasado por 53 miembros de la OMC entre los cuales están la Unión Europea, Australia, Canadá, Chile, Costa Rica, Japón, Corea del Sur, México, Nueva Zelanda, Noruega, Suiza y el Reino Unido. El grupo se reunió el mes pasado y se puso como objetivo discutir en la cumbre de la OMC de este año la liberalización del comercio en bienes y servicios vinculados al medio ambiente, como por ejemplo todo lo relacionado a energías renovables. También está en carpeta la descarbonización de las cadenas de valor y la economía circular.

“Los países que asuman ese compromiso podrían facilitar entre sí el comercio de bienes reciclables y viceversa, castigar a los ni reciclables, así como también la suba de aranceles para los orígenes de mercaderías y servicios que no tengan compromisos de reducción de emisiones de carbono o liberalizar el comercio vinculado a tecnologías verdes”, explican desde la OMC.

En el organismo ven que a mediano plazo puede llegar a tener impacto la modalidad de los “Clubes del Clima”, que son países que acuerdan un paquete de normas para facilitar el comercio de bienes y servicios relacionados al medio ambiente. En esa línea se inscribe el Acuerdo sobre Cambio Climático, Comercio y Sustentabilidad (ACCTS por sus siglas en inglés), un “club” formado por Nueva Zelanda, Costa Rica, Fiji, Islandia, Noruega y Suiza.

Los países del ACCTS buscan avanzar para “remover los aranceles en bienes y servicios medioambientales, lo cual implica que serán más baratos en nuestros países, acelerando los procesos de incorporación a las economías”. En segundo lugar, quieren establecer disciplinas para eliminar los subsidios a los combustibles fósiles –como es el Plan Gas vigente en la Argentina hasta 2024--. “Se requiere en la OMC el uso de reglas de comercio sobre los subsidios a los combustibles fósiles, igual que como sucede en el caso de los subsidios a bienes industriales y en la agricultura”, indican. Por último, buscan promover la aplicación del etiquetado verde.

Por otro lado, hay una iniciativa en la OMC liderada por China para frenar el ingreso a ese país de residuos plásticos y electrónicos, lo cual viene trayendo problemas a otros destinos como Filipinas, Vietnam y Malasia. En el fondo, es una posición que choca con los Estados Unidos y Canadá, principales exportadores de esos residuos.

Por Javier Lewkowicz

24 de abril de 2021

Publicado enEconomía
Las multinacionales occidentales perdieron su guerra de las vacunas

Así como a comienzos de febrero la revista científica británica The Lancet validó la vacuna rusa Sputnik V, destacando que tiene una eficacia de un 91,6%, ahora el Ministerio de Salud de Chile emitió un informe que destaca los elevados resultados de la china CoronaVac.

Este informe coincide con la visita a Sudamerica de Juan González, principal asesor del presidente Joe Biden para la región. En Argentina y Uruguay no perdió tiempo para criticar las elecciones de ambos países de las vacunas Sputnik V y CoronaVac.

"El mercantilismo de las vacunas de Rusia y China es para ellos una iniciativa para avanzar con su influencia. Pero es muy poco porque no están organizando una respuesta global en la lucha contra la pandemia", dijo González en rueda de prensa en Buenos Aires.

En efecto, los países del norte han optado primero por el silencio ante las vacunas que no proceden de las multinacionales ligadas a sus naciones; luego comenzaron a denostarlas por su supuesta baja eficiencia y ahora acusan a Rusia y a China de querer utilizarlas para su beneficio geopolítico.

El Laboratorio Europeo de Anticipación Política (LEAP), un think tank situado en Francia, sostiene en su último boletín que existe una "cortina de humo, creada por un sistema de información centrado en EEUU, que nos separa a los occidentales, no solo de China, sino del resto el mundo".

Este sistema informativo ha hecho "creer que el bando occidental ganará (…) la guerra comercial, ideológica, tecnológica o incluso militar que Estados Unidos plantea a China". Sin embargo estima que esa posibilidad es más que dudosa.

La situación planteada por las vacunas contra el COVID-19 forma parte de esa política de desinformación, que ha llevado a la Unión Europea a dudar de la adopción de Sputnik V y CoronaVac, pese a que algunos países ya la están utilizando. En ese sentido, la difusión por el Ministerio de Salud de China de un amplio estudio sobre los resultados de la vacuna china, echa por tierra la campaña estadounidense.

El 16 de abril, el Ministerio de Salud de Chile entregó los resultados del primer estudioEfectividad de la vacuna CoronaVac con virus inactivo contra SARS-CoV-2 en Chile. El análisis abarcó 10,5 millones de personas, de los cuales, cuatro millones fueron inoculados entre el 2 de febrero y el 1 de abril de 2021 con la vacuna del laboratorio Sinovac. Su importancia es que no se trata de análisis clínicos, sino de los efectos reales de la vacunación de más de la mitad de la población del país.

Las primeras dosis de vacunas de CoronaVac llegaron a Chile en diciembre de 2020, iniciando un proceso de inoculación masiva que ya lleva más de dos meses. "Todo esto nos permite entregar hoy los resultados de este inédito estudio", dijo el ministerio.

Las autoridades agregaron que el estudio se irá actualizando mensualmente, en un escenario que contempla ya más de 12 millones de dosis administradas, de las cuales siete millones corresponden a inoculados con una dosis y cinco millones con dos dosis, lo que representa el 33,7% de la población que se pretende vacunar estimada en 15 millones.

El 90,1% de la población ha sido inoculada con CoronaVac y el 9,9%, con Pfizer-BioNTech.

Los resultados son claros. CoronaVac tiene un 67% de efectividad para prevenir COVID-19 sintomático; 85% de efectividad para prevenir hospitalización; 89% de efectividad para prevenir ingreso a unidades de tratamiento intensivo y 80% de efectividad para prevenir muerte, concluye el estudio realizado entre febrero y abril de este año.

Las cifras no son muy distintas a las que había difundido días antes el Instituto Butantan de Brasil, que asegura que CoronaVac (fabricada en Brasil con licencia e insumos chinos) tiene una eficacia del 62% en general, del 83,7% en los casos moderados y para casos graves fue del 100%. Además asegura que también es efectiva en las variantes brasileñas P1 y P2, que se presume son más infecciosas.

Para el director del Observatorio de la Política China, Xulio Ríos, "China está proporcionando vacunas a 80 países y tres organizaciones internacionales", entre los que se incluyen 26 países asiáticos, 34 países africanos, cuatro de Europa, 10 de América y seis de Oceanía, "una lista que crece día a día".

Además, China está suministrando ayuda a la Unión Africana, la Liga Árabe y las fuerzas del mantenimiento de paz de la ONU. "Las vacunas de Sinovac y Sinopharm podrían incluirse en la lista de uso urgente de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a fines de abril", estima Ríos.

Por otro lado, China viene cooperando con más de 10 naciones en su investigación, desarrollo y producción de vacunas. En opinión de Ríos, "que China esté en disposición de ejercer esta solidaridad, supone una novedad en la dinámica contemporánea de las relaciones internacionales. Lo normal sería alegrarse por ello. Y sin embargo, lo que abundan son los reproches".

La actitud de China, sigue Ríos, "fastidia por exhibir un nuevo estatus, equiparable o superior al de las grandes potencias mundiales. De la diplomacia de las mascarillas hemos pasado en un santiamén a la diplomacia de las vacunas. Y siempre en tono acusatorio. Tanto que ha derivado en una espiral incontrolada de incremento de las agresiones contra ciudadanos chinos en algunos países donde la obsesión por demonizar acabó destilando la xenofobia más repugnante".

Dos conclusiones se imponen. La primera es que EEUU está a la defensiva. En lugar de reconocer los desarrollos biológicos de potencias que considera enemigas, como Rusia y China, emprende campañas de difamación, lo que no hace más que revelar la precariedad de la situación de Washington que, poco a poco, van reconociendo todos los países del mundo. En América Latina, en concreto, sin las vacunas chinas y rusas no se podría estar avanzando hacia la inmunización de la población.

La segunda atañe a Europa. Como sentencia el LEAP, "la tutela estratégica estadounidense sobre Europa es el resultado de nuestros errores del siglo XX". Propone un camino diferente al alineamiento automático con EEUU, que podría ser la salvación europea.

"Europa se encuentra en una relativa posición de fuerza y en condiciones de negociar su autonomía estratégica jugando hábilmente con la dualidad del actual poder mundial". Sería penoso que, por el contrario, nos viéramos obligados a elegir un bando, lo que nos llevaría a nuevos errores y a terminar en una situación de debilidad estratégica, esta vez en beneficio de China".

Es evidente que las grandes multinacionales de un puñado de naciones ricas, que pretendían monopolizar la inmunización durante la pandemia, han perdido la posibilidad de dictar el comportamiento de la mayoría de los países del mundo.

Publicado enInternacional
Mucho dinero y poco fútbol: así es la Superliga que proponen varios equipos ricos en detrimento de los más modestos

La guerra en el fútbol europeo sólo acaba de empezar: FIFA, UEFA, Unión Europea, las federaciones y las ligas nacionales critican con dureza "este proyecto cínico" con el que los clubes más ricos de Europa esperan cuadruplicar sus ingresos en una competición cerrada que pone en riesgo el futuro de los equipos medianos y pequeños.

 

La decisión de crear una Superliga europea al margen de la UEFA por parte de doce de los mejores equipos europeos ha provocado un auténtico cisma en el mundo del fútbol. Tras este anuncio ya nada será igual.

La FIFA, la UEFA y las ligas nacionales se oponen a un proyecto que nace bajo la égida de Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. El principal organismo europeo amenaza con sanciones ejemplares para los equipos díscolos, expulsándolos de las ligas nacionales, y para los jugadores, impidiéndoles jugar con sus respectivas selecciones.

Las repercusiones de este anuncio traspasan las fronteras meramente deportivas y hasta la propia Unión Europea y gobernantes como el primer ministro británico, Boris Johnson, o el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se han manifestado en contra de un proyecto que amenaza con dinamitar el mundo del fútbol y que recibe bastantes críticas por insolidario hacia los equipos más modestos, que podrían ver reducidos no sólo sus ingresos sino incluso su proyección. Hasta el propio Gobierno español se opone.

¿Qué es la Superliga europea de fútbol?

Por ir al grano: doce de los clubes más importantes de España, Inglaterra e Italia, entre los que se encuentran Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid, han creado su propia competición al margen de la actual Liga de Campeones que organiza la UEFA. Junto a los tres clubes españoles, los fundadores de una Superliga que revoluciona el panorama futbolístico europeo son los italianos Milan, Inter de Milán y Juventus y los ingleses Liverpool, Manchester City, Chelsea, Manchester United, Arsenal y Tottenham.

Próximamente habrá tres equipos más invitados: los que los impulsores de esta iniciativa esperan contar con el París Saint-Germain francés y los dos principales equipos alemanes, el Bayern de Múnich y el Borussia Dortmund. De momento los equipos franceses y alemanes rechazan sumarse a este proyecto.

Un proyecto largamente preparado

Aunque el anuncio oficial se hizo este pasado domingo, el proyecto de crear una Superliga europea entre los clubes y más ricos y poderosos del continente es un sueño que viene gestándose desde hace al menos cinco años a través de la Asociación de Clubes Europeos (ECA, por sus siglas en inglés), descontenta desde hace tiempo con el reparto económico de la la actual Liga de Campeones de la UEFA y hasta con el propio formato de la competición. En los últimos meses los rumores sobre que la inminencia de la Superliga habían crecido hasta convertirse en un ruido ensordecedor.

Según el comunicado distribuido por la Superliga, cuyo presidente es Florentino Pérez, la competición contaría con 20 participantes: los doce que ya se han sumado al proyecto, los otros tres que que se quiere incorporar, más cinco equipos que se clasificarán anualmente en función de su rendimiento y que irían rotando en función de sus logros deportivos.

Los equipos serán divididos en dos grupos de diez y disputarán partidos de ida y vuelta. Los tres primeros de cada grupo se clasificarán automáticamente para los cuartos de final, mientras que los que acaben en cuarta y quinta posición de cada grupo jugarán un playoff adicional a doble partido. La final será en mayo en una sede neutral.

¿Cuándo empezaría a jugarse?

Los partidos se jugarán entre semana y la primera edición se iniciaría el próximo mes de agosto de este año. Es, por tanto, iniminente.

Diferencias con la actual Liga de Campeones

En el plano deportivo, la principal diferencia es que la Superliga sería una competición semicerrada en las que 15 equipos tendrían plaza asegurada año tras año y otros cinco rotarían en función de sus méritos deportivos. Muchos equipos que actualmente juegan la Liga de Campeones ni tan siquiera podrán aspirar a entra en esta nueva competición y eso implica que muchos países europeos se quedarían sin representación. El actual formato de la Liga de Campeones, cuyo formato se quiere cambiar a partir del año 2024, reúne a 32 clubes distribuidos en ocho grupos de cuatro en su primera fase, una vez superadas las rondas previas, si bien la reforma que se presentará este lunes eleva ese cupo a 36 conjuntos a partir de 2024.

¿Habrá Superliga femenina?

La intención de la Superliga es comenzar con el formato para el fútbol masculino y ayudar "al avance y desarrollo del fútbol femenino", iniciando también la competición "tan pronto como sea posible", según afirma en el comunicado.

El reparto del dinero: la clave de todo

La principal (y casi única) razón por la que nace esta competición es la económica y así lo reconoce la nueva superliga en su comunicado oficial. "La creación de la nueva Liga se produce cuando la pandemia mundial ha acelerado la inestabilidad del actual modelo económico del fútbol europeo. [...] La pandemia ha desvelado que una visión estratégica y un enfoque comercial son necesarias para aumentar el valor y las ayudas en beneficio de la pirámide del fútbol en su conjunto", reza el comunicado.

En este momento de crisis los grandes clubes buscan desesperadamente mayores ingresos que apuntalen su economía y para ello necesitan jugar más partidos y contra rivales de su nivel, para captar la atención del público. Se trata de hacer negocio entre ellos y ser aún más ricos a costa de los que no lo son tanto. Con este nuevo formato esperan triplicar y hasta cuadruplicar en el mejor de los casos lo que ingresan actualmente con la Liga de Campeones. Los clubes impulsores de la iniciativa afirman que recibirán un primer pago en una vez de 3.500 millones de euros, "dedicado únicamente a acometer planes de inversión en infraestructuras y compensar el impacto de la pandemia de la Covid".

Además, los equipos participantes se repartirán otros 4.000 millones de euros al año. Los ingresos se repartirán en función de los méritos deportivos Se habla de que el campeón podría ganar hasta 400 millones de euros y que cada equipo recibiría un mínimo de 300 millones de euros al año por participar. Algunos equipos ya están recibiendo los beneficios: las acciones de la Juventus han subido un 13% este lunes tras anunciar el equipo italiano que jugará la Superliga.

¿Quién pone el dinero para la Superliga?

El dinero llegaría a través de la venta de los derechos televisivos. El banco de inversión JP Morgan es la entidad financiera que está detrás del proyecto de la Superliga.

Más dinero que en la Liga de Campeones

"Los pagos de solidaridad serán mayores que los actualmente generados por el sistema europeo de competición y se prevé que superen los 10.000 millones de euros a lo largo del periodo de compromiso de los clubes", afirma el comunicado de la Superliga.

Actualmente, las competiciones de clubes de la UEFA generan 3.250 millones de euros. De esos 295 millones de euros se destinan a costes organizativos y se reservan otros 227,5 millones de euros para pagos de solidaridad. De los ingresos netos resultantes, 2.730 millones de euros, el 6,5% se reserva para el fútbol europeo y permanece en manos de la UEFA y se reparten, 2.550 millones de euros entre los clubes participantes: 2.040 millones de euros se reparten entre los clubes que compiten en la la Liga de Campeones y la Supercopa y los otros 510 millones de euros en la UEFA Europa League. Es menos dinero y a repartir entre más equipos. Sirva como ejemplo que el Bayern de Múnich, campeón en 2020 de la Liga de Campeones, se embolsó poco algo más de 100 millones de euros y que en 2019 el equipo que más dinero ganó con la Liga de Campeones fue el Barcelona, que se embolsó de 117 millones. La diferencia es notable.

¿Cómo afecta la Superliga al fútbol más modesto?

 La gran duda que genera la Superliga el impacto que va tener en el resto de clubes y, sobre todo, cómo va a afectar a las competiciones nacionales, la Liga y la Copa. Es indudable que la Superliga supone un problema al resto de clubes, tanto desde el punto de vista deportivo como económico.

En el aspecto deportivo, son fundados los temores de que la Superliga implique una devaluación de las ligas nacionales. Aunque la Superliga dice que las dos competiciones son compatibles y que los grades equipos jugarán las dos, lo cierto es que la liga española perdería interés, con el Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid más centrados en la competición europea. Hay quien augura que la devalución de la Liga supondría menores ingresos económicos por los derechos televisivos y por tanto menos dinero a repartir entre los equipos españoles. 

En la temporada 2019-2020los veinte equipos de Primera División se repartieron 1.417 millones de euros de los derechos televisivos de los en torno a 2.000 millones que ingresó la Liga de Fútbol Profesional (LFP). El reparto, sin embargo, es desigual: Con 165 millones, el Barcelona fue el que más ingresó en el reparto de los derechos de televisión, mientras que el Real Madrid, campeón del torneo, se quedó en 156,2 millones de euros. El Atlético de Madrid llegó a los 124,2 millones. Los que menos ingresaron fueron Osasuna, Valladolid y Granada, con 47,1 millones de euros. Si los ingresos de la Liga decaen, también decaerán los ya de por sí bajos ingresos de los equipos más modestos. Y ellos no tienen una Superliga europea a la que agarrarse.

Rechazo generalizado: desde la UEFA a la Unión Europea

El esperado anuncio de la creación de la Superliga ha provocado numerosas reacciones y una oposición frontal de UEFA y la FIFA, las federaciones nacionales y de las ligas afectadas, la inglesa, la española y la italiana, que emitieron un comunicado para "detener este proyecto cínico". Hasta la propia Unión Europea ha criticado abiertamente el proyecto: "No hay margen para reservarlo a los pocos clubes ricos y poderosos que quieren romper los vínculos con todo lo que representan las asociaciones: ligas nacionales, ascensos y descensos y apoyo al fútbol aficionado de base", ha dicho el vicepresidente de la Comisión Europea para la Promoción del estilo de vida europeo, Margaritis Schinas.

Tampoco se ha quedado callado el Gobierno español. El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, ha dejado clara la posición del Gobierno: no apoya la creación de esta competición. El Gobierno entiende, según reza el comunicado, que esta competición ha sido ideada sin contar con las instituciones representativas del fútbol.

Pero la condena más contundente ha sido la del presidente de la LFP, Javier Tebas, quien no se ha mordido la lengua: "Al fin van a salir del bar de las cinco de la mañana, de la clandestinidad, los gurús de la superliga de powerpoint, embriagados de egoísmo e insolidaridad. La UEFA, las ligas europeas y LaLiga llevamos tiempo trabajando en este momento y tendrán su debida respuesta". Habrá que estar atentos a los siguientes movimientos. La guerra en el fútbol europeo sólo acaba de empezar.

madrid

19/04/2021 14:50 Actualizado: 19/04/2021 18:38

Jorge Otero Maldonado@jorgeotero99


 

El banco aportará 4.200 millones de dólares para el nuevo torneo

JP Morgan, el respaldo financiero de la Superliga europea

El banco de inversión estadounidense JP Morgan anunció este lunes que correrá a cargo de financiar el proyecto de Superliga europea de fútbol, que fue propulsado por una docena de los clubes más poderosos del continente y que generó una seria controversia con la FIFA y la UEFA. La información fue confirmada en Londres por un vocero de esa entidad financiera a la agencia de noticias AFP.

"Puedo confirmar que hemos financiado la operación", se limitó a declarar a la AFP un portavoz del banco en Londres, sin revelar más detalles al respecto. Sin embargo, diversos medios europeos estimaron que el aporte del banco de inversión llega a 3.500 millones de euros (unos 4.200 millones de dólares), en concordancia con información que brindaron los clubes.

De acuerdo a lo que comunicaron los 12 clubes fundadores en la declaración de lanzamiento que hicieron el domingo, esa inversión será para compensar las pérdidas por la pandemia y para mejorar las infraestructura. "A cambio de su compromiso, los Clubes Fundadores recibirán, en conjunto, un pago de una sola vez de 3.500 millones de euros dedicado únicamente a acometer planes de inversión en infraestructuras y compensar el impacto de la pandemia del COVID", dice parte del comunicado que publicó el Real Madrid para anunciar la creación del nuevo certamen. 

Los clubes disidentes estiman que en el futuro podrán recibir hasta 10.000 millones de euros, cuando se comercialicen los derechos de televisación, imagen y merchandising, entre otros ingresos.

Publicado enInternacional
El ganado pasta junto a una zona quemada por un incendio en la selva amazónica, en el estado de Pará, Brasil. — João Laet / AFP

Una investigación de la fundación Rainforest Norway detalla cómo la mayor parte del cuero para asientos y salpicaderos de coches proviene de la industria ganadera que se asienta sobre terrenos deforestados.

La deforestación de la Amazonía no cesa. Ni siquiera la pandemia logró frenar la explotación de los bosques, llegándose a alcanzar en 2020 la cifra de hectáreas pérdidas más alta de los últimos 12 años, según las autoridades brasileñas. Tras este ritmo de devastación hay diversas prácticas económicas que se reparten los recursos de este pulmón verde a su antojo. Entre ellas, la industria del automóvil y las grandes compañías de automoción europeas. Así lo apunta un informe de la Fundación Rainforest Norway en el que se establecen los vínculos entre las marcas de coches y la pérdida de biodiversidad amazónica de Brasil para la cría de ganado y fabricación de pieles.

Así, las cinco grandes compañías de automoción de Europa –Grupo Volkswagen, Grupo BMW,  Daimler (Mercedes Benz-Smart), Grupo PSA y Grupo Renault– compraron cuero para salpicaderos, asientos y otras partes de sus coches a proveedores que compran las pieles a empresas ganaderas que expanden la cría de vacuno sobre terrenos deforestados. Según los datos de la investigación, cerca del 80% del cuero de producido en Brasil se exporta, en su mayoría a China e Italia, que es donde se asientan las principales compañías de transformación de pieles. De ese porcentaje de pieles que el país latinoamericano envía al exterior, cerca de la mitad estarían destinadas a la fabricación de componentes estéticos para vehículos.

La publicación investiga diez curtidurías que exportan pieles a fabricantes de cuero para vehículos en Europa. De estas, al menos siete utilizaron en los últimos dos años pieles procedentes de bovinos criados en 3,05 millones de hectáreas arrasadas en la Amazonía.

En los dos últimos años, la cadena de valor de las grandes compañías ha sumado una importante cantidad de hectáreas deforestadas debido a la procedencia de los cueros utilizados en las fábricas europeas. En ese sentido, los cálculos de la investigación revelan que el Grupo Volkwagen y el Grupo BMW llevarían asociada a su producción la deforestación de 3,5 millones de hectáreas de Amazonía brasileña. Daimler, por su parte, 2,5 millones de hectáreas; Grupo PSA sumaría 2,1 millones de hectáreas; y Grupo Renault 1,7 millones de hectáreas.

Nuria Blázquez, responsable del área de Internacional de Ecologistas en Acción, denuncia que "la transparencia y la trazabilidad" en las cadenas de suministro de pieles "son inexistentes". "Es muy probable que las empresas que compran cuero a los principales proveedores brasileños compren cuero de vacas que han pastado en tierras deforestadas", agrega, para defender que "nadie puede demostrar que el cuero que compra no esté ligado a la deforestación".

Y es que, tal y como informa la investigación de Rainforest Norway, los códigos de importación de pieles se modifican cuando se refina en el primer país de destino. Esto quiere decir que la piel brasileña que se refina, por ejemplo, en Italia, puede ser exportada de nuevo como cuero italiano, difuminándose aún más la trazabilidad de los productos.

Por otro lado, ninguna de las cuatro principales empresas que se reparten el grueso del mercado internacional de asientos para coches –Adien, Lear, Faurecia y Toyota Boshoku– tienen políticas específicas para atajar el problema de la deforestación vinculada a al negocio del cuero.

Desde Rainforest Norway y Ecologistas en Acción, reclaman que las compañías de automoción adopten una política de responsabilidad en toda la cadena de suministro no más tarde de finales de 2021, con el fin de erradicar la deforestación que lleva asociada. "Las empresas deberían exigir que sus proveedores estén libres de deforestación en todas las operaciones", reza el informe. Asimismo, los autores de la investigación piden a los bancos que cesen de financiar a empresas de automoción o de la industria del cuero cuya cadena de producción esté manchada por la devastación de masas de bosque.

Para ello, exigen a la Unión Europea y a los gobiernos nacionales que apliquen leyes más estrictas que impidan que productos de este tipo entren en el mercado europeo con sanciones para las empresas que lo hagan

madrid

19/04/2021 09:59

Por Alejandro Tena@AlxTena

Publicado enMedio Ambiente
Cuba, el congreso del Partido y más continuidad

El VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba escenificará el retiro de la vieja guardia y del propio Raúl Castro. Pero en Cuba se habla de muchas otras cosas: de la unificación monetaria, la pandemia, las vacunas cubanas, la crisis y la posibilidad de sacrificar ganado después de casi 60 años de prohibición. El «congreso de la continuidad histórica» resume las tensiones entre inercias y cambios.

La gente en La Habana habla. Habla de todo. Habla mucho, por ejemplo, del rebrote del covid-19, que en los últimos dos meses ha alcanzado cifras que rondan el millar de contagios diarios, cuando nos habíamos habituado a contar menos de 100. Habla del anuncio de supuestas medidas adicionales de restricción por la pandemia, más cierres, más controles. Habla del vecino que ha dado positivo y está ingresado, el pobre. Habla, claro que habla, de los diversos candidatos vacunales cubanos, apuesta por ellos y los espera como la tabla de salvación.

También habla, ahora mismo, de que el gobierno cubano, luego de casi seis décadas de prohibición, autorizará a los ganaderos del país a sacrificar reses para comerciar la carne y les dará facilidades para vender la leche. Y eso no es cualquier cosa: en Cuba por sacrificar una vaca recibías una condena peor que las de la India. Podías ir 20 años a la cárcel, mucho más tiempo que por ciertos homicidios. Claro, se podrá vender carne y leche pero… con controles. En Cuba todo se regula, se controla, aunque luego se recontrarregula y se descontrola, como la transmisión de la epidemia. El problema es que en Cuba, que llegó a ser un país exportador de carne, no quedan muchas vacas.

La decisión de «liberar» las reses llega envuelta en un paquete de 63 medidas de las que, se asegura en medios oficiales, «30 son consideradas de prioridad y otras de carácter inmediato, para estimular la producción de alimentos en la nación», algo que, como lo habla la gente, es un problema cada vez mayor. Entre esas medidas se incluyó además la reducción de la tarifa eléctrica a los productores de alimentos, luego del aumento de precios decidido por el gobierno.

Se habla, y mucho, de que el dinero no alcanza. Al fin se realizó la tanto tiempo esperada y mil veces anunciada unificación monetaria que sacó del juego a los llamados pesos convertibles (CUC), que tenían una cierta equivalencia con el dólar (USD), pero que se cambiaban a 24 pesos cubanos (CUP) por CUC… pero también a 12, o uno a uno, según la instancia comercial o administrativa que realizara el canje, dando como lógico resultado que nunca se sabía a ciencia cierta cuánto costaba o valía algo. Así funcionaba (o pretendía funcionar) la economía nacional.

Ahora se ha fijado el cambio oficial de un dólar en 24 CUP, para no devaluar demasiado la moneda cubana. Y se han quintuplicado o más los salarios estatales y las pensiones en CUP, mientras se han septuplicado o mucho más los precios de los productos en las tiendas del Estado. Sin embargo, como esas tiendas del Estado están desabastecidas y frente a ellas se producen largas colas que pueden llevarle al pretendido comprador cinco, seis horas, a sol y lluvia y sin baño donde hacer sus necesidades (de eso también se habla, muchísimo), el mercado negro del cambio de divisas les ha dado a dólar y al euro valores más reales: unos 48 pesos por dólar y 56 pesos por euro. Y subiendo.

Se habla, por supuesto, de que el presidente Joe Biden ni nos ha mirado. Se esperaban algunos cambios en las medidas muy restrictivas que aplicó la administración anterior, que recrudeció las leyes del embargo, prohibió prácticamente el envío de remesas desde Estados Unidos a Cuba, cerró el consulado de La Habana y complicó la posibilidad de viajar a los cubanos con familias al otro lado del Estrecho de La Florida. Hoy en día, para aspirar a un visado, el ciudadano cubano debe ir a un tercer país. Guyana, por ejemplo. Y cuando habla del tema, la gente se pregunta: ¿Biden en más de lo mismo? Hasta ahora, para los cubanos, parece que sí.

Pero se habla, sobre todo, de que la «cosa» está mala. De que la economía está en crisis con la paralización del turismo y la ineficiencia tradicional, del incremento de las actividades de la disidencia, de que la vida es cada vez más cara y la gente no sabe cómo arreglárselas. Hasta el propio presidente de la República, Miguel Díaz-Canel, lo dice cuando reclama soluciones inmediatas, pues hay urgencia, no hay tiempo para los plazos largos.

Y aunque también se habla del VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba, creo que se le dedican menos palabras, comentarios, pensamientos de los que por lógica debería provocar. Incluso en los medios oficiales, regidos por el Partido, estoy casi seguro de que se ha hablado mucho menos que otras veces. Apenas se sabe que se discutirá en el Congreso de «la actualización de la Conceptualización del Modelo Económico Cubano de Desarrollo Socialista y de la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución». O sea, se volverá a hablar de lo que ya se habla.

Se dice, además, que el Congreso traerá cambios. Pero solo sabemos con certeza de que habrá uno, y lo conocemos desde hace varios años: el general Raúl Castro dejará su puesto como secretario general y lo entregará al actual presidente de la República.

¿Qué implicará ese cambio? La gente no lo sabe y apenas especula sobre el tema. Ya se sabe, porque se ha dicho, que el Congreso será un ejercicio de continuidad, de reafirmación de la irreversibilidad del socialismo en Cuba, o sea que en esencia se dirá que se mantendrán las mismas formas de gobierno, política y de organización social existentes en estos momentos.

Si hubiera más información sobre qué podría traer la reunión del máximo órgano de decisión del país, quizás la gente hablaría mucho más. Pero el secretismo es parte del sistema político cubano. No obstante, se supone que el relevo de generaciones históricas no implicará un relevo esencial de prácticas políticas, aunque ya en el plano económico, como he relatado antes, se han ido introduciendo transformaciones, pues el país atraviesa una de sus peores crisis financieras, de producción y de suministros, no tan profunda como la de los años 1990, pero bastante cercanas.

Con menos expectativas en el ambiente de lo que tal vez debería generar la reunión del partido único y gobernante en Cuba, sería deseable que el Congreso en marcha (entre el 16 y el 19 de abril) diera muchos más temas de los que hablar, especular, resultados que esperar. Que como resultado del cónclave se sacudieran más y mejor unas estructuras económicas que han demostrado estar plagadas de mecanismos y leyes disfuncionales (como las que provocaron el empobrecimiento de la masa ganadera del país) o la tan demorada unificación monetaria, que llegó cuando no podía esperarse más y fue en el peor momento económico de la nación (por solo citar un par de ejemplos a partir de lo antes mencionado), cambios que traigan más esperanzas a una población que vive una etapa de infinitas dificultades, agravadas por la presencia de la pandemia, que ha alterado el equilibrio económico del mundo, no solo de la isla.

En el plano simbólico, el Congreso marcará un cambio histórico en Cuba, cuando por primera vez en seis décadas no sean ya Fidel y Raúl Castro los líderes al mando. En los últimos años, y más en los meses recientes, la presencia pública del general Raúl Castro se hizo muy esporádica, mientras la del presidente Díaz-Canel alcanzó niveles de visibilidad que ni siquiera sostuvo Fidel (según recuerdo). Por lo tanto, habrá que ver si en lo real el traspaso de poderes es completo y qué significaría de cara a las nuevas realidades del país y del mundo. Aunque, repito, se habla de continuidad, solo continuidad.

Una gran campaña de vacunación contra el covid-19, con vacunas creadas en Cuba, puede ser un gran legado del VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba, en este mes de abril de 2021. La salida del panorama político activo de Raúl Castro lógicamente que entraña un vuelco histórico más o menos visible en lo inmediato. Pero la gente necesita más. No solo para hablar, sino para vivir mejor. Creo que después de tantos sacrificios, los cubanos nos lo merecemos.

Y con urgencia, no con soluciones a largo plazo que a veces ni siquiera han llegado, perdidas en el tiempo, en el espacio, en la ineficiencia y en el olvido. 

Publicado enInternacional
Sábado, 17 Abril 2021 06:04

Patriarcado postmoderno y liberal

Patriarcado postmoderno y liberal

Ni la explotación de la prostitución y la pornografía y los vientres de alquiler son fenómenos nuevos, pero lo cierto es que a partir de la ideología postmoderna y liberal, en la que las decisiones individuales pasan por encima del concepto del bien común, sin importar que esas decisiones individuales perpetúen estereotipos que reducen a las mujeres y a las niñas a objetos transables, comprables, vendibles o rentables, se han desatado niveles profundos de explotación salvaje y despiadada, en negocios multibillonarios cuya materia prima son los cuerpos de las niñas y las mujeres, bajo el falaz argumento del libre consentimiento.

 

Llega a tal grado el descaro del patriarcado que a estas actividades ilícitas se les justifica con el ridículo argumento de que las mujeres decidimos y consentimos, por supuesto dejando a un lado que la dignidad, la integridad, la seguridad de las mujeres no son bienes jurídicos disponibles, por lo que el argumento de consentimiento no es válido bajo ninguna circunstancia y mucho menos si hay pobreza, falta de oportunidades, eventos de violencia, o cualquier otra condición que coloque a las mujeres en situación de vulnerabilidad y mucho menos frente a negocios globales de millones de dólares, con la complicidad de muchos gobiernos y la corrupción de muchos funcionarios públicos.

Pero, lo más grave es que existen grupos de “feministas” enajenadas por ideologías patriarcales, pseudofeministas institucionales o enajenadas por las teorías queer que se olvidan de que el sujeto político del feminismo son las mujeres y que tanto en la prostitución, en la pornografía y en los vientres de alquiler se interseccionan elementos coloniales y discriminatorios que representan formas graves de violencia contra las mujeres, incluso el feminicidio.

La prostitución, la pornografía y los vientres de alquiler benefician a grandes empresas globales del ciberespacio, degradando los cuerpos y las funciones reproductivas de las mujeres y ordenando bebés por contrato y promoviendo la donación comercial de óvulos, incluso el turismo sexual y el reproductivo, a los ojos del mundo, promoviéndolos en redes sociales y en páginas web, como el portal más grande de pornografía Porhub y sus filiales de Mindgeek, que también opera YouPorn, Brazzers y una treintena de plataformas.

En un video porno titulado “Escort de Zona Divas mamando verga”, como muchos de los que pululan en la página de PornHub. Una joven realizando sexo oral a un pene anónimo. Sumisa frente a la cámara que la graba, complaciente. Un video que parece de aficionado, pero quizá no lo es. La escena dura 18 segundos, y en al menos tres años ha sido vista más de 212 mil veces.

La mujer del video era una joven proveniente del Chaco argentino, una de las zonas más pobres de aquel país. Llegó a Ciudad de México y fue víctima de feminicidio tres años atrás, durante la ola de asesinatos de mujeres en condición de prostitución vinculadas al portal Zona Divas. Aunque ella fue asesinada de manera muy violenta y su caso se difundió en los medios, el video sigue en línea, como lo informa Lydiette Carrión, en su artículo “Zona Divas en Pornhub”, publicado en Pie de Página el pasado 3 de marzo del presente año, en su columna Brechas.

Donde también señala que: El perfil que subió el video se describe así: “Soy un hombre de Calexico al ke le encanta coger putas!! Ya sean del Hong Kong Adelitas, Amnesia o de páginas de escorts como Solo Divas, Zona Divas, Musas […] y también de en vez en cuando grabarlas en secreto mientras me las cojo”.

Hasta la fecha, este perfil ha subido más de 70 videos, muchos de ellos parecen haber sido grabados sin que las mujeres supieran. Videos con las etiquetas de Zona Divas, nombres de escorts, de antros.

Cada “click” al video de Karen genera ganancias: dinero a la plataforma de Xvideo, o PornHub, que tiene más de un millón de visitas diarias, dinero a la persona o grupo que lo puso en línea, dinero a los que se anuncian en la página. Todos ganan, por supuesto, menos Karen. Así se configuraría la trata de personas; explotada antes de su asesinato por el crimen organizado de Ciudad de México; y explotada después por el más grande emporio de pornografía del mundo.

Y lo más grave es que aún así, hay grupos que se dicen feministas que argumentan que ella consintió y que lo hacía porque era mejor estar en la prostitución que quedarse en su pueblo, que ahí ganaban más, ignorando las condiciones de vulnerabilidad que la obligaron a viajar a México para ser explotada sexualmente por la delincuencia organizada y también por las páginas de pornografía.

Mindgeek prácticamente ostenta el monopolio de la pornografía en la red. Genera ganancias incalculables; cantidades que mujeres que aparecen en el sitio, como Karen, jamás vieron.

PornHub ocupa el lugar número 35 en cuanto a sitios más visitados del mundo. Apenas tres lugares por detrás aparece XVideos, donde la etiqueta “zona divas” cuenta con varios videos grabados a escondidas en hoteles, entre ellos, el de Karen.

PornHub y Xvideos “son sólo las dos propiedades más destacadas de un enorme abanico de webs para adultos que prácticamente dan a MindGeek una posición cercana al monopolio sobre el negocio”, explicó en 2018 José Manuel Rodríguez, un periodista especializado en asuntos digitales.

Pero como dijo Kate Millet,  «Ninguna institución lograría mantener su dominio si no contase con fieles coadjutores y abnegados cómplices»

Como dice la Plataforma Abolicionista de Badajoz, en su artículo “Las mujeres que apoyan a estos hombres”, publicado en Tribuna Feminista el pasado 3 de abril de 2021, que dice: “Encontramos acólitas que no quieren perder su posición de poder aunque eso signifique traicionar a su clase sexual, falsas feministas que dicen apoyar las luchas contra la violencia hacia las mujeres pero, eso sí, sólo aquellas violencias que les interesan y cuando les interesan, para prosperar y sacar rédito… No se puede ser feminista si se ignora que la sociedad patriarcal en la que vivimos se ha levantado sobre la esclavitud sexual y reproductiva, sobre el trabajo de cuidado doméstico de las mujeres. Este es el origen y la causa de nuestra opresión. La consecuencia es la imposición del género, para mantenernos en un lugar subordinado. El género es nuestra mordaza, no es una identidad, no es una performance, no se elige. El género es sumisión, es violencia contra las mujeres… Participan, activamente unas, por egoísmo o ignorancia otras, en desposeernos de todos nuestras herramientas legales, duramente conseguidas, aplaudiendo y celebrando el “avance social” que supone borrarnos como mujeres, incluso a las lesbianas, para el beneficio de los hombres, el neoliberalismo y el patriarcado.

Luego están las alienadas, con esas ya cuenta el sistema. Son esas mujeres que aún no han abierto los ojos, siguen viviendo en un Matrix patriarcal y piensan que lo que les pasa es culpa suya, que los hombres las protegen, que ellos son sus iguales, que todo lo que un hombre diga hay que creerlo. Sobre todo si dice estar sufriendo, entonces hay que ayudarlo sin pensar más. Entramos a formar parte o incluso constituimos grupos de activismo feminista bajo el 8M o Círculos Feministas de los que nos hemos salido, no indemnes, para poder sobrevivir a la violencia que el transgenerismo queer introdujo en ellos. Grupos de Feminismo que, en sus principios, como algo incuestionable, estuvo siempre el cuidado de la otra, el crear un espacio seguro de activismo, crecimiento y debate. De pronto asistimos a la incorporación, en estos espacios, de ideas y mujeres que exigían la inclusión de aquellos de quiénes habíamos huido, de nuestros agresores, de quien ya no nos fiábamos. Hombres que se colaban en el manifiesto como sujetos de nuestra lucha, que nos obligaban a incluir sus demandas y a soportar su presencia y sus discursos, disfrazados de falsa discriminación y derechos humanos. Compañeras que prefieren abandonar a las de su propio sexo para cuidar a estos hombres.

Por último, las mujeres que apoyan a estos hombres transexuales, transgénero, género fluido, etc, dando por válido que son mujeres si ellos afirman serlo y estimando que su defensa está por encima que la unión con sus hermanas, dicen sentir pena porque son hombres que sufren. Explican que su malestar viene del hecho de no haber nacido mujeres. Ignoran nuestras compañeras el sufrimiento de ellas mismas y de todas nosotras, de las que sí hemos nacido mujeres en un mundo patriarcal. Ellas dirán que no, que en el Feminismo todo cabe, que no hay que ser excluyente. Pero ¿se puede luchar contra el opresor dejándole que entre en nuestras filas, haciendo nuestras sus reivindicaciones? Me parece que no. Ignoran también las mujeres transincluyentes que, la disforia o incongruencia de género en los hombres no es un sufrimiento mayor que el que padecemos las mujeres por nacer mujeres.

Ignoran que la autoginefilia, la autoexcitación erótica con el propio cuerpo con aspecto femenino, es ampliamente reconocida como causa de la transexualidad en los hombres. Defienden una vez más las supuestas necesidades y libertades sexuales de los hombres por encima de los derechos de las mujeres. Son muchas «ignorancias» para que una mujer que tiene inteligencia media pueda pasarlas por alto. Más bien cierran los ojos y se tragan la pastilla azul, porque eso es más fácil que enfrentarse a la dura realidad.

Nuestras compañeras transincluyentes están introduciendo las luchas por las libertades sexuales, que ya tenían su espacio en los movimientos LGTB, en la lucha Feminista. ¿Vamos a acabar con el patriarcado cuando todas las personas puedan decidir su identidad de género o puedan elegir qué, cómo o con quién van a tener relaciones sexuales? Me temo que no. De todo esto saldremos perjudicadas las mismas de siempre, las mujeres, que aún no hemos levantado cabeza y ya nos la están pisando, con el silencio y la complicidad de muchas de nuestras hermanas”.

Pero, también con la complicidad de las autoridades y los legisladores. En el borrado de las mujeres hay muchos intereses, el primero destruir al movimiento feminista.

Por Teresa C. Ulloa Ziáurriz | 17/04/2021

Publicado enSociedad
Página 1 de 40