Miércoles, 05 Octubre 2016 06:18

Matthew, el huracán mortífero

Matthew, el huracán mortífero

En la ya castigada Haití dejó un panorama desolador con maremotos, inundaciones y destrucción de viviendas. Otro tanto ocurrió en Dominicana. Ayer a la tarde tocó Cuba, donde anoche ya había 1,3 millón de evacuados. Se espera que llegue a EE.UU.

 

El paso del huracán Matthew por el Caribe ya dejó siete muertes. Tres ocurrieron ayer en Haití y cuatro, el lunes en República Dominicana. Pero el panorama aparece aún más sombrío en la región: desde ayer a la tarde, el fenómeno ya hace sentir su fuerza descomunal en el oriente de Cuba, donde más de 1,3 millones de personas debieron ser evacuadas. El sur de Estados Unidos también estará afectado. El presidente Barack Obama suspendió por ese motivo un acto electoral en La Florida en apoyo a Hillary Clinton.


Pasadas las 7 de ayer, Matthew alcanzó la ciudad haitiana de Anglais con vientos de más de 230 km/h, que lo ubicaron en la categoría 4 (de un total de 5) en la escala de Saffir-Simpson, según los cálculos del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.


Los fuertes vientos provocaron maremotos e inundaciones, destrozaron miles de viviendas y dejaron aislada a la zona sur el país tras el derrumbe del puente La Digue, que comunica a la zona con Puerto Príncipe. En Port-Salut, comuna de esta región, un hombre murió cuando su casa fue destruida por una ola, lo que significó la tercera muerte en el país, después del fallecimiento de una mujer en la misma comuna y un hombre que naufragó en la costa sur.


El número de evacuados superó allí las 9 mil personas, según informaron desde el Ministerio del Interior de Haití. El gobierno preparó 1300 refugios de emergencia con capacidad para 340 mil personas, a la espera de que el número de damnificados aumentara durante la jornada.


“Más de cuatro millones de niños podrían estar expuestos a los estragos del huracán”, advirtió Unicef en un comunicado. Uno de los principales representantes de la organización en Haití, Marc Vincent, aseguró que se trató de “la peor tormenta que sufrió el país en décadas, y todos los daños serán, sin duda, significativos”.


“Por ahora es imposible hacer un balance y conocer la extensión de la destrucción causada por el paso del ciclón”, dijo a su vez el portavoz de la protección civil haitiana, Edgar Célestin. “No podemos contactar a nuestros equipos y ellos no pueden salir al terreno en razón del peligro”, añadió.


En República Dominicana, el huracán causó cuatro muertes, tres chicos y un hombre adulto, entre el lunes y el martes en Santo Domingo. Destruyó al menos 200 viviendas, dejó incomunicadas a 31 comunidades y casi 18 mil personas quedaron refugiadas en casas de familiares y amigos, a los que se suman unas 800 que permanecen en albergues oficiales, según informó el Centro de Operaciones de Emergencia (COE).


Cerca de las 18 de ayer, el ojo del huracán tocó la costa oriental de Cuba con vientos de 220 km/h. La isla se preparó para su llegada con la evacuación de 1,3 millones de personas en cinco provincias, entre ellas Guantánamo y Santiago de Cuba, en zonas proclives a inundaciones y aluviones.


Los municipios de Maisí y de Baracoa, en la provincia de Guantánamo, estaban entre las zonas más castigadas. “Ya comenzaron las penetraciones del mar, calculamos olas de entre tres y cuatro metros de altura. Tenemos también lluvia intensa constante, tenemos ligeras inundaciones”, dijo Tony Matos, presidente del Consejo de Defensa Municipal de Baracoa.


En declaraciones a la televisión estatal, Matos agregó que el área está a oscuras, y muchos árboles fueron arrancados por la violencia de los vientos, mientras varias vías están cortadas. “Tenemos experiencia en otros eventos pero con estas características es el primero que estamos enfrentando”, señaló.


Hasta anoche, no se informó de la existencia de víctimas fatales.


Por su parte, en Estados Unidos el presidente Barack Obama decidió posponer el acto que tenía previsto para hoy en Miami con la candidata demócrata Hillary Clinton, por la inminente llegada del huracán a esa región. Tanto en el estado de Florida, como en Carolina del Norte, decretaron el estado de emergencia y ordenaron evacuar la zona costera.

Publicado enInternacional
Martes, 04 Octubre 2016 06:13

Crece la resistencia negra en Brasil

Crece la resistencia negra en Brasil

El 25 de agosto se publicó el “Mapa de la Violencia 2016” dedicado a los homicidios con armas de fuego en el año anterior, con datos que resultan nuevamente abrumadores. El estudio se elabora anualmente desde 1980 y constata que entre ese año y 2014 murieron en Brasil casi un millón de personas por disparos con armas de fuego (967.851). El primer relevamiento, tres décadas y media atrás, arrojó 8.710 personas muertas, que crecieron hasta 44.861 en 2014. Aún considerando el crecimiento de la población, les escalada es impresionante.


La evolución de los homicidios indica que entre 1980 y 2004 hubo un crecimiento sostenido que se frena ese último año –cuando se adoptan medidas de control de armas de fuego- y vuelven a crecer en 2012, cuando se dispara la crisis social y política en el país. Las diferencias raciales son tremendas: mueren 36 negros cada cien mil habitantes, mientras las muertes de no negros son menos de la mitad, 15,2.


En 2012 se registra, además, un importante crecimiento de los escuadrones de la muerte y una creciente legitimación de la represión policial a través de las Unidades de Policía Pacificadora (UPP) en las favelas de Rio de Janeiro. El papel de la Policía Militar es nefasto, siendo una de las grandes responsables de los asesinatos de negros, al punto que las Naciones Unidas recomendaron la supresión de la Policía Militar, cuerpo que se considera no reformable.


Por regiones, el Nordeste pobre y negro marcha a la cabeza de muertes por homicidios, mientras el sureste blanco y de clases medias muestra índices decrecientes de violencia. En todo el país, el 94% de las víctimas son hombres negros jóvenes. En el período 1980-2014 el crecimiento de las muertes violentas de jóvenes fue de 700%. Actualmente más de la mitad de los homicidios son de menores de 30 años. Peor aún: en el mismo lapso las muertes violentas de blancos cayeron un 26% mientras las muertes violentas de negros crecieron un 47%. Mueren 2,6 veces más negros que blancos.


No todas las personas tienen acceso a armas de fuego. En Brasil la población blanca tiene ingresos 75% superiores a las no blancas. Los sectores privilegiados tienen una doble seguridad, pública y privada, mientras los habitantes de las periferias tienen apenas la “seguridad” que les ofrece la Policía Militar.


Hamilton Borges, inspirador y organizador de la campaña Reaja ou será morta, Reaje ou será morto (Reaccina o serás muerta, reacciona o serás muerto) sostiene que “nosotros mismos debemos construir las salidas para los problemas que nos consumen”. Lo dice en referencia a la infinita cantidad de ONGs que lucran con los dolores de la pobreza, la violencia racista y machista.


Se dirige a sus hermanos negros para que dejen de usar armas, ya que una parte considerable de los homicidios se producen por enfrentamientos entre pobladores negros: “Necesitamos fortalecernos entre nosotros porque el enemigo de ojos azules se fortalece cada vez que usted dispara a su hermano, cada vez que se dobla ante el patrón del partido, del barrio rico, del gobierno y la entidad que nos financia con migajas”.


La campaña Reaja sale a las calles para enfrentar el racismo y la violencia policial, a la vez que toman distancia y denuncian el circo electoral que vive el país, con motivo de las elecciones municipales y de los gobiernos estaduales de octubre. La campaña nació en el estado de Bahia, donde la policía asesina diariamente habitantes de las favelas y barrios periféricos, hace once años y se define como una organización política panafricanista, nacionalista negra, quilombola* y de acción comunitaria. Todos los años organizan una Marcha contra el Genocidio del Pueblo Negro, apoyan las organizaciones de solidaridad con los presos y se solidarizan con las luchas populares.


Uno de los aspectos más interesantes de esta nueva militancia de base negra, es el apego al trabajo comunitario de base y, como señala Borges, “nos negamos a cualquier artificio mental para ennegrecer las estructuras blancas a nuestro favor, porque tenemos nuestras propias estructuras de política, de pensamiento y de historia”.


Andreia Beatriz Silva dos Santos, médica y militante, coordinadora de la campaña Reaja, dijo en la marcha de 2014: “Lo que la gente está queriendo, mediante estas movilizaciones del pueblo negro y de la lucha por defender la vida, es fortalecer las voces que han sido brutalmente silenciadas por la violencia”.


Se trata de una nueva generación de hombres y mujeres de las periferias y las favelas, con mayor formación y acceso a la información, con conocimiento más profundo de la realidad negra, del país y del mundo. Por todo eso y por la ética que encarnan, colectivos como Reaja, están cambiando el lugar de la población negra en un país profundamente racista como Brasil. El actual avance de la derecha es, entre otras cosas, una reacción al creciente poder del pueblo negro.


*Habitantes de los quilombos o palenques.

Publicado enInternacional
La pobreza rural en Latinoamérica bajó de 48 a 29%: ONU

La pobreza rural en América Latina ha descendido de 48 a 29 por ciento, a partir de la década de los años 90 y hasta 2015, señala el Informe sobre desarrollo rural 2016, del Fondo Internacional del Desarrollo Agrícola (FIDA), agencia especializada de Naciones Unidas.


El estudio, que se presentó anoche en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), puntualiza que en el caso de México también se han reducido los índices de pobreza rural, pero en forma más lenta, puesto que en el mismo periodo disminuyó de 60 a casi 48 por ciento. Lejos del promedio de la región.


El presidente del FIDA, Kanayo Nwanze, indicó que a escala mundial la pobreza extrema se ha reducido significativamente en todo el mundo, pero las zonas rurales todavía están rezagadas. Hizo ver que el informe está basado en la evidencia tomada en 60 países, 16 de los cuales son de América Latina, donde llegó la transformación del campo, pero continúa la desigualdad y el producto interno bruto rural se ha achicado.


Por su parte, el director para América Latina y el Caribe del FIDA, Joaquín Lozano, planteó que en la región todos los países han reducido sus niveles de pobreza en el campo, menos uno –Bolivia–, y esta tendencia positiva se ha registrado desde hace 20 años, pero a partir de 2012 se estancó, debido a la situación económica por la que atraviesa la región.


Expuso que se deben fomentar políticas sociales incluyentes, invertir en el desarrollo tecnológico agrícola, fortalecer la gobernanza y establecer políticas territoriales integrales. Del caso de México planteó que el descenso de la pobreza en el campo ha sido más lento que en otros países, y que el PIB del sector ha disminuido, mientras sigue creciendo el de renglón manufacturero.


En el acto, la subsecretaria de Desarrollo Rural de la Secretaría de Agricultura, Mely Romero, comentó que los retos que tiene el país son, por ejemplo, la alta migración de las zonas rurales a las urbanas, las cuales concentran 75 por ciento de la población; así como fenómenos como la feminización de las regiones rurales, porque los hombres han migrado a otros países o las ciudades, y las mujeres son las encargadas de las parcelas, muchas veces en desprotección, porque no cuentan con los títulos de propiedad.


No obstante, indicó que a pesar de las problemáticas, México ocupa el lugar 12 como productor de alimentos a escala mundial; tiene el séptimo sitio como productor de proteína animal; es superavitario en la balanza comercial del sector; exporta el equivalente a 73 millones de dólares de productos agrícolas diariamente, lo que indica que se ha elevado la productividad en el campo.

Publicado enEconomía
Lunes, 26 Septiembre 2016 13:38

El Paro Cívico del Chocó desde adentro

El Paro Cívico del Chocó desde adentro

Una singular jornada de movilización experimentó el Chocó durante el pasado mes de agosto. Más del 10 por ciento de su población se movilizó en las calles de su capital –Quibdó–, y en cada uno de los municipios del departamento. Negociar ante un Paro Cívico robusto y unificado, fue la única alternativa del gobierno nacional. Los alcances de la protesta quedaron por refrendarse en un Conpes que debe ser presentado en los próximos meses. Los resultados del paro traen de vuelta la esperanza y nuevos aprendizajes respecto a la pertinencia de la movilización social como último recurso para exigir los derechos.

 

El Paro Cívico del Chocó, iniciado el pasado 17 de agosto y extendido hasta el 24 del mismo mes, es uno de los más grandes procesos de movilización regional emprendidos en el último año. Su masividad, el gran consenso en torno a la protesta (ver pliego1), así como los resultados obtenidos (ver acuerdos2), dan cuenta de un proceso poco común entre las numerosas protestas que toman cuerpo, mes a mes, en el país.

 

El descontento que comenzó a evidenciarse en las calles de Quibdó, con la marcha del 20 de julio de 2016, tal como lo había planeado el Comité Cívico por la Salvación y la Dignidad del Chocó3, derivó en una gigantesca movilización que en una sola jornada sacó a las calles a más de 60.000 personas en torno a un pliego de peticiones construido por los habitantes del departamento.

 

El Chocó dijo no más a décadas de abandono estatal que lo han conducido a ocupar las últimas posiciones en términos de indicadores socio económicos4 en el país, a poseer las peores condiciones en infraestructura, atención médica y servicios públicos, educación, entre otros indicadores5. Lo múltiple y lo difundido de estas afectaciones en todos los segmentos sociales es indudablemente una de las variables que contribuyó a que cuajara un amplio consenso, un total acuerdo frente a la alternativa de movilización como único recurso para exigir los derechos, ante el agotamiento de todos los demás mecanismos.

 

Pero eso no fue todo. La participación de instituciones embestidas de autoridad ante la sociedad, la naturaleza de la organización que lideró la protesta, así como la estrategia de negociación empleada, contribuyeron a darle una identidad histórica a esta movilización, que puede considerarse como un ejemplo y un referente para las protestas que se perfilan para los próximos años en Colombia.

 

Para precisar la dinámica que comportó esta jornada de lucha, el periódico desdeabajo habló con Feliciano Moreno, miembro del Foro Interétnico Solidaridad Chocó y del Comité Cívico, quien aporta una lectura del paro “desde adentro”, sobre sus principales características, alcances y logros que hicieron de esta una movilización particular.


Un líder comprometido con el Chocó
 
desdeabajo –da– ¿Cómo empezó a fraguarse esta movilización en el Chocó?


Feliciano Moreno –F.M.– El detonante fue el producto de los quince muertos en la carretera Quibdó-Medellín el pasado 9 de junio; para nosotros fue indignante que el gobierno nacional ni siquiera hiciera presencia para manifestar su dolor o algo al respecto; para ellos del dolor desprendido de esa desgracia no valía la pena, parecía que no eran colombianos. Eso fue fundamental, allí empezamos a decir que no valía la pena celebrar un 20 de julio si a nosotros el gobierno nacional no nos tenía como colombianos, porque no nos daba la igualdad de condiciones y empezamos a crear ese gran movimiento, ese gran Comité donde a partir de esa fecha nos identificamos con la bandera del Chocó y no con la bandera de Colombia.

 

da. El Comité Cívico por la Salvación y la Dignidad del Chocó, la organización ciudadana que lideró el paro, es bastante particular ¿podría explicarnos algunas de sus características?


F.M. Este Comité es amplio, para efectos organizativo tiene un coordinador y un secretario, compañeros con gran experiencia. El Comité solo surge en los momentos coyunturales, cuando los compañeros así lo convocan. Una cosa importante es que allí no hay requisitos, cuando empieza esta gesta las personas se van enamorando del proceso.

 

Al interior del Comité hay diferentes expresiones políticas, pero tenemos un concepto muy claro y definido: una vez se esté en el Comité, las directrices, los colores y las camisetas políticas de los partidos se quitan. Es decir, tú estás en el Comité, pero te tienes que quitar la camiseta partidaria porque está totalmente prohibido sacar dividendos políticos, de la dinámica que el Comité tiene, para un partido político en específico. Esto es muy bueno porque aquí lo que brota es el sentimiento chocoanista, el sentimiento de clamor de justicia, el sentimiento de buscar igualdad social, el sentimiento de reclamar al Gobierno todas esas injusticias con el departamento del Chocó, y ese es el lenguaje que utilizamos [...]. Estuvimos casi tres meses trabajando continuamente por amor al Chocó, estos son los requisitos: esa disposición, disponibilidad –en el poquito tiempo que tenga–, y amor al Chocó.

 

da. En el momento de la negociación, el Comité de Solidaridad generó una estructura peculiar de decisión, ¿cómo funcionó este mecanismo?


F.M. Bueno, los comités se organizaron de acuerdo a temas, por ejemplo, había una comisión en salud, había otra en infraestructura, etcétera., había una comisión de diez personas, de quince personas, todos los que sabían el tema, dentro de esas personas se elegían cinco que eran los que iban a negociar con el Gobierno, pero de las cinco había un solo vocero. La idea era que ese vocero(a) era él que iba a poner en la mesa lo acordado y los insumos que ya se tenían, en cualquier momento que ese vocero, de pronto, olvidara algo que ya habíamos acordado en cada uno de los temas, pues entonces los otros cuatro compañeros que estaban allí aportaban, de tal manera que pudiera sustentarse los temas de una manera técnica, de una manera política y de una manera estratégica. Esos fueron los componentes que utilizamos, y esa metodología fue en todas las mesas, máximo quince personas y de esas salían los voceros y salía la comisión. Después de tres días de negociación, donde las comisiones entablaban negociaciones por cinco, seis, siete horas, nuestros delegados llevaban el informe de lo alcanzado a la asamblea, y ésta daba la última palabra. Posteriormente se le informaba al pueblo.

 

da. ¿Qué tan significativo e importante fue el apoyo de la Diócesis de Quibdó?


F.M. La Diócesis de Quibdó tiene una particularidad, en relación a las otras diócesis del país, y es que es muy cercana al pueblo. Es una Diócesis con unos principios y unas funciones pastorales cuya principal misión está orientada a luchar por esa gente oprimida en el departamento del Chocó. En ese orden de ideas, ese contacto con lo social, y con las comunidades, llevaron a que se identificara plenamente con las peticiones demandadas [...]; el Obispo estuvo en todas las marchas, intervenía en los momentos claves de concentración de la gente, y esto fue supremamente determinante; también es histórico haber tomado la decisión de suspender las misas. El día que empezó el paro, a las tres de la mañana, se tocaron las campanas en todas las iglesias, mientras estábamos en paro hubo solo una misa los domingos; ahora el Obispo es garante del cumplimiento de lo acordado. El acompañamiento de la Diócesis sigue y el pueblo así lo notó, así lo calificó y así lo valoró.

 

da. ¿El apoyo de la Diócesis al paro fue similar al apoyo del gobernador y de los alcaldes municipales?


F.M. Como sucede normalmente, se escudan en que son funcionarios públicos, en tal calidad –ya que de una u otra manera dependen para su gestión del gobierno nacional–, casi siempre se salen por la tangente, ellos terminan colocándose más al lado del Gobierno que del lado de las comunidades. Es decir, yo no puedo tirarme de enemigo al Gobierno, no lo puedo enfrentar porque mi gestión puede depender de la voluntad política del Gobierno, entonces uno hasta cierto punto logra entender esa posición, pero hay momentos donde uno le hubiese gustado que tuvieran un papel más protagónico. El Gobernador y el Alcalde (de Quibdó) bajo los cuidados que ellos como funcionarios tenían que tener, siempre tuvieron como la voluntad de apoyar las justas causas que se venían levantando.

 

da. Durante el paro salió a flote el tema de la corrupción del Chocó, ¿cree usted que esta ha sido otro de los determinantes de la situación que hoy vive el departamento?


F.M. Lo primero es decirte que la corrupción administrativa es en todo el país, por desfortuna en el departamento del Chocó, por no contar con ninguna empresa privada, donde no hay fábricas, se nota más porque la fuente de empleo mayoritaria es el Estado, las entidades públicas. Yo, particularmente, utilicé un lema dentro del proceso del paro, era que cuando las personas querían como meterse por el lado de que el problema era de los nuestros, pues dije que no estábamos haciendo un paro por lo poco que nos habían dado, sino por lo mucho que estaban por darnos.

 

La responsabilidad es compartida, es compartida porque inclusive nosotros dentro del paro en ningún momento quisimos encubrir o justificar la corrupción administrativa de nuestros mandatarios, no, esa no es la idea. Sino que en este momento no estábamos haciendo un paro contra la corrupción interna, sino frente a todo lo que el Estado nos ha negado, y a partir de allí tendrán que salir responsables. Entonces, si el Estado da un aporte a nivel nacional para determinadas obras, y si tiene unas entidades de control, si los órganos de control locales no están dando resultados, entonces que desde lo nacional empiecen a retomar el tema.

 

da. Hay quienes ponen en tela de juicio el alcance del Paro, quienes dudan que el paro haya sido en realidad “departamental”, ¿qué puede decirnos al respecto?


F.M. El paro era departamental, se decretó en todo el departamento y por ende en todos sus municipios hubo cese de actividades. Teniendo, lógicamente, mayor impacto en los municipios más grandes, llámese Istmina, Quibdó, pero definitivamente el Chocó estuvo paralizado completamente por tierra, por agua, por aire, la parálisis fue total. Claro, lo que pasa es que, como puede entenderse, la noticia siempre se concentra y se cubre en las cabeceras departamentales y en los municipios más grandes, pero los reportes que nosotros teníamos como Comité Central del Paro Cívico es que en todos los municipios se movilizó la gente el día 17, y quedaron en cese de actividades permanente.

 

da. Podría contarnos algunos de sus recuerdos gratificantes del Paro Cívico Departamental en el que usted participó


F.M. Lo que uno recuerda es que cuando el pueblo se une no lo detiene nadie. Es inolvidable lograr que en torno a un llamado justo se hayan presentado acontecimientos históricos como movilizar más de 60.000 personas en las calles de Quibdó, y a eso agregarle lo de todos los municipios, esas son cosas que no se pueden olvidar, que las recuerda uno de una manera grata.

 

1 https://www.desdeabajo.info/colombia/item/29526-lanzado-el-paro-civico-indefinido-en-el-choco.html
2 https://www.desdeabajo.info/colombia/item/29539-antes-que-extinguirse-se-fortalece-paro-en-el-choco.html
3 https://www.desdeabajo.info/colombia/item/29312-sin-precedentes-la-marcha-del-20-de-julio-en-el-choco.html
4 Ibíd.
5 “El Departamento presenta bajos indicadores de condiciones básicas de vida con relación al país, con un índice de pobreza extrema de 39.1% y de 65.9 % de pobreza, frente a los índices nacionales que son de 8.1 % y 28.5%; sobre las Necesidades Básicas Insatisfechas NBI en el Chocó es de 79.2%, mientras en el país es de 27.7%. La esperanza de vida en el Chocó es 70.64 años, mientras que el promedio nacional es 76.15. El 79% de los habitantes de Chocó presenta al menos una necesidad básica insatisfecha, mientras que a nivel nacional este indicador es del 27.6%. El indicador de calidad de vida es el más bajo del país (58 puntos frente a un promedio nacional de 79)”: Tomado del Plan de Desarrollo Departamental del Chocó 2016–2019, “Oportunidad para todas las subregiones”.

Publicado enEdición Nº228
Palestina e Israel se tiran los trastos a la cabeza en la ONU y alejan cualquier posibilidad de paz

El presidente palestino ha denunciado la "política de asentamientos expansionista" de Israel, mientras que Netanyahu restó importancia a las colonias y subrayó que la causa del conflicto es la existencia misma del Estado de Israel.


NACIONES UNIDAS.- Israel y Palestina se han cruzado reproches este jueves en la Asamblea General de la ONU, alejando un poco más cualquier expectativa de reconducir una relación envenenada por la ocupación y por la violencia, y de lograr la paz en Oriente Medio.

"Me siento obligado a alertarles de nuevo de que lo que está haciendo el Gobierno israelí con su política de asentamientos expansionista destruirá cualquier posibilidad y esperanza que puedan quedar para una solución de dos Estados en base a las fronteras de 1967", dijo a los líderes mundiales el presidente palestino, Mahmud Abás.
Las colonias judías en los territorios ocupados centraron buena parte de la intervención de Abás, que adelantó su intención de impulsar en el Consejo de Seguridad de la ONU una resolución de condena de esos asentamientos, considerados ilegales por la comunidad internacional.

No es la primera vez que los palestinos y sus aliados buscan ese movimiento diplomático, pero hasta ahora se han encontrado siempre con un firme "no" por parte de Estados Unidos, el gran socio de Israel. El aumento en los últimos meses de las críticas internacionales, incluidas reiteradas condenas estadounidenses, da esperanzas a Palestina, que hoy confió en que nadie vete la iniciativa.

La última vez que una resolución de este tipo llegó a votarse en el Consejo de Seguridad, en 2011, EEUU la bloqueó.
Israel resta importancia


Mientras tanto, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, volvió a restar importancia a las colonias y subrayó que estas no son la causa del conflicto. "Este conflicto siempre ha sido sobre la existencia de un Estado judío, sean cuales sean sus fronteras", opinó, dejando claro que nunca se negociará el derecho de Israel a existir.

"Para los palestinos, los verdaderos asentamientos tras los que están son Tel Aviv, Yafa y Haifa", dijo en referencia a ciudades israelíes. Netanyahu cuestionó la voluntad de paz de los palestinos y atacó el "adoctrinamiento" al que sus líderes someten a sus niños, lo que a su juicio termina provocando los repetidos episodios de violencia que se viven en la zona.

"Le digo al presidente Abás que tiene una elección: puede seguir agitando el odio como hoy o hacerle frente y trabajar conmigo para la paz", señaló. Netanyahu reiteró su compromiso con una solución de dos Estados para el conflicto de Oriente Medio y dijo que está dispuesto a iniciar negociaciones con los palestinos "hoy", pero dejó claro que su país no va a aceptar que los términos "se dicten desde la ONU".

"El camino a la paz pasa por Jerusalén y Ramala, no por Nueva York", subrayó, invitando a Abás a hablar en el Parlamento israelí y mostrándose dispuesto a acudir él al palestino. Una vez más, el primer ministro israelí se mostró muy crítico con Naciones Unidas, donde una mayoría de los miembros respaldan habitualmente condenas a su país en distintos foros.

"La ONU comenzó como una fuerza moral y se ha convertido en una farsa moral", dijo Netanyahu, que puso como ejemplo el hecho de que la Asamblea General aprobase el pasado año 20 resoluciones contra Israel y 3 contra todos los demás Estados miembros.

Pese a sus críticas, se mostró convencido de que las actitudes del mundo hacia Israel están empezando a cambiar a medida que más y más gobiernos reconocen a Israel como un "socio potente", incluso dentro del mundo árabe.

Tanto el líder israelí como el palestino insistieron repetidamente en su voluntad de paz, pero volvieron a demostrar que sus hojas de ruta para alcanzarla siguen muy distantes. Frente a la preferencia israelí por las conversaciones bilaterales, Abás defendió hoy la "conferencia internacional de paz" que está tratando de impulsar Francia.

"Esperamos que todos los Estados del mundo apoyen la convocatoria de esta conferencia internacional de paz antes de que acabe este año. Si no hay conferencia internacional de paz ni negociaciones directas, ¿cómo puede haber paz?", preguntó el presidente palestino.

Publicado enInternacional
Las elecciones de Berlín ratifican el desgaste de Merkel y el ascenso de la ultraderecha

La CDU de la canciller y el SPD (socialdemócratas) no suman lo suficiente para repetir una coalición en la ciudad-estado y capital del país


El SPD tendrá que pactar con las formaciones de izquierda para así aislar a la ultraderecha Alternativa para Alemania, que se hizo con el 13,8% de los votos

 

El elector de Berlín ha plasmado este domingo en los comicios regionales de la ciudad-estado y capital alemana, la erosión que sufre la gran coalición de la canciller Angela Merkel, así como el auge de la ultraderecha de AfD, imparable a un año de las generales de 2017 tras obtener un 13,8% de sufragios.


La Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel sufrió un nuevo revés y quedó en el 17,7% -un mínimo histórico desde 1948, destacó el diario conservador "Frankfurter Allgemeine"-, más de cinco puntos por debajo de sus resultados de 2011 en la capital.


Su socio en la gran coalición, el Partido Socialdemócrata (SPD), se defendió como primera fuerza en el "Land", pero quedó en un 21,9%, seis puntos y medio menos que en 2011, según los resultados parciales de la televisión pública ARD, a las 19.00 GMT, tres horas después del cierre de los colegios electorales.


Entre ambas grandes formaciones tradicionales no suman lo suficiente para reeditar la alianza con la que ha gobernado hasta ahora el alcalde-gobernador, el socialdemócrata Michael Müller.


Ello aboca al SPD, fuerza dominante en la ciudad-estado desde 2001, a tratar de armar un tripartito con la Izquierda -que ganó cuatro puntos hasta alcanzar los 15,6%- y los Verdes -un 15,3%, una caída de dos puntos-.


Al margen del previsible giro izquierdista en la capital, los comicios berlineses apuntalaron a un partido que, hoy por hoy, está descartado como socio por el resto de las fuerzas: la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD).


La representante de la ultraderecha obtuvo un 13,8%, lo que le garantiza una sólida representación en otra Cámara regional, la décima donde consigue escaños del total de 16 "Länder" del país.


Las regionales de Berlín, con 2,5 millones de electores, seguían a las celebradas quince días atrás en Mecklenburgo-Antepomerania, en el este del país, donde la CDU se vio humillada y superada en votos por la AfD, que obtuvo un 20,8%.
Tras los comicios de este domingo, esta formación se ve como imparable en su siguiente gran objetivo, las generales previstas exactamente para dentro de un año, el 17 o el 24 de septiembre de 2017.


Ninguna formación ultraderechista logró nunca escaños en el Parlamento federal (Bundestag); la misma AfD se quedó en 2013 a las puertas de lograrlo, al situarse unas décimas por debajo del mínimo requerido del 5%.


Entonces representaba al voto euroescéptico -y no cuajó entre el elector alemán-, mientras que con la crisis migratoria giró hacia la xenofobia y reclutó el voto contra la acogida de refugiados.


Por encima de la sangría de votos, al SPD le quedaban hoy ánimos para festejar, puesto que sigue siendo la fuerza dominante en la capital, después de haber liderado todos sus gobiernos desde 2001.


Para el socialdemócrata Müller, que accedió al puesto en 2014 tras la retirada de su correligionario Klaus Wowereit, ha sido una trayectoria fácil, pese a la situación de endeudamiento, creciente especulación inmobiliaria y precariedad que vive la capital, los grandes quebraderos de cabeza de sus conciudadanos.


Teóricamente podría tratar de gobernar apuntalado por la CDU y el tradicionalmente acomodaticio Partido Liberal (FDP), que tras una legislatura sin escaños regresara a la Cámara al obtener un 6,7%.


Lo más probable, sin embargo, es que se decida por el tripartito con ecologistas e izquierdistas, partidos ambos a los que Wowereit ya tuvo como aliados en gobiernos sucesivos.


El hecho de mantenerse como primera fuerza -tanto en Berlín como en Mecklenburgo-Antepomerania- alivia la pérdida de votos del SPD.


En cambio, para Merkel se acentúa el desgaste y presumiblemente también las presiones de su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), que desde hace meses la apremia a que dé un giro derechista y endurezca la política de refugiados.


Una encuesta de cara a las generales de 2017 reflejaba este domingo la persistente caída en intención de voto del bloque conservador, que obtendría un 32% -un punto menos que una semana atrás-, mientras que el SPD obtendría un 24%.
AfD sería la tercera fuerza con un 14%, por delante de los Verdes y la Izquierda, las actuales formaciones de la oposición en el Bundestag.

Publicado enInternacional
“En Segovia y Remedios decimos: No queremos la multinacional”

Los habitantes de los municipios mineros de Segovia y Remedios padecen el yugo de una poderosa multinacional del oro. Por más de 150 años ambos municipios fueron exprimidos por la Frontino Gold Mine, instalada en 1852 en Segovia hasta el 2011, año en que luego de 35 años de déficits financieros fue liquidada para ceder sus títulos mineross. Una vez solventadas las deudas del pasivo pensional de cerca de 2 mil trabajadores, fue vendida a la multinacional minera Gran Colombia Gold por 380 mil millones de pesos. La empresa canadiense, representada por la Zandor Capital, amenaza con desaparecer a la clase trabajadora de ambos municipios de tradición y vocación minera.

 

Hablar de Segovia o de Remedios, municipios de nordeste antioqueño, es hablar de oro, de mineros y socavones, “[...] prácticamente su economía gira gracias al minero, al entable, a las compraventas, a los bares, discotecas, prostíbulos, generando así esa necesidad de tener el suficiente dinero para poder estar al ritmo de la cultura segoviana”1. También es hablar de “siglos de extracción que no han contribuido a un desarrollo real de esta subregión, donde alrededor del 38 por ciento de su población vive en pobreza y 45 por ciento en miseria”2.

 

La región, abandonada por décadas por el Estado, cuya presencia básica era la militar –para proteger los intereses foráneos y violentar a sus habitantes– ha sido objeto, en reiteradas ocasiones, de intensas olas de violencia y vulneración de los derechos humanos de sus pobladores, ya sea por parte de los paramilitares o de la guerrilla. Sin embargo, estos dos municipios han logrado superar estos baches para trasformar su situación. Organizados en cooperativas, impulsando la pequeña minería responsable con el medio ambiente, optimizando y racionalizando la extracción de los metales preciosos, generando mecanismos para la exploración técnica de los yacimientos mineros, ha mejorado la calidad del empleo del minero, brindándole seguridad social y oportunidades de capacitación. Pese a estos avances, la legalización de la minería aún es una tarea pendiente, pues apenas 35 minas han logrado formalizar sus operaciones, frente a las 160 que carecen de título minero.

 

Claro está, y es importante resaltarlo, que los problemas en la región responden, en gran medida, a la privatización y monopolización de los recursos del subsuelo (lo que no sólo sucede en el departamento de Antioquia sino en todo el país). Zandor Capital, filial de la multinacional Gran Colombia Gold, secundada por las instituciones estatales, imponen exterminio para una clase trabajadora que es perseguida y criminalizada.

 

Zandor Capital S.A.: El terror de los pequeños mineros

 

desdeabajo habló con Eliober Castañeda, líder minero y representante legal de la Mesa Minera de Segovia y Remedios, y esto fue lo que nos contó respecto a la situación laboral de los mineros de la subregión, y los motivos por los cuales decidieron entrar en cese de actividades desde noviembre del año pasado. Los diálogos con la multinacional y el Gobierno del departamento se mantienen, así como la postura de los pequeños mineros.

 

“La problemática de Segovia y Remedios empieza cuando la multinacional Zandor Capital se asienta en la región a mediados de 2011, pretendiendo desplazar a todos los pequeños mineros. Ellos entraron diciendo que iban a invertir en obra social en los municipios, y hasta la fecha todo lo que dijeron resulta mentira. Nos vimos, por ello, ante la necesidad de realizar varias manifestaciones en los meses de septiembre y octubre, y decidimos al fin, el 5 de noviembre de 2015, con toda la comunidad segoviana y remediana unirnos y empezar formalmente el paro”.

 

Además el líder sindical explica. “Realizamos el paro porque estuvimos más de un año buscando acercamientos con la multinacional ya que la Agencia Nacional de Minerías, el mismo gobierno y la multinacional empezaron a emitir unas órdenes para los cierres de las minas más antiguas y más importantes de nuestro municipio”.

 

El Gobierno y la multinacional se burlan de nosotros

 

“Ante nuestra protesta, el 8 de noviembre nos citaron a Bogotá para una reunión con la procuradora Piedad Angarita, la multinacional en cabeza de la señora María Consuelo Araújo, la doctora María Isabel Ulloa, viceministra de Minas en ese entonces, y la doctora Mónica Grand por Formalización Minera. Obviamente, asistimos a esta reunión con la Comisión delegada, a la que también fueron invitados el Alcalde saliente del municipio y el Alcalde electo. Llegamos a la Procuraduría General de la Nación, a pesar de que nos dijeron que no nos iban a recibir”, cuenta don Eliober.

 

“Efectivamente no nos dejaron ingresar, sin embargo decidimos quedarnos en la entrada del edificio. Saludamos a la doctora María Isabel Ulloa que entró al edificio, pero tampoco nos dejó entrar. Pura burla” dice indignado.

 

Y continuó. “Decimos que es una burla porque nos quedamos allí hasta que empezó la reunión, casi a las 2:30 de la tarde, y que terminó a las 5:00 de la tarde; a última hora dejaron entrar a dos de nosotros: al compañero Dioni Ramírez, representante legal de Sociedad Mutual El Cogote, y quien habla, por ser el presidente de la Mesa Minera. Cuando ingresamos ya habían concluido la reunión y vimos con preocupación los halagos de los representantes del Gobierno hacia los representantes de la multinacional, es decir, totalmente parcializados. Cuando ingresamos, estaban buscando un responsable a la manifestación que estaban llevando a cabo en el municipio de Segovia; también querían que nosotros firmáramos el acta que ellos habían realizado; nosotros no la firmamos.

 

Buscando una solución

 

Tiempo perdido. “Nos devolvimos sin participar en esa reunión, informamos en nuestro municipio de lo sucedido; el paro, por ende, seguió su curso. La multinacional, desesperada por el cese de actividades, empezó a buscar personajes para intermediar entre el pueblo y la Zandor. Fue cuando hablamos con el coronel Arnulfo Traslaviña el 10 de noviembre, él hizo el puente y llamó al Gral. Leonardo Pinto Morales y organizaron una reunión para el 11 de noviembre a las 10:00 a.m. en el Batallón Especial Energético Vial No. 8. Allí presentamos un pliego de peticiones en el que exigíamos que la multinacional cesara los amparos administrativos en contra de todos los pequeños mineros, es decir, que no les cerraran las minas”, narra don Eliober.

 

Y agregó. “El Gral. Pinto habló con María Consuelo Araújo, quien se pronunció por medio de un correo confirmando que estaba dispuesta a sentarse a dialogar con los pequeños mineros. Se comprometieron a no ejecutar los amparos administrativos mientras estábamos en negociaciones, igualmente la procuradora Piedad Angarita expresó que no habría ninguna medida en cuanto a procedimientos disciplinarios en contra del Alcalde”.

 

La buena voluntad no es suficiente. “El 11 de noviembre empezamos a negociar, y mientras esto sucedía la multinacional empezó a atacar a nuestros pequeños mineros, tratando de judicializarlos. Nosotros radicamos las respectivas denuncias, sin embargo, ahí hemos estado: cumpliendo con el cronograma, distinto a la multinacional que en repetidas ocasiones ha faltado a las reuniones”.

 

Y denuncia. “Últimamente la empresa entrega unas propuestas dañinas que llevan a la quiebra al trabajador minero, por lo cual no las hemos aceptado. La misma Procuraduría nos ha presionado para que las firmemos. El 15 de junio, Piedad Angarita emitió una orden al Alcalde para que ejecute el cierre de la mina Asociación Mutual El Cogote –una de las minas más importantes del municipio– que lleva más de 40 años en funcionamiento, cumpliendo a cabalidad los requisitos de la ley referentes a obligaciones con parafiscales y de la que dependen más de 500 trabajadores a quienes les paga el sueldo, seguridad social y prestaciones. Además se encuentran las empresas Sociedad Minera San Nicolás, Sociedad Minera El Chocho, Sociedad Minera Pique Rubí, minas bien organizadas que cumplen con los requisitos que el Estado exige”.

 

¿Cuánto cuesta explotar oro?

 

En Segovia y Remedios la única economía existente desde siempre es la minería. “Cuando estaba la Frontino Gold Mine, esta tenía sus trabajadores, pero no tenían la capacidad (ni la Zandor la tiene hoy día) para emplear a toda la población minera del municipio. Esa población que no es contratada, se dedica a la minería informal, trabaja las vetillas, las explota, no había ningún problema”. Dijo, don Eliober, que el pequeño minero pagaba una cuota de arrendamiento a la Frontino Gold Mine, de entre 200 y 500 mil pesos cada mes; a cambio, esta prestaba asesoría al pequeño minero”.

 

¿Cuál es la problemática hoy día? “Llega una multinacional –que supuestamente quiere acabar con la minería tradicional–, ofreciéndoles a los pequeños mineros un contrato de operación para que puedan trabajar “legalmente”, y lo ofrecido es un contrato de operación a un año; para una mina que lleva más de 30 o 40 años produciendo, ofrecen contratos de un año sin garantía de renovarlo”. Uno de los puntos presentados en el pliego del paro del 5 de noviembre es que con estos contratos, el pequeño minero no alcanza a recuperar siquiera la inversión. “La minería es costosa, por eso exigimos que la Zandor Capital ofrezca mejores contratos o nos deje trabajar las minas, que haga concesiones con el pequeño minero”.

 

Aseguró, también, que la multinacional quiere llevarse el 60 o el 70 por ciento de lo que extrae el pequeño minero, sin inverter ni un solo peso; “[...] al pequeño minero le quedaría un 30 o 40 por ciento para pagar impuestos, salarios, etcétera, yendo, así, a la quiebra. Hemos desglosado completamente la tabla económica que presenta esta empresa y es un gana-gana pero solamente para ella, y un pierde total para el pequeño minero. Por eso en Segovia decimos: No queremos la multinacional. Tenemos entendido que hubo un acuerdo a nivel mundial, donde se precisó que las multinacionales deben estar sujetas a la licencia social que den las comunidades tradicionales, en los municipios que son netamente mineros, y es lo que estamos peleando”.

 

Tabla económica: pauperización del trabajo en la mina

 

La tabla a la que hace referencia la multinacional define los costos derivados de la extracción del oro. “Nosotros contamos con unos “estables” o “plantes de beneficio” –que es el dinero necesario para extraer la tierra de la mina y procesarla para obtener el oro–.” Según el señor Castañeda, “lo que quiere la multinacional es que todo el material extraído de los socavones por el pequeño minero –el 100 por ciento–, sea llevado a la empresa para procesarlo, pero no tenemos garantía de que la cantidad de oro obtenida en el procesamiento sea, realmente, la que nos dice la Zandor. Por ejemplo: si en 8 días, en un entable de la cadena de pequeños mineros del municipio, se consigue 10 millones de pesos al procesar nosotros mismos el oro, en esos mismos 8 días de trabajo, con la misma cantidad de material extraído, la multinacional nos estaría entregando apenas 3 o 4 millones de pesos”.

 

Ofuscado, don Eliober describió los abusos de Zandor Capital. “El pequeño minero tiene que invertir, para abrir un socavón, en dinamita, en máquinas de bombeo, taladros y maquinaria pesada, pagar la energía y con el 30 por ciento que ofrece la Zandor, no alcanza a cubrir todos esos gastos. Otras empresas mineras, por ejemplo, la Sociedad Minera Quintana –que también hacen contratos o subcontratos con los pequeños mineros, como dueña del título minero–, exige entre el 8 o 10 por ciento y el minero puede procesar el material en donde quiera, cosa que no se puede con la Zandor, quien impone su tabla económica que, en el mejor de los casos, exige el 60 por ciento del oro extraído por el pequeño minero. Así han quebrado varias asociaciones mineras del municipio”, concluyó.

 

Don Eliober mira con ojos que denotan inconformidad, su malestar es patente. Contiene su malestar y continúa: “Las asociaciones mineras, por lo general, están conformadas por 10 o 15 personas que invierten alrededor de 500 millones de pesos para empezar la explotación. Luego de 2 o 3 años de trabajo, tiempo que se demora el minero en alcanzar la veta, de trabajar sin que la multinacional se oponga a su labor. Una vez se encuentra el mineral, aparece la multinacional aplicando el amparo administrativo, con el único propósito de apoderarse de la mina ya trabajada por la pequeña asociación. Esta multinacional no hace propuestas de inversión, ni presta asesorías, ni realiza aportes de tecnología, al contrario, se aprovecha de nuestro trabajo”.

 

Contaminación

 

Una de las preocupaciones más importantes para la pequeña y mediana minería es la proyección de las fuentes hídricas de ambos municipios, a lo que se refirió don Eliober. “Mire, han contaminado nuestros municipios. Cargan volquetas doble troquel con lodo ya procesado y contaminado con cianuro y lo riegan en los ríos. Nosotros, con fotos y vídeos, hemos puesto las mismas denuncias ante Fiscalización Minera y no hacen nada, pero sí culpan al pequeño minero que, según ellos, es quien contamina, lo que es totalmente falso. Tenemos la evidencia de la contaminación ocasionada por esta multinacional a una quebrada del municipio que tiene por nombre La Cianurada, igualmente a la quebrada San Pedro, que queda en Remedios, en estas dos quebradas la Zandor Capital está vertiendo esos lodos con cianuro”.

 

Y agregó, “Hace dos años, cuando salieron esos estudios de que el mercurio era muy contaminante, uno de los compañeros mineros inventó un aparato que lo llamamos “retorta”; este aparato hace el proceso de secamiento de precipitados y recupera un 95 por ciento del mercurio utilizado para evitar que termine en los ríos. Entonces, somos los pequeños mineros los que hemos aportado, y empezado a trabajar con tecnologías limpias. Aquí la principal contaminante del medio ambiente es Zandor Capital”.

 

No hay apoyo al pequeño minero

 

El Estado cometió un error muy grande con los títulos mineros. “El título más grande lo tiene una compañía extranjera y no le han dado la oportunidad al pequeño minero para obtener un título minero. Hace aproximadamente 7 años quisieron formalizar las minas más antiguas, como me sucedió a mí con ‘Sociedad Minera Los Placitos’. Presentamos la documentación donde acreditamos la antigüedad de más de 30 años, nos prometieron una concesión que concluyó cuando los mismos funcionarios me dijeron “tiene que darme tantos millones para yo poder gestionarle esto aquí”. Hay un problema muy grande de corrupción en lo que tiene que ver con las titulaciones, permitida por el monopolio que tienen esas multinacionales, porque estas le pasan plata por debajo de cuerda a los funcionarios corruptos y eso es lo que ha sucedido.

 

En Segovia y en Remedios los mineros siempre han estado dispuestos a trabajar legalmente. “¿Cuál es nuestro dolor? Cuando el señor Presidente declaró la guerra a la minería criminal, prácticamente se la declaró al pueblo; no diferenció entre minería criminal y minería informal, porque cuando empezaron a atacar la minería criminal, empezaron a atacar a los pequeños mineros que, incluso, estábamos acá en el casco urbano. Y los delincuentes haciendo de las suyas y atropellando al pequeño minero; nos han matado la gente que quiera. El Gobierno dice querer acabar con la minería criminal pero hace todo lo contrario al atropellar al pueblo”.

 

“El pequeño minero no tiene la culpa de que llegue cualquier grupo armado, le ponga una escopeta en la cabeza y le diga “vea, tiene que darme tantos millones o si no lo mato”. ¿Qué hace el pequeño minero? Por obligación le toca. Hay mineros que han dicho: ‘yo no le voy a dar un peso a nadie’, y los han matado. ¿Qué ha hecho el Gobierno para protegernos?”, fue el interrogante que dejó en el aire.

 

Criminalización del trabajador minero

 

Zandor Capital, como dueño del título minero que abarca ambos municipios, se adjudica poderes que sobrepasan los estamentos legales. “El argumento de la Zandor Capital es que ellos le compraron a la Frontino Gold Mine y que son dueños del terreno y del subsuelo, y que se amparan en el RPP-140. No tenemos apoyo del Gobierno; la viceministra María Isabel Ulloa, y el gobierno departamental anterior, fueron muy descarados al decir que esta multinacional aquí se volvió un Estado. Lo que reprochamos es que el pueblo sí es Estado y que la formalización del trabajo minero en Segovia y Remedios debe estar a cargo del Estado, no de una multinacional; que es lo que ellos pretenden manejar acá”, dijo don Eliober.

 

Y enfatizó, además, “Hay que aclarar que los títulos que hay en ambos municipios no son todos propiedad de Zandor, también hay pequeños mineros que son propietarios, pero Zandor se apropia de esos títulos y extrae de minas que no le pertenecen. Colocamos las denuncias correspondientes y el Estado no hace nada. De igual manera, llega el Gobierno diciendo ‘usted es un pequeño minero, usted es un criminal’ y lo meten a la cárcel, lo persiguen y le quitan la mina. Los mineros de Segovia y Remedios somos trabajadores por tradición, aquí no se hace más nada, no hay ganadería, no hay café, no sabemos sembrar yuca; aquí sabemos abrir huecos, avanzar 30, 40, 100, 200 metros de profundidad en la tierra, extraer material y sacar oro; es lo que sabemos hacer”.

 

Aunque las organizaciones de pequeños mineros tienen clara la importancia de optar siempre por el diálogo y la vía política, don Eliober denuncia que “la autoridad no nos respeta, sino que nos atropella como nos ocurrió en noviembre, después de que llegamos de la reunión fallida en Bogotá, nos mandaron al Esmad a Segovia. Eran todos esos soldados y policías gritando que había llegado la guerra a Segovia, ¿cómo puede explicar que la fuerza pública llegue con esas cosas al municipio? Ese es el dolor que tienen los municipios de Segovia y Remedios, por eso ratificamos: estamos en pie de lucha y no vamos a permitir que nos quiten el pan de cada día, para entregarselo a una multinacional. No lo vamos a permitir, es lo que dice el pueblo”, concluyó.

 

Referencias

1 Segovia entre riqueza y pobreza. Claudia Yaneth Amézquita. Universidad de Antioquia. 2010


2 Socavón: Tierra adentro. Sostenible. Revista Semana. 2014

Publicado enEdición Nº227
Miércoles, 24 Agosto 2016 06:15

La larga marcha

La larga marcha

La larga y azarosa travesía marítima comienza otra vez para miles de africanos en el golfo de Benín, de allí mismo de donde partían hace siglos los barcos cargados de esclavos hacia América. Desembarcan en Brasil y atraviesan el continente hacia el norte, recorriendo distancias inauditas a través de páramos, selvas, ríos y cordilleras. Es un viaje que parece imposible aun para la imaginación, pero sus protagonistas son de carne y hueso.


Pueden ser 50 mil por el momento los que están en marcha, sumando a los haitianos, que parten también de Brasil. Buscan alcanzar el Darién, la primera puerta cerrada que tienen que burlar para avanzar por el territorio de Panamá, y luego el de Costa Rica hasta la siguiente estación prohibida, Nicaragua.


Por su posición geográfica, que conecta las dos masas continentales, desde tiempos milenarios Centroamérica ha sido un puente de migrantes que bajaban desde el norte o subían desde el sur, un territorio de fusión de razas, culturas y lenguas. Los de hoy día no quieren quedarse, sólo quieren pasar. Su meta es Estados Unidos, el sueño americano que se representan en sus cabezas como un mundo en tecnicolor, el fin feliz de todas sus penurias.


Los africanos vienen huyendo del hambre y la desesperanza, de la miseria y el abandono, de guerras tribales, de persecuciones, del fanatismo religioso, del desierto que avanza implacable con sus arenas ardientes, de la muerte de los cultivos. Los haitianos huyen de la pobreza crónica, de las calamidades provocadas por las catástrofes naturales, huracanes, terremotos, sequías y del fracaso político de un estado en descomposición.


No pocos quedan en el camino, ahogados en los ríos, picados por culebras; hay mujeres que mueren al dar a luz a media montaña, junto con el niño que paren. Otros son víctimas de los coyotes, a quienes pagan para que los hagan avanzar y más bien los abandonan arteramente. Son asaltados y robados; las mujeres, violadas.


En Nicaragua, la política de contención decretada por el gobierno les cierra el paso y son capturados y devueltos al territorio fronterizo de Costa Rica, donde se hacinan en campamentos de emergencia en Peñas Blancas. Pero vuelven siempre a intentarlo, andando de noche por trochas clandestinas para no ser descubiertos y escondiéndose de día, en busca de alcanzar la estación siguiente, que es Honduras, y de allí seguir adelante, hacia México.


Ya hay 2 mil 500 que han conseguido llegar a Tijuana, lo que quiere decir que el implacable muro nicaragüense, pese a todo, tiene grietas, aunque muchos se quedan en el camino. El mes pasado 10 de ellos, arriesgándose a meterse en las aguas del río Sapoá, que desde Costa Rica desemboca en el Gran Lago de Nicaragua, murieron ahogados. Al menos cinco habían salido dos meses atrás de Liancourt, en el departamento de Artibonito, en Haití.


Sus cuerpos fueron apareciendo arrojados por el oleaje del Gran Lago y recibieron sepultura en los cementerios de los poblados vecinos, en tumbas sin nombre, o en la misma costa por su avanzado estado de descomposición. En el expediente policial sólo figuran unos cuantos rasgos suyos. Pelo ensortijado, piel oscura. Aspecto atlético, gran estatura. Complexión media, sexo femenino. Camiseta negra, zapatos deportivos.


Fragmentos de las vidas de estos caminantes quedan en las noticias de los periódicos que no tardarán en envejecer. Me fijo en una de esas historias. David, de 21 años, y Yandeli, de 25, una pareja de haitianos que han logrado atravesar la frontera y viven escondidos en un paraje del sur de Nicaragua. Detuvieron su marcha porque ella va a ser madre pronto y buscará parir en la soledad de su refugio. Han escogido llamar Davison a su hijo.


El cansancio, la tristeza y el llanto se mezclan con la esperanza que todavía conservan, dice el cronista, que ha podido llegar hasta ellos, burlando la vigilancia de los caminos. Sin empleo, vendieron todo lo que tenían y decidieron emigrar. Por el momento su sueño americano es este, un refugio en el monte y el riesgo diario de que el ejército o la policía los saquen de allí para hacerlos regresar al campamento en Costa Rica.


Los pobladores de las aldeas de pescadores en la costa nicaragüense del Pacífico los ven aparecer cuando cae la noche en los patios de sus casas, sombras sigilosas que se acercan con temor. Por señas se dan a entender: tienen sed, tienen hambre. Y desafiando el temor, los vecinos les dan el amparo que piden: agua, comida, zapatos, ropa, pañales para los niños. Sólo saben que deben ayudarles, no importa el riesgo a ser reprimidos.


En el puerto de San Juan del Sur, donde se vive del turismo, la gente pobre hace colectas, recoge vituallas, y los dueños de las pulperías y los propios vecinos ayudan con gusto. Cargan vehículos enteros y van a los centros de detención o detienen a las caravanas militares en los caminos para buscar cómo hacer entrega de los auxilios.


Y en San Juan del Sur hay manifestaciones populares en las calles, que protestan porque se reprime a los emigrantes; 200, 300 personas que marchan de manera espontánea y muestran pancartas improvisadas en las que se demanda que los dejen pasar, que los dejen seguir avanzando. Copio lo que dice una manifestante del barrio La Cuesta delante del micrófono de la camioneta con parlantes que cierra la manifestación: No queremos que sigan muriendo en nuestra patria, no queremos verlos sufrir, pedimos que los dejen pasar. ¿Por qué no los dejan pasar?


Mientras tanto, al caer la noche, ellos salen de sus refugios y remprenden el camino, adentrándose más en el territorio, buscando la frontera con Honduras. Avanzan en largas filas y otros pobladores costeros los detienen para darles de beber y de comer, para reponerles los zapatos desbaratados, para entregarles mudas con que cambiarse la ropa en girones.
Aún les queda por delante una larga marcha.


Panamá, agosto de 2016
sergioramirez.com
Facebook: escritorsergioramirez
Twitter: sergioramirezm
Instagram: sergioramirezmercado

Publicado enInternacional
Viernes, 19 Agosto 2016 18:06

Costo de vida, salarios y mínimo vital

Costo de vida, salarios y mínimo vital
Seis meses después de que el Gobierno Nacional decretara el incremento del salario mínimo, la población trabajadora de ingresos bajos, según datos del DANE, ha acumulado una pérdida/disminución de su ingreso de 5.84 puntos porcentuales, lo que la hace más pobre y vulnerable.

 

 

Recordemos que en diciembre pasado el Gobierno decretó un incremento del salario mínimo del 7%, porcentaje que fue inferior al IPC causado de la población trabajadora de ingresos bajos, que para ese año fue del 7.28%.

 

Tal decisión, que tenía el propósito de favorecer los intereses de una patronal que durante el proceso de concertación del salario mínimo había ofrecido hasta un 6.8% de incremento, no sólo se situó muy lejos de lo que reivindicaban las centrales sindicales y de lo que aspiraban los trabajadores de ingresos bajos, sino que fue completamente contraria al artículo 53 de la Constitución Nacional, que establece como principio el aseguramiento de una “remuneración mínima vital y móvil”. La Corte Constitucional por su parte ha determinado que los incrementos salariales deben proteger como mínimo el poder adquisitivo de los salarios.

 

El IPC, o costo de vida, no es igual para toda la población colombiana, como lo ilustra la siguiente información del DANE correspondiente al IPC del mes de junio del presenta año:

 

 

tabla 1tabla 1.1

    

 

Obsérvese que el IPC es siempre distinto según la ciudad donde se viva y según la clase social a la que se pertenezca, por lo que el incremento del salario mínimo no puede hacerse con base en el promedio nacional, sino por lo menos con base al IPC de la población trabajadora de ingresos bajos, que es la que devenga el salario mínimo (o menos) y constituye la mayoría de la población asalariada del país.

 

En la tabla también se observa que el IPC causado para la población trabajadora de ingresos bajos en el último año, está 0.75 puntos porcentuales por encima del IPC promedio nacional, y 1.05 y 1.35 puntos por encima del IPC de las poblaciones de ingresos medios y altos, respectivamente. En este mismo período (12 meses) el IPC de los productores (técnicamente su denominación es IPP) fue de 6.95% promedio nacional, 1.23 puntos por debajo del IPC promedio nacional.

 

Como puede verse, de las 24 ciudades en las que el DANE aplica su estadística, 11 presentaron incrementos por encima del IPC promedio de la población de ingresos bajos, con los resultados más malos para los trabajadores de Cúcuta (11.72%), Pasto (11.14%) y Florencia (10.75%), los que más han sufrido en el deterioro de su calidad de vida.

 

Estas diferencias se sustentan en patrones de consumo completamente distintos, como lo ilustra el siguiente cuadro :

 

tabla 3

 

Según estos cálculos, los trabajadores de ingresos bajos destinarían al mes el 41.42% de éstos a comprar alimentos ($285.572 o $9.391 día); el 28.31% ($195.185) a pagar vivienda cuando es arrendada, o en todo caso a los gastos que esta genera, aunque resulta bastante difícil conseguir vivienda digna de menos de $300.000 en barrios de estratos 1 y 2; destinan $50.261 al mes a vestuario, y la misma suma al pago de transporte (los trabajadores formalizados de salario mínimo tienen derecho a subsidio de transporte); a salud destinan 4.26% (se supone que al menos están cubiertos por una EPS aunque sea en el régimen subsidiado); 3.57% para educación (si bien los trabajadores de ingresos bajos no matriculan sus hijos en la universidad de los Andes y su opción es la educación pública, este porcentaje supone gastos en educación de $24.614 al mes, o $295.363 al año); a diversión destinan el 2.25% y el 5.6% para otros gastos.

 

Aunque los anteriores cálculos nos parezcan de ficción, como no contamos con datos alternativos que nos permitan discutirlos, no nos que más remedio que tomarlos e incorporarlos a nuestro análisis.

 

En el último año los trabajadores de ingresos bajos, que son la mayoría de la población asalariada, han sido los más castigados por el costo de vida, pues han sido los alimentos los productos que más inflación han tenido, como lo ilustra la siguiente tabla:

 

tabla 4

 

Esta inflación, que se va a mantener todavía por un buen tiempo, ha superado las expectativas y metas que se había fijado el Banco de la República, que para 2016 y 2017 definió una meta de inflación entre 2% y 4%, con centro en 3%.

 

Entre las razones que la explican están, por un lado, los mayores precios de las importaciones, que los productores trasladan automáticamente a los consumidores (mayores precios son resultado a su vez de un peso cada vez más devaluado). Y por otro lado, la confluencia de fenómenos como el del “niño”, que afectó la producción de alimentos, y el paro camionero, que afectó el abastecimiento. A estos factores hay que agregar la política que ha estado implementando el Banco de la República de subir las tasas de interés, que incrementan el valor de los créditos que por necesidad asumen los hogares de los trabajadores de ingresos bajos, sobre todo para comprar ropa, mediante sistemas como el pago por cuotas, o el uso de las tarjetas de crédito.

 

Sin embargo, no son estas las únicas razones que explican este fenómeno, pues en el fondo subsisten problemas estructurales que les permite a los sectores dominantes en el agro, en la industria y en el comercio, capturar rentas a través de un modelo de desarrollo ineficiente y excluyente.

 

Como puede verse, es completamente razonable y justa la posición de las centrales sindicales CGT, CUT y CTC, que a principios de este año demandaron ante el Concejo de Estado la nulidad del decreto sobre salario mínimo, por ser contraria a los mandatos constitucionales y a los fundamentos del Estado Social; demandas con las que, además, reclamaron una medida cautelar para que de manera transitoria, mientras el Consejo de Estado decide, se decrete un incremento del salario mínimo en armonía con las normas constitucionales, de tal manera que se restablezca el poder adquisitivo del salario y se repare la afectación del mínimo vital.

 

Publicado 18 agosto de 2016.

 

Analista Escuela Nacional Sindical*

Publicado enColombia
El golpe de Estado en Turquía fracasa tras la resistencia de la población en las calles

El Gobierno llama a sus seguidores a que continúen en las vías públicas para evitar nuevas intentonas.

 

Un golpe de Estado fallido sumió en la noche de este viernes en una situación caótica a Turquía, un aliado estratégico para Europa y miembro de la OTAN. Sectores de las fuerzas armadas turcas se sublevaron para tratar de hacerse con el poder en el país y decretaron la ley marcial. Casi siete horas después el presidente Recep Tayyip Erdogan apareció ante los medios de comunicación para dar por sofocado el golpe y advirtió de que "los involucrados pagarán un alto precio". Sin embargo, la inestabilidad permanece en las principales ciudades del país, la capital, Ankara, y Estambul. Y el Ejecutivo ha llamado a sus seguidores a que continúen en la calle para evitar nuevas intentonas golpistas.


A través de la televisión se pudo ver cómo los golpistas comenzaban a ser detenidos y los militares eran expulsados del canal de televisión estatal desde el que estaban controlando la información. El Gobierno cifra en 1.563 los militares arrestados.


Las horas que siguieron al golpe han sido sangrientas: hay al menos 90 muertos y más de 1.000 heridos, según la agencia de noticias estatal. Durante su intervención, Erdogan dijo que habían tratado de derribar su avión con los F-16 del ejército y que bombardearon su hotel justo cuando ya había salido.


Sin embargo, el mandatario insistió en que "esto terminará bien" e hizo una llamada a los golpistas: "Sois nuestros hijos". "Es inaceptable que dirijáis vuestras armas contra padres, madres e hijos. Si apuntáis las armas al pueblo que os las dio, pagaréis las consecuencias", señaló.


El presidente turco exigió que "todos aquellos que estén conduciendo tanques en la calle que regresen a sus cuarteles". "Ya han comenzado las detenciones y llegaremos hasta lo más alto", señaló en tono sereno y vestido con corbata, acompañado de varios funcionarios y frente a una imagen de Atatürk, el padre de la Turquía moderna.


Paralelamente, la llamada de Erdogan a la población a defender el poder "democrático" derivó en enfrentamientos a tiros en Ankara y Estambul. La agencia progubernamental Anadolu informó de que 17 policías de las fuerzas especiales fueron asesinados en una academia de policía en la capital. En esa misma ciudad varios tanques dispararon en las inmediaciones del Parlamento turco y un avión de combate utilizado por los golpistas fue derribado.

 

También se escucharon bombas lanzadas desde los aviones de combate que sobrevolaron Ankara.


En el centro de Estambul seguía el descontrol mientras los tanques recorrían las calles y los simpatizantes del presidente se echaban a las calles y tomaban las principales plazas agitando banderas nacionales.


Los movimientos comenzaron en torno a las diez de la noche cuando camiones de transportes de tropas se estacionaron a la entrada de los puentes que cruzan el estrecho del Bósforo en Estambul y los cerraron al tráfico. Poco después, en Ankara, los blindados y los tanques tomaron posiciones en las calles y varios cazas pasaron en vuelo rasante sobre la capital. Un pelotón de soldados golpistas se dirigió al Estado Mayor de Turquía y con el apoyo del fuego aéreo de un helicóptero de guerra Sikorski penetró en el edificio y tomó como rehén al jefe del Estado Mayor, el general Hulusi Akar.

 

Todo se desarrollaba con gran rapidez y en medio de una gran confusión. Pero, en general, de acuerdo a lo planificado con los golpistas. Como en anteriores asonadas, rodearon varios edificios importantes en la estructura del Estado e instalaciones como el Aeropuerto de Estambul y se hicieron con el control de la radiotelevisión pública TRT donde, tras cortar la emisión, hicieron a una presentadora leer un comunicado en el que afirmaban haber tomado el poder ante las "amenazas" a las que se enfrenta Turquía y que el Gobierno es "incapaz" de atajar, así como a la deriva "autocrática" del presidente Erdogan, al que acusaron de "traidor". Asimismo anunciaron un toque de queda en todo el país, que pasaría de forma temporal a ser dirigido por el llamado Consejo de Paz en Casa.


Tampoco contaban los militares sublevados con que el presidente Erdogan, considerado un islamista moderado, además de un fuerte rechazo, concita igualmente un enorme apoyo popular en Turquía. Solo hay que ver cómo fue recibido de madrugada en el aeropuerto. El levantamiento militar le pilló fuera de Ankara, pero "desde un lugar seguro" —según una fuente de su entorno, que no quiso revelar la localización— lanzó un llamamiento mediante una intervención telefónica en la cadena CNN-Türk: "Salid a la calle, tomad las plazas, id al aeropuerto (de Estambul). ¿Qué van a hacer? ¿Van a disparar al pueblo? Esto es un ataque contra la democracia". Como en otras ocasiones en que el mandatario turco ha apostado al todo o nada, esta vez también triunfó.

Publicado enInternacional