MÚSICA DESDE OTRAS COORDENADAS

El nuevo reto de Wikipedia: crear un idioma universal

La Wikipedia se ha convertido en la mayor enciclopedia de la historia. Es editada 350 veces por minuto y leída más de 8000 veces por segundo. A ella acceden 1.500 millones de dispositivos únicos mensualmente y se lee más de 15.000 millones de veces cada mes. Su próximo reto: crear un lenguaje universal para hacerse aún más grande.

 

El futuro empezó el 1 de abril de 2020. Ese día, el informático Zdenko Vrandecic hizo pública su visión: conseguir que Wikipedia –la enciclopedia on-line– no solo sea diez veces más grande, sino también más fiable y más actualizada. Wikipedia Abstracta es el nombre del proyecto. Por su objetivo y por la fecha en la que se publicó, el Día de los Inocentes en el mundo anglosajón, la idea de una Wikipedia abstracta casi suena a broma: lo que este informático quiere es inventar una especie de lenguaje universal. De esta manera, todos los artículos de la Wikipedia escritos, por ejemplo, en inglés podrían leerse también en suajili, y a la inversa.

A Vrandecic, un informático de 42 años, en el mundillo especializado se lo conoce como ‘Denny’. Nos recibe de buen humor y rodeado de cajas. Acaba de dejar su trabajo en Google y se ha trasladado a la localidad de Berkeley para centrarse en su nuevo proyecto, ahora como empleado de la Fundación Wikimedia.

El gigantesco libro de consulta on-line que es la Wikipedia comprende hoy más de 55 millones de artículos, 100 veces más entradas que la mayor enciclopedia impresa de todos los tiempos. En total hay más de 300 Wikipedias en diferentes idiomas y dialectos, desde el albanés hasta el yoruba y el zulú, pasando por el escocés y el yidis.

Pero ese tamaño y esa variedad engañan, advierten los expertos. El crecimiento explosivo ha quedado atrás, el número de contribuyentes activos se ha estancado. La fiabilidad de las entradas va en aumento, pero a cambio de una maraña de reglas que se lo ponen muy difícil a los nuevos autores. La mayoría de las entradas están elaboradas por hombres blancos procedentes de sociedades ricas. Los Países Bajos, por ejemplo, tienen más autores que toda África.

El objetivo es evitar la falta de diversidad. La mayoría de las entradas están hechas por hombres blancos de sociedades ricas. Los Países Bajos, por ejemplo, tienen más autores que toda África

La versión más grande es la de lengua inglesa, con más de seis millones de entradas. La alemana, con unos 2,5 millones de artículos, ocupa la segunda posición. Pero sorprendentemente hay más de un millón de entradas redactadas solo en alemán que carecen de versión en inglés. Versiones en otros idiomas están igualmente aisladas unas de otras, son como islas en un vasto océano.

Y eso es lo que quiere cambiar Vrandecic: desea que todas las entradas de la enciclopedia sean accesibles a todo el mundo, que todas las personas puedan disfrutar del conocimiento atesorado por la humanidad, incluido el de las regiones más apartadas del planeta.

El fracaso y las burlas

Cuando Wikipedia nació, esta idea habría sido impensable. La enciclopedia on-line llegó a Internet el 15 de enero de 2001, hace ya 20 años. Todo empezó con un fracaso. Jimmy Wales, hombre de negocios estadounidense, dirigía desde Florida una especie de revista en línea dirigida al público masculino llamada Bomis, con contenidos de deporte y erotismo. Esta base le permitió crear en el año 2000 una enciclopedia comercial on-line bajo el nombre de Nupedia. Pero la cosa no funcionó. Así que Wales abandonó su idea de negocio y transformó la enciclopedia en un proyecto amateur voluntario. Y llegó la sorpresa: empezó a crecer a un ritmo increíble.

Al principio, la Wikipedia era objeto de muchas burlas, «el equivalente académico a un Big Mac», decían. Pero, para pasmo de los críticos, los estudios demuestran que los artículos de la Wikipedia tienen una fiabilidad similar a los de la Encyclopædia Britannica. Los servidores de Wikipedia están gestionados por la matriz Wikimedia, una organización sin ánimo de lucro con sede en San Francisco y que se financia mediante unas donaciones que alcanzan un valor de 110 millones de dólares al año.

Sin embargo, aunque la Wikipedia es un éxito, muchos de sus problemas siguen sin resolverse. «La mayoría de las entradas están redactadas de una forma enrevesada –se lamenta Vrandecic–. El otro día estaba con mi hija en el parque, y por curiosidad me puse a mirar la entrada de ‘margarita’. Solo entendí la mitad porque no tengo un doctorado en Biología».

Como la comunidad de autores voluntarios no parece tener ganas de simplificar los textos, Vrandecic confía en que su programa de traducción sea capaz de elaborar versiones sencillas de una forma automática.

Vrandecic es un hombre polifacético. En la universidad estudió una dupla de carreras tan poco habitual como Informática y Filosofía. Y más tarde desarrolló Wikidata, una base de datos puros. Wikidata se usa de forma global, independientemente de cada idioma. La intención de Vrandecic es extender el principio en el que se basa Wikidata a artículos enteros de la enciclopedia.

Las ‘alucinaciones’

¿Y por qué no recurre a programas de traducción automáticos, como Google Translate? «Solo funcionan bien si los dos idiomas cuentan con enormes cantidades de textos en formato legible por máquina», responde. Cuanto menor es la cantidad de textos digitalizados, mayor es la cantidad de morralla que producen. En el mundo especializado se suele hablar de ‘alucinaciones’ para referirse a esos resultados que no tienen ni pies ni cabeza.

Por eso, Vrandecic está desarrollando algo tan ambicioso. «Queremos formular las entradas de la Wikipedia de manera que sean independientes de un lenguaje natural –dice–. Tomemos, por ejemplo, el concepto ‘la mitad’, que se puede expresar de una forma precisa e independiente de cualquier idioma mediante la fórmula ‘50%’. En el siguiente paso, a partir de ese ‘50%’ ya se podría generar el inglés ‘half’ o el francés ‘la moitié’».

Los nombres de lugares, por su parte, se pueden sustituir por códigos alfanuméricos. Por ejemplo, en Wikidata la ciudad de San Francisco tiene adjudicado el ‘Q62’. Los autores podrían utilizar estos datos, áridos pero sólidos, para formular a partir de ellos una entrada perfectamente legible de la Wikipedia en el idioma propio.

Lo del idioma universal es un sueño muy antiguo de la humanidad. El filósofo René Descartes ya propuso en el siglo XVII una «lingua universalis», una lengua de la verdad que permitiera «enumerar todos los pensamientos de los hombres y ponerlos en orden», además de «distinguirlos de forma que sean claros y simples».

«Nosotros somos mucho más modestos, nuestra lengua aspira a ser simple y funcional», dice Vrandecic. Por ejemplo, un armazón de datos puros sobre San Francisco podría ser más o menos así: «instance: San Francisco (Q62), class: object_with_modifier_and_of(».

Esta serie de expresiones de raíz informática no se parecerá a la lengua soñada por Descartes, no tendrá nada de armónica sucesión de pensamientos. Un software de renderizado será el encargado de transformar las series de elementos en un lenguaje comprensible para las personas, dando pie a un ‘artículo resumido’ que luego será pulido por los autores de las entradas de la enciclopedia.

Heather Ford, profesora de Medios Digitales en la Universidad Tecnológica de Sídney, ve un problema: en su opinión, la Wikipedia Abstracta es tan exigente que contribuirá a seguir reforzando el dominio de los países desarrollados en la enciclopedia.

Al contrario, replica Vrandecic: mediante una traducción precisa, las entradas elaboradas en idiomas minoritarios podrían encontrar un acceso más fácil a la Wikipedia inglesa. Además, las traducciones no serían un sustitutivo, sino una herramienta adicional para los autores, que siempre conservarían el control sobre sus textos: «Lo que quiero es que una entrada sobre la cultura amhara venga del amhara, y que una entrada sobre las danzas bengalíes también esté escrita por bengalíes».

Está previsto que la Wikipedia Abstracta presente sus primeros resultados para 2023.

Publicado enSociedad
Cuba se adelanta al cumplimiento de los Objetivos del Milenio de la ONU

El Gobierno de la isla ha sido felicitado por la FAO por su capacidad para reducir el hambre y la pobreza. El país caribeño tiene índices de bienestar social muy cercanos a los que marca la agenda de la ONU para 2015

 

"El desahucio no existe en Cuba"

 

"Estimado Comandante: Tengo el honor de dirigirme a usted en mi calidad de Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), para felicitarle muy sinceramente a usted y a todo el pueblo cubano por haber anticipadamente cumplido la meta propuesta por la Cumbre Mundial sobre la Alimentación, que se celebró en Roma en noviembre de 1996, y que proponía reducir a la mitad el número de personas desnutridas en cada país antes del año 2015". Así comienza la carta que José Graziano da Silva acaba de enviar a Fidel Castro.

 

Mientras, un reciente informe de la organización Save the Children sitúa a Cuba como el país de América Latina con mejores condiciones para la maternidad. La isla aparece en el puesto 33 a nivel mundial, por delante de Argentina (36), Costa Rica (41), México (49) y Chile (51). La ONG, con sede en Londres, toma en cuenta factores como el bienestar, la salud, la educación y la situación económica de las madres, así como las tasas de mortalidad materna e infantil.

 

El alcance de los logros sociales de Cuba es tal que muchos de los Objetivos del Milenio, propuestos por las Naciones Unidas para el 2015 como metas para la humanidad, ya son una realidad entre los cubanos. Las estadísticas de UNICEF demuestran que no existen casos de desnutrición severa, lo cual es un síntoma claro de que han logrado contener "el hambre y la pobreza extrema", el primero de los Objetivos de la ONU.

 

Los salarios están todavía por debajo de lo que marca la Naciones Unidas Los salarios están aún por debajo de lo que propone la organización internacional, algo que se compensa en parte con los subsidios y gratuidades que existen sobre parte de los alimentos, el transporte, teléfonos, agua, electricidad, la Salud Publica y la Educación. Además, cuentan con un sistema de seguridad social que entrega módulos de ropa, muebles y elementos de limpieza a las familias vulnerables, mantiene centros de acogida para todos los huérfanos y financia comedores para jubilados donde un almuerzo cuesta unos 4 céntimos de euro.

 

La protección de la infancia es uno de los mayores éxitos de Cuba, país donde no existe ni un solo niño de la calle y en el que todos acuden a la escuela, incluso los pequeños que viven en lo más intrincado de las montañas. Lo cierto es que hace ya muchos años que en la isla se ha cumplido el objetivo de que "la enseñanza primaria sea universal", incluyendo el acceso de las niñas a las aulas, lo que nos lleva a otro de los objetivos.

 

El 63% de las plazas universitarias en están ocupadas por mujeres cubanas

 

La ONU reclama dar a las féminas todas las posibilidades de educación para avanzar en "la igualdad de género y la autonomía de la mujer", mediante su preparación profesional y su incorporación al trabajo. En Cuba ellas son la mitad de la población pero ocupan el 63% de las plazas universitarias. A nivel laboral, entre 1970 y el 2008, el número de mujeres dirigentes creció 7 veces y el de las técnicas se multiplicó por 6. El Foro Económico Mundial sitúa a Trinidad Tobago y Cuba como los países latinoamericanos donde hay mayor equidad de género, muy por delante de Colombia, Brasil y México.

 

La "reducción de la mortalidad infantil" es un gran logro de la salud pública cubana. En la isla mueren menos de 5 niños por cada 1000 mil nacidos vivos, un índice sólo comparable al de algunos países desarrollados. Este tema va de la mano con el objetivo de "mejorar la salud materna", otro área en la que se han alcanzado resultados excepcionales gracias a que casi el 100% de las gestantes paren en centros de salud, asistidas por médicos y reciben atención médica, gratuita y permanente, desde el primer mes de embarazo.

 

Todos los portadores del VIH tienen acceso a tratamiento antirretroviral Además, la ONU se propone "Combatir el VIH SIDA y la Malaria" y Cuba forma parte de el reducido grupo de países donde todos los portadores del virus tienen acceso al tratamiento antirretroviral, conocido popularmente como "cóctel". Los laboratorios de la isla producen el paquete de genéricos y se los entregan de forma gratuita en las farmacias. Gracias a esto durante los últimos años el número de enfermos y fallecidos se redujo sustancialmente. Los pacientes tienen atención médica permanente y ambulatoria, lo cual les permite llevar una vida tan normal que cada año un centenar de mujeres portadoras del virus paren niños sanos asesoradas por médicos especializados.

 

El hecho de que Cuba haya sido capaz de cumplir con la mayoría de los Objetivos del Milenio debería ser una buena noticia para el mundo. Que un país subdesarrollado, de escasos recursos naturales y sometido a un Embargo Económico por la mayor potencia mundial fuera capaz de lograrlo demuestra que esos objetivos de bienestar social están al alcance de todos.

 

Publicado enInternacional
Miércoles, 27 Enero 2010 06:22

El balance de “otro mundo posible”

A diez años de Seattle y del primer Foro Social Mundial, el balance que se hace necesario es el de la lucha por “otro mundo posible”. El balance del FSM no debe ser de los foros, sino de los objetivos que se propusieron cuando comenzamos a organizarlos. Otra visión sería víctima del corporativismo, de la creencia de que la evolución interna de una organización es la historia política de esa organización. Un balance del FSM no es un balance de la situación de las ONG o de los movimientos sociales. Por el contrario, éstos deben ser evaluados en función de lo que hayan contribuido a la construcción de “otro mundo posible”.

Por eso, la referencia para establecer como parámetro de análisis es la circunstancia para la creación de “otro mundo posible”. Hace una década, el neoliberalismo reinaba como modelo hegemónico, sea a escala mundial, sea en América latina. De la primera generación de mandatarios que lo personificaban –Reagan, Thatcher– a la segunda –Clinton, Blair– el consenso de la extrema derecha se amplió, absorbiendo a las corrientes alternativas a ella: los demócratas norteamericanos, los laboristas ingleses. Más acá en el continente, al extremismo de la derecha de Pinochet se sumaron formas nacionalistas –como el peronismo de Menem y los gobiernos del PRI mexicano–, así como los socialdemócratas, como los socialistas chilenos, AD de Venezuela y los tucanos brasileños.

Nuestras sociedades fueron profunda y extensamente transformadas de acuerdo con esa receta, los Estados nacionales achicados; los patrimonios públicos privatizados, los derechos sociales recortados, el capital especulativo incentivado. En consecuencia, se generó un aumento brutal de las desigualdades, de la concentración de la riqueza, de la exclusión de los derechos de la mayoría de la población, del empobrecimiento generalizado de las sociedades y de los Estados.

Diez años después, continúa la hegemonía conservadora en el mundo, incluso cuando está debilitada su legitimidad. Una diferencia sustancial se dio en América latina, donde varios gobiernos, con diferencias entre sí, pusieron en práctica políticas contrapuestas al modelo neoliberal, después de haber sido una región de dominio conservador, con la mayor cantidad y las modalidades más radicales de gobiernos neoliberales.

La región presenta hoy los procesos de integración regional más importantes en contraste con los Tratados de Libre Comercio propuestos por el neoliberalismo. El gran proyecto norteamericano, que buscaba extender el libre comercio a todo el continente –el ALCA– fracasó y, en su lugar, se fortaleció el Mercosur, surgieron el Banco del Sur, el Consejo Sudamericano de Defensa, Unasur, el ALBA, entre otras iniciativas. Son espacios alternativos en que se desarrollaron, en distintos niveles, formas de intercambio privilegiado entre los países de la región, acompañadas de la diversificación del comercio internacional de los países que participaron de ella.

Al mismo tiempo, como alternativa al privilegio de los ajustes fiscales se desa-rrollaron políticas sociales que mejoraron significativamente el nivel de vida y disminuyeron los grados de desigualdad en el continente de mayor desigualdad del mundo. Los mercados internos de consumo popular se ampliaron y profundizaron.

La combinación de los tres elementos (diversificación del comercio internacional, con disminución del peso del centro capitalista y el aumento importante del peso de los intercambios del Sur del mundo; intensificación sustantiva del comercio entre los países de la región y expansión, inclusive durante la crisis, del mercado interno de consumo popular) hizo que los países incorporados a los procesos de integración regional resistieran mucho mejor los duros efectos de la crisis y varios de ellos volvieran a crecer.

Por otro lado, los proyectos como los de alfabetización –que hicieron que Venezuela, Bolivia y Ecuador se sumaran a Cuba como países libres de analfabetismo en la región–; de formación de varias generaciones de médicos de pobres en el continente por las Escuelas Latinoamericanas de Medicina en Cuba y en Venezuela –de recuperación de la vista de más de dos millones de personas con la Operación Milagro– demostraron que es en la esfera pública y no en la mercantil donde se recuperan los derechos esenciales.

Los intercambios solidarios dentro del ALBA son ejemplos concretos del “comercio justo” impulsado por el FSM desde sus inicios, en espacios con criterios sobre las posibilidades y las necesidades de cada país en contraposición clara a las normas del mercado, del libre comercio y de la Organización Mundial del Comercio.

Sin ir más lejos, una evaluación del FSM tiene que hacerse en función de sus contribuciones a la construcción de alternativas al neoliberalismo, del “otro mundo posible”. Es también indispensable comprender que ese movimiento pasó de la etapa de la resistencia –predominante en la última década del siglo pasado– a la fase de la construcción de alternativas. Una visión de “autonomía de los movimientos sociales” tuvo vigencia en la primera etapa, pero cuando se intentó extenderla a la década siguiente se cometieron errores.

El movimiento más significativo actual de construcción de alternativas es el de Bolivia: fue la fundación del MAS por parte de los movimientos sociales a partir de la conciencia de que después de derrumbar varios presidentes iban a constituir un partido, a disputar unas elecciones y a elegir como presidente a Evo Morales. Retomaron los lazos con la esfera política a través de la convocatoria a una Asamblea Constituyente, pasando a la refundación del Estado boliviano.

Otros movimientos que mantuvieron una visión equivocada y corporativa de “autonomía” o se aislaron, o prácticamente desaparecieron de la escena política. Esa “autonomía” si fuera –como ocurría anteriormente– en relación con las políticas de subordinación de clases, tenía sentido. Pero si se trata de una autonomía en relación con la política, el Estado, la lucha por una nueva hegemonía, es un concepto corporativo, adaptado a las condiciones de la resistencia, equivocado cuando se trata de construir las condiciones de construcción de hegemonías alternativas.

En el FSM de Belén fue posible constatar, con la presencia de cinco presidentes latinoamericanos comprometidos, con formas distintas de construcción de alternativas al neoliberalismo, cuánto avanzó en tener reconocimiento la lucha que se inició hace diez años. Ya el FSM decepcionó. No se elaboraron propuestas para encarar la crisis económica. No se hicieron balances o discusiones con ésos u otros gobiernos, junto a los movimientos sociales para discutir las contribuciones que tenían y los problemas pendientes.

En suma, al tener a las ONG como protagonistas, al autolimitarse a la esfera social, al cerrar los ojos a los gobiernos que están avanzando en proyectos superadores del neoliberalismo, al no encarar el tema de las guerras –y con ellas, el imperialismo–, el FSM fue perdiendo trascendencia, convirtiéndose en un encuentro para el intercambio de experiencias.

El balance, por lo menos en América latina, de la lucha por “otro mundo posible” es muy positivo considerando el entorno conservador predominante en el mundo. Ya el FSM se quedó girando en falso, sin capacidad de acompañar esos avances en los temas de la hegemonía imperial, entre ellos, los epicentros de la guerra imperial en el mundo –Irak, Afganistán, Palestina, Colombia–.

Por Emir Sader, Secretario ejecutivo de Clacso.
 
Publicado enInternacional
"Diez años después: Desafíos y propuestas para otro mundo posible". Éste fue el tema del seminario que abrió ayer (25) las actividades del Forum Social Mundial 10 años, en Porto Alegre, Río Grande do Sul. El momento sirvió de reflexión sobre las verdaderas ganancias y pérdidas de la iniciativa que engloba a una diversidad de movimientos sociales de todo el mundo. Representantes de organizaciones y entidades que formaron la mesa reconocieron varias fallas del Forum, pero también fueron unánimes en afirmar que el proceso continúa siendo de construcción y que ya produjo muchos frutos.
Francisco Whitaker, uno de los idealizadores del proyecto inicial del FSM, recordó momentos en los que el movimiento fue cuestionado en sus objetivos, además de otros en que el proceso parecía haberse debilitado, tomando como base la edición de Nairobi (África, en 2007), en la cual la participación de los movimientos no fue tan expresiva como la esperada. En la secuencia, vino la edición de Belém (Pará, Brasil, en 2009), donde el número de participantes volvió a ser significativo.

Sin embargo, para él, dentro del proyecto altermundista, en el que los movimientos sociales son los principales protagonistas, el FSM continúa cumpliendo su papel aglutinador y de articulación. "El FSM, como proyecto altermundista, continúa pautado en la solidaridad y no en el capital", afirmó.

Sin embargo, señaló algunas "fallas". "Nosotros todavía estamos lejos de expandir lugares o espacios hacia todo el mundo y enraizarlos. Hay partes del mundo en las que el forum no llega y esas partes están enterradas por el modelo neoliberal. También aprovechamos poco la potencialidad de ese proceso", dijo.

El presidente emérito del Instituto Ethos de Empresas de Responsabilidad Social, Oded Grajew, también uno de los primeros articuladores del Forum, citó a Gandhi: "Lo importante es el camino". El elemento democrático del evento fue uno de los aspectos sobresalientes. "El FSM, al contrario de otras instancias, no obliga a nadie a dejar de creer en nada. Ese proceso viene cambiando culturas que antes eran puestas por encima del interés colectivo", evaluó.

Para hablar de colectividad, João Pedro Stédile, de la coordinación nacional del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), reforzó que el Forum mismo nació de manera colectiva. Hizo referencia a otras iniciativas que se aproximaron a lo que hoy es el Forum, pero que no tuvieron éxito, como eventos en Seatle (EUA), Chiapas (México) y Cochabamba (Bolivia). "El FSM consiguió culminar esas necesidades. El Forum es un espacio de los movimientos, una feria de debates. Su naturaleza es social y no partidaria. Nosotros acertamos cuando conseguimos derribar al neoliberalismo como ideología, como propuesta de salida para los pueblos", explicó.

Según el coordinador del MST, otros obstáculos se plantean como desafíos en este proceso que ya lleva una década. Expuso algunos: "No conseguimos acumular un programa más propositivo. Fallamos en construir un espacio que posibilitara promover acciones a nivel internacional. Y si es verdad que no conseguimos mostrar que el neoliberalismo no era el camino, no aglutinamos ninguna forma de propuesta antiimperialista".

El seminario contó, además, con representantes de Uruguay, Italia e India entre otros. El Forum Social Mundial 10 años, en Porto Alegre, abre una serie de actividades que se realizarán en todo el mundo en 2010.

Por Rogéria Araújo

Fuente: http://www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=44467
Publicado enInternacional