Sábado, 17 Enero 2015 17:10

La Guajira, nuevamente en alerta roja

La Guajira, nuevamente en alerta roja

Hospitales atienden semanalmente cerca de tres niños con casos de desnutrición. La falta de agua potable y la propagación del virus del chikunguña agrava la situación de salud en el departamento.

La alerta fue declarada por la Secretaría de Salud del departamento el pasado 7 de enero del 2015 con el objetivo de activar los planes hospitalarios de emergencia y evitar que la cifra de muertes por desnutrición infantil no siguiera aumentando.

Según miembros del sistema de salud, en promedio se diagnostican tres niños por desnutrición, por lo que, si no se atiende rápidamente el problema, es posible que se repitan cifras como las obtenidas en el último año, donde se registraron 43 muertes de niños y niñas por factores relacionados con la desnutrición. El doble de las registradas en el 2013 -23 niños muertos- , conforme a cifras publicadas por la Defensoría del Pueblo.

Esta no es la primera vez que las autoridades del departamento de La Guajira declaran alerta roja hospitalaria, pues la sequía y la falta de suministro de agua potable ha dado pié para que el departamento sea la cuna de virus y problemas de desnutrición en los últimos años.

Según un estudio realizado en el 2013 por el Departamento Administrativo de Planeación de La Guajira, de los 15 municipios del departamento, 9 se encuentran en peligro y 4 en alerta roja por ser los que han presentado los más altos índices de morbi-mortalidad por desnutrición.

La población más afectada ha sido la comunidad Wayúu y los habitantes que habitan las zonas de la alta y media Guajira, lugares que según el Departamento de Planeación, no disponen de áreas aptas para la agricultura por su carácter desértico y semidesértico, donde la práctica de la ganadería es limitada a ganado menor y el recurso hídrico es escaso y no potable.

A esto se le suma que "los sectores no cuentan con servicios públicos como la energía eléctrica, no pueden tener refrigeradores y por lo tanto no pueden preservar las verduras, frutas y otros alimentos perecederos y deben limitarse a alimentos secos", explica Planeación.

Estos hechos, que ya se veían venir por la falta de soluciones estructurales, tiene indignada a gran parte de la población, como es el caso de Samuel Arregocés habitante del municipio de Hato Nuevo. "En la Guajira no hay agua potable y la poca que hay se agota. Estamos recibiendo el servicio de agua cada diez u ocho días en el municipio, no es suficiente. Tememos que esta sequía vaya a ser más fuerte que la pasada, porque eso va a permitir que el virus se prolongue y que el problema de salud y desnutrición en la Guajira sea más fuerte", opina Arregocés.

Sin embargo, mientras las autoridades buscan maneras de aumentar la distribución de agua potable en el departamento, paralelamente el presidente de la Multinacional Cerrejón, Roberto Junguito, anunció este viernes que continuará el proceso de desviación del arroyo Bruno, cauce del río Ranchería. Afluente que según Arregocés "surte al sector rural del municipio de Albania y a una zona de Maicao".

Por lo pronto, entre las recomendaciones que hizo el Departamento de Planeación en su estudio se encuentra que son necesarios programas donde se incluyan labores de valoración pre y post. "No hay seguimiento al crecimiento y desarrollo de niñas y niñas menores de 5 años. Las actividades de las instituciones de salud se limitan a las que se hacen por consulta médica hospitalaria pero no se coordina con los programas de seguridad alimentaria", concluye el documento redactado hace dos años y que aún no pierde vigencia. (Ver informe del Departamento Administrativo de Planeación).

 

Acetaminofén para aliviar el chikunguña

 

Como si los problemas de desnutrición infantil no fueran suficientes, según el registro del Instituto Nacional de Salud (INS), en La Guajira se han presentado 6.039 casos de chikunguña, de los cuales, el mayor número se concentra en Riohacha con 3.027, seguido de Maicao con 2.660 y San Juan del Cesar con 133 casos.

"Los hospitales han colapsado porque hay muchos pacientes. Hay gente que ni siquiera va a los hospitales porque como ya saben lo que le van a recetar, compran el acetaminofén en una droguería y se toman el medicamento", comenta Arregocés, quien padeció del virus del chikunguña desde el mes de noviembre del 2014 y asegura haber recibido por parte de la entidad hospitalaria solo acetaminofén para poder llevar la enfermedad.

Ante esta problemática la Defensoría del Pueblo pide una rápida acción gubernamental para evitar que zonas como como Uribia, Manaure, Maicao y la Jagua del Pilar, que cuentan con elevados índices de necesidades básicas insatisfechas, no sigan padeciendo por la ausencia estatal.

Artículos relacionados con el tema: El clamor de la Guajira y la nación Wayuu.

Publicado enColombia
¿Zar del ébola? Necesitamos un director general de salud pública

La epidemia del ébola es una crisis mundial de salud que exige una respuesta conjunta a nivel mundial. Aquí, en Estados Unidos, las medidas que se tomaron fueron desarticuladas, y parecen estar más bien motivadas por el miedo que por la ciencia. Hay una razón clara para ello: el nombramiento del funcionario seleccionado por el Presidente Barack Obama para ocupar el cargo de Director Genera de Salud Pública, el Dr. Vivek Murthy, sigue estancado en el Senado. Uno podría imaginar que una epidemia como la del ébola haría que la gente trascienda la política partidaria, pero Vivek Murthy, a pesar de los impresionantes méritos de su labor médica, cometió un error crucial antes de ser nombrado: declaró que las armas eran un problema de salud pública. Eso provocó la oposición de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por su sigla en inglés), que es todo lo que se necesita para detener el progreso de cualquier votación en el Senado estadounidense.

En octubre de 2012, el Dr. Murthy escribió en su cuenta de twitter: "Estoy cansado de los políticos que hacen política jugando con la problemática de las armas, poniendo en riesgo la vida de millones de personas por miedo a la NRA. Las armas son un problema de salud pública". Un año después, la Casa Blanca anunció su nominación para el cargo de director general de salud y el cuatro de febrero de 2014 testificó ante el Comité de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado. Obtuvo el apoyo tanto de los demócratas como de los republicanos en el comité, pero su nombramiento todavía no fue sujeto a votación en el Senado, presumiblemente porque el Senador Harry Raid, líder de la mayoría demócrata en el Senado, sabe que no contarán con los votos suficientes para aprobarlo. Los nombramientos necesitan solo una mayoría simple de 51 votos para ser aprobados. Como los demócratas tienen una mayoría de 55 a 45 en el Senado (al menos por ahora), la aprobación de Murthy como director general de salud pública debería haber sido cuestión de rutina.

Sin embargo, el temor percibido al poder de la Asociación Nacional del Rifle provocó que varios demócratas –sobre todo aquellos que se enfrentan a una reelección ajustada en 2014– indicaran que no votarán en apoyo a Murthy. Entre quienes se espera que voten en contra se encuentran Mary Landrieu, de Louisiana, Mark Pryor, de Arkansas, y Mark Begich, de Alaska. Estos senadores demócratas y otros senadores que aspiran a la reelección no quieren arriesgarse a provocar a la NRA antes de las elecciones de noviembre. Así que Estados Unidos no tiene director general de salud pública.

¿De qué se ocupa el Director General de Salud exactamente? El cargo se remonta a 1798, cuando el Congreso estableció el primer servicio de salud con financiamiento público para los marinos mercantes que padecían enfermedades. Ahora, el director general tiene al mando a más de 6.500 trabajadores de la salud del "Cuerpo Comisionado" de los servicios de salud, que tiene la tarea de proteger la salud pública estadounidense.

Otro papel igualmente importante del director general es oficiar como "médico del país", utilizar su cargo para organizar campañas de salud pública y educar e inspirar a las personas a tomar en serio la salud. Entonces, si bien hay un director interino, Boris Lushniak, que mantiene funcionando la organización, no ha asumido el papel público que el puesto requiere. En 1964, el entonces Director General de Salud Pública, Luther Terry, dio a conocer un revolucionario informe, "Tabaco y Salud", que provocó cambios significativos en las políticas de tabaco, como la impresión de etiquetas de advertencia en los paquetes de cigarrillos y la prohibición de publicidad de tabaco en radio y televisión. En la década de 1980, el Director General de Salud del presidente Ronald Reagan, C. Everett Koop, abogó por la educación y la lucha contra el VIH/SIDA, en contra de los deseos del propio Reagan, que ni siquiera pronunció la frase "SIDA" durante los primeros seis años de su gobierno, mientras miles de personas morían a causa de la enfermedad.

Podemos suponer que, si el Dr. Murthy fuera confirmado como director general, sería la voz cantante de la razón en la respuesta nacional a la epidemia del ébola. En su lugar, tenemos personajes desinformados que exigen prohibiciones de viaje desde y hacia los países de África Occidental, algo que todos los funcionarios de salud pública afirman que sería exacerbar la epidemia, conduciendo a las personas infectadas a cruzar ilegalmente las fronteras y evitar los puestos de control donde podrían ser derivadas para recibir tratamiento. Este escenario definitivamente provocaría más casos de ébola en Estados Unidos.

¿Y cuál es el problema de que el director general de salud impulse políticas de sentido común, basadas en datos de la realidad, para reformar nuestras leyes de tenencia de armas? La Campaña Brady para Prevenir la Violencia con Armas de Fuego señala en sus informes la escala del problema con las armas: en promedio, 128 estadounidenses resultan muertos o heridos por armas de fuego todos los días. Más de 30.000 mueren por violencia con armas todos los años. La Campaña Brady recibe su nombre por el secretario de prensa del Presidente Reagan, el difunto James Brady, que fue herido de gravedad en un intento de asesinato a Reagan.

Hasta donde sabemos, solo dos personas en Estados Unidos tienen ébola actualmente. En cambio, hay 300 millones de armas de fuego en circulación. El ébola se puede detener con procedimientos adecuados de salud pública y con el envío de una gran cantidad de trabajadores de la salud, equipos y otros recursos a Liberia, Sierra Leona y Guinea. El Senado debería votar inmediatamente para aprobar el nombramiento del Dr. Vivek Murthy como Director General de Salud.

 

Traducción al español del texto en inglés: Inés Coira. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enSociedad
Respuesta solidaria de Cuba en la lucha contra el ébola asombra a Estados Unidos

La respuesta solidaria de Cuba a la crisis del ébola en África asombra a muchos en Estados Unidos, que se ha enfocado más en la histeria sobre el contagio aquí que en otorgar mayor asistencia al epicentro de la crisis de salud.

El envío de cientos de médicos y especialistas de salud cubanos a África –460 han sido capacitados para esta labor y los primeros 165 llegaron ya a Sierra Leona, el contingente médico más grande de cualquier país– ha obligado a que altos funcionarios y algunos de los principales medios estadunidenses resalten la respuesta solidaria.


Ahora, con la invitación de Fidel Castro a que ambos países pongan a un lado sus diferencias y sumen esfuerzos para enfrentar la crisis, el debate aquí sobre el manejo del brote del ébola ha tomado otro giro.


El New York Times, en un editorial publicado el domingo, titulado La impresionante contribución de Cuba en la lucha contra el ébola resalta que un país pobre, a miles de kilómetros de las naciones de África occidental que están padeciendo el brote de la enfermedad, podría terminar jugando el papel más destacado entre las naciones que están trabajando para frenar la propagación del virus

.
El editorial sugiere que aunque la enorme contribución de Cuba forma parte de un esfuerzo para "mejorar su estatus en el escenario mundial (...) debe ser aplaudida e imitada".


El rotativo, que ya se ha pronunciado por un giro en la política bilateral hacia la isla y un fin al bloqueo, subrayó que es lamentable que Washington, el principal contribuyente financiero a la lucha contra el ébola, no tenga vínculos diplomáticos con La Habana, dado que Cuba podría terminar desempeñando la labor más vital. En este caso, la enemistad tiene repercusiones de vida o muerte, ya que los dos países no tienen mecanismos para coordinar sus esfuerzos a alto nivel. Para la administración Obama, este dilema tiene que enfatizar la idea de que los frutos de normalizar la relación con Cuba conlleva muchos más beneficios que riesgos.


El Times concluye citando la columna publicada por Fidel Castro en Granma este fin de semana, donde propone que ambos países deberían poner a un lado sus diferencias, así sea temporalmente, para enfrentar la amenaza global del ébola y finaliza el diario estadunidense: Tiene toda la razón.


Desde la semana pasada, el gobierno de Obama expresó su admiración por la contribución cubana.


El secretario de Estado, John Kerry, comentó el viernes ante diplomáticos extranjeros que ya estamos viendo a naciones grandes y pequeñas presentándose de maneras impresionantes para hacer una contribución en las primeras líneas. Cuba, un país de sólo 11 millones de personas, ha enviado 165 profesionales de salud y tiene planes para enviar casi 300 más.
Fue una de las contadas veces que Washington ha ofrecido palabras positivas en público hacia Cuba en más de medio siglo desde que Estados Unidos ha intentando aislar y cambiar el régimen político de la isla.


Aunque el gobierno de Barack Obama ha enviado hasta unos 4 mil militares –incluyendo ahora ingenieros y médicos– a África, no ha dejado clara su disposición de trabajar ni siquiera a un nivel mínimo con los cubanos, sobre todo en cooperar y ayudarlos con equipo medico especializado para contener el virus.


Hoy, una vocera del Departamento de Estado, Mary Harf, fue interrogada sobre el ofrecimiento de Cuba para trabajar de manera conjunta –algo que reiteró hoy el presidente Raúl Castro en la reunión de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América– y sólo respondió que no se descartaba tal posibilidad pero tampoco se confirmaba. Por tanto, se limitó a reiterar lo dicho por Kerry y reconocer la contribución significativa de Cuba.

Mientras tanto, en Estados Unidos Obama ha tenido que solicitar reiteradamente calma y advertir contra la histeria ante un creciente temor frente al ébola y la muerte del primer paciente con la enfermedad en este país, en Dallas.


No ayuda que políticos y comentaristas usen esta crisis para fomentar más temor. Un columnista del Washington Post advierte la posibilidad de que terroristas musulmanes extremistas puedan usar el ébola como arma para contagiar a los estadunidenses; otros llaman a sellar la frontera con México, advirtiendo que narcotraficantes junto con musulmanes extremistas podrían ingresar al país infectados con ébola por falta de una frontera segura.


Varias escuelas han cerrado por temor de supuestos contactos con gente que ha viajado a países de África que incluso no padecen este brote epidémico.

Publicado enInternacional
Alto a la investigación con virus de gripe aviar, exigen científicos a Obama

Un grupo de destacados científicos afirma que es “moral y éticamente incorrecto” continuar creando cepas altamente infecciosas de virus de gripe aviar que pueden ser transmitidas con facilidad entre humanos.

 

Los científicos, entre ellos un ex jefe científico del gobierno del Reino Unido y un premio Nobel, han apremiado al presidente estadunidense Barack Obama a investigar las implicaciones técnicas de la decisión de crear en el laboratorio un nuevo virus de influenza que es más letal y transmisible que los existentes en la naturaleza.

 

Dos equipos científicos –encabezados por Ron Fouchier, del Centro Médico Erasmo, en Rotterdam, y Yoshihiro Kawaoka, de la Universidad de Wisconsin-Madison– anunciaron en 2011 que lograron mutar el virus de la gripe aviar H5N1 de modo que pudiera en teoría ser transmitido entre personas por vía aérea.

 

Suspendieron la investigación el año pasado, como parte de una moratoria voluntaria ante la indignación pública por su trabajo. Pero a principios de este año anunciaron el fin de la moratoria, e incluso una expansión hacia nuevas áreas, con otros virus y enfermedades.

 

En una carta escrita en términos enérgicos, enviada a la Comisión Presidencial para el Estudio de Temas Bioéticos del gobierno estadunidense, opositores a la investigación advierten que no se ha debatido lo suficiente sobre las amenazas planteadas por la cancelación de la moratoria.

 

Señalaron que la tasa de mortalidad del virus H5N1, en las raras ocasiones en que ha infectado a humanos, lo ponen en una “clase por sí mismo”, y que intentar volverlo más transmisible mediante experimentos de laboratorio equivale a correr el riesgo de desatar una pandemia de efectos devastadores.

 

“La liberación accidental en la comunidad de un virus artificial de H5N1, transferible a humanos, tiene el potencial de causar una pandemia global de proporciones épicas que empequeñecería la pandemia de gripe española de 1918, que provocó la muerte de más de 50 millones de personas”, sostienen los científicos.

 


“La mayoría (de científicos) considera que la creación en laboratorio de un patógeno más letal de uno que existe en la naturaleza es moral y éticamente incorrecto. De hecho, la opinión mayoritaria es que no existe justificación científica que compense los problemas morales y éticos”, afirman.

 

La carta fue promovida por la Fundación para la Investigación de Vacunas, organismo privado con sede en Washington. Fue enviada a la comisión presidencial para dar la vuelta a los poderosos Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, que han financiado los dos proyectos de investigación sobre la transmisibilidad del H5N1 y controlado gran parte del debate en la materia.

 

Firmantes

 

Entre los 17 firmantes de la carta están los británicos Robert May, ex jefe científico del primer ministro británico y experto en transmisión de enfermedades; Marc Lipsitch, especialista en enfermedades comunicables de la Universidad Harvard, y Richard Roberts, quien ganó el Premio Nobel de Medicina en 1993 por sus investigaciones precursoras en genética.

 

Los científicos se preocupan en particular de que los intentos de crear formas más letales de H5N1 sean sólo el principio de mayores trabajos con otros virus potencialmente letales, en lo que denominan estudios de “ganancia de función”, que estimulen mutaciones virales más peligrosas.

 

El profesor Simon Wain-Hobson, eminente virólogo del Instituto Pasteur de París, quien fue el primero en firmar la carta, afirmó que la Organización Mundial de la Salud debió haber tomado la iniciativa: “La reciente cancelación de la moratoria por 40 investigadores de influenza –no financiadores, gobiernos ni organismos internacionales– lo dice todo. La comunidad de la influenza no ha entendido que este es un tema candente que no desaparecerá”.

 

Steve Connor
The Independent

Traducción: Jorge Anaya

Publicado enInternacional
EEUU prepara informe para lanzar ciberataque contra Rusia y China

Los servicios especiales de EE.UU. están acabando un informe que va a precisar los ciberataques desde el extranjero. El documento va a detallar las pérdidas que causaron las infiltraciones.
 


Es el primer informe de este tipo solicitado por el Pentágono el año pasado, según los medios, con referencia a fuentes dentro de las agencias especiales.


 
El informe estimará la escala de la participación de China en los ataques contra EE.UU. Los empleados de inteligencia han denunciado que los ‘hackers’ chinos roban de manera constante los datos de la propiedad intelectual. Recientemente, el secretario de Defensa estadounidense, León Panetta, también expresó su preocupación sobre el desarrollo de las actividades de China y Rusia en la esfera del ciberespacio.


 
El experto en tecnologías informáticas Santiago Do Rego cree que el texto se elabora para que después el Pentágono tenga excusa para nuevas ofensivas digitales contra otros países: “Con este informe que pretende contabilizar cuántas son las pérdidas de los norteamericanos en cuestiones económicas por parte de ataques cibernéticos, ahí es cuando va a haber una excusa para desplegar un ataque contra vaya a saber uno qué país, puede ser Rusia, puede ser China, puede ser Irán donde ya han hecho ataques cibernéticos”.
 


Cuando uno despliega un arma, cibernética o de verdad, opina Do Rego, corre el riesgo de que estas armas terminen en manos de otros grupos. “Las principales empresas que se dedican a detectar virus, se dan cuenta de que hay algo en el ambiente cibernético que no es común y que puede tener ramificaciones con ciertas oficinas del Estado o con ciertas agencias de seguridad y particularmente norteamericanas y sí hay un peligro real de que esas armas se den vuelta y terminen afectando no solo al mismo Gobierno norteamericano o a empresas norteamericanas, sino a empresas privadas de otros lados del mundo y a usuarios privados de otros lados del mundo”, explica Do Rego.

 

8 Diciembre 2012


 
(Tomado de RT: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/80560-eeuu-buscando-excusa-ciberataque-rusia-china)

Publicado enInternacional
El lunes se vivirá un eventual “fin del mundo de Internet”
Washington, 6 de julio. Decenas de miles de internautas en el mundo podrían quedarse sin acceso a la web el lunes, cuando expire un programa de protección desarrollado por la Policía Federal de Estados Unidos contra un virus descubierto en 2007, señalaron expertos en seguridad informática.


El problema se deriva del malware o código malicioso, conocido como DNS Changer, que fue creado por piratas informáticos para redirigir el tráfico de Internet mediante el secuestro de los sistemas de nombres de dominio de los navegadores web.


La banda criminal detrás del virus DNS Changer, descubierto en 2007, fue desarticulada el año pasado por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, la policía de Estonia y otras agencias policiales.


Como el virus controlaba tanto tráfico de Internet, las autoridades obtuvieron una orden judicial para dejar que la FBI operara servidores de remplazo para permitir que el tráfico fluyera con normalidad, incluso desde las computadoras infectadas.


Pero ese mandato judicial expira el lunes, con lo cual cerca de 300 mil computadoras aún infectadas podrían no poder navegar en la web, en lo que los expertos describen como un eventual “fin del mundo de Internet” para las máquinas involucradas.


De las 300 mil unidades que se verían afectadas por el virus, la mayoría está en Estados Unidos (69 mil), y el resto se distribuye en otra decena de países, incluso Alemania, Australia, Canadá, Francia, India, Italia y Reino Unido.


Un virus que afecta a todos



Según los especialistas en seguridad informática, no se puede determinar con claridad cuántas computadoras infectadas están aún activas.


“Identificar a las víctimas es una tarea muy difícil en la que trabajamos desde hace años”, dijo Johannes Ullrich, investigador del Instituto SANS Security, quien agregó no obstante que el impacto podría ser “mínimo” debido a que muchos equipos afectados ya no están en uso.


Los usuarios que creen estar infectados pueden realizar una prueba en la página web del Grupo de Trabajo del DNS Changer en www.dcwg.org/ o en otros sitios operados por diferentes empresas de seguridad.


La firma de seguridad informática Internet Identity (IID) dijo la semana pasada que al menos 58 de las 500 principales empresas según Fortune, y al menos dos de 55 entidades gubernamentales, tienen una computadora o enrutador infectados con el DNS Changer.


“DNS Changer es una forma insidiosa de malware que afecta a todos, desde el consumidor común a gran parte de la lista Fortune 500”, dijo el director ejecutivo de IID, Lars Harvey.


Este malware bloquea las actualizaciones de los sistemas antivirus. “Esto permite a los ciberdelincuentes acceder a datos y mensajes en la computadora de la víctima”, señaló IID.


La empresa de seguridad informática McAfee, que ha puesto a disposición una herramienta de diagnóstico en mcafee.com/dnscheck, destacó la necesidad de actuar antes del lunes.


“Si los equipos de los internautas tienen configuraciones erróneas de dominios (sobre las cuales actúa el virus) en sus servidores, no pueden acceder a sitios web, enviar correos electrónicos o utilizar servicios en Internet”, dijo McAfee en un comunicado.


Con ayuda de la FBI, Google, Facebook y los servicios proveedores de Internet, los expertos han desarrollado sitios que permiten examinar a las máquinas eventualmente expuestas.


Una cosa es segura: para las computadoras activas infectadas la falla será total.


“La conexión a Internet se perderá y punto”, indicó Symantec Corporation en un blog.


Afp

Publicado enInternacional
Pese a la manipulación de información por parte de autoridades e industria, es inocultable que el actual virus de gripe porcina (ahora asépticamente llamado de influenza A/H1N1) tiene su origen en la producción industrial de animales.

Las autoridades conocían la amenaza de pandemia, pero no dieron importancia a los avisos de instituciones científicas y organizaciones sociales para no interferir con los intereses económicos de la gran industria alimentaria agrícola y pecuaria y de las trasnacionales farmacéuticas y de biotecnología que lucran con las enfermedades. Para ello son útiles los enfoques fragmentarios que no cuestionan las causas del problema: medidas de emergencia cuando los muertos y enfermos no se pueden obviar, mientras se afirma que la crisis se resuelve con más tecnología controlada por las multinacionales. Si hay nuevos virus, se encontrarán nuevas vacunas –patentadas y vendidas por las empresas. Aún si se encontrara una vacuna contra el virus más reciente, la cría industrial de animales sigue siendo una bomba de tiempo para la creación de otros nuevos virus.

El precursor más cercano del virus de influenza porcina que ahora se expande por el mundo se detectó en las granjas porcícolas de Estados Unidos desde 1998. Provenía de la familia de virus H1N1, causante de la gripe de 1918. En 1998 recombinó con segmentos de virus de gripe aviar y humana, además de otras cepas de gripe porcina, una recombinación triple de la que no había registros anteriores. Esto alarmó a los investigadores por el potencial de seguir mutando y convertirse en gripe humana y/o mucho más patógena.

En 1999 ese virus ya estaba presente en 20.5 por ciento de los cerdos industriales de 23 estados de Estados Unidos, según reportó ese año la publicación Journal of Virology. Varios autores y  publicaciones científicas advirtieron en los años siguientes que estos virus seguían recombinándose en los establecimientos industriales de cría de porcinos, donde circulan muchas cepas diferentes, que luego se diseminan a través de largos transportes nacionales e internacionales de animales y personas en contacto con ellos. Tanto humanos como animales pueden ser portadores de los virus aunque no manifiesten la enfermedad.

Paralelamente, las cepas de gripe humana también recombinaron, al igual que las de gripe aviar –produciendo por ejemplo, la “famosa” gripe aviar H5N1, causada igualmente por condiciones industriales de cría.

Por todo esto, científicos advirtieron que la amenaza de crear una cepa de virus que afectara y se trasmitiera entre seres humanos era inminente. Se confirmó con la actual epidemia y puede suceder nuevamente: las causas siguen intactas.

Los virus de la gripe fácilmente recombinan, pero ciertas condiciones hacen que el proceso se acelere: la creación de resistencia dentro del organismo infectado, o que dos o más cepas diferentes infecten un organismo al mismo tiempo.

Ambas condiciones son cotidianas en las granjas industriales. Por la cantidad y hacinamiento de animales, la atmósfera infecta y calurosa, siempre hay distintas cepas que circulan y pueden infectar a un animal simultáneamente. Por eso les dan vacunas masivamente, que crean resistencias y como respuesta, los virus cambian. El contacto entre cerdos, aves de criadero y silvestres, insectos, microbios y humanos es permanente e inevitable dentro y a partir de los establecimientos, promoviendo la recombinación de cepas de diferentes especies. Los estresados animales reciben además hormonas, antibióticos y son rociados regularmente con insecticidas, lo que debilita su sistema inmunológico y provoca el aumento de medicamentos.  Todo esto, junto a miles de toneladas de estiércol, va a los estanques de oxidación de las granjas, contaminado aguas y aire. De modo semejante ocurre en Granjas Carroll y en otras instalaciones de Smithfield, Tyson, Cargill y otros grandes criadores.

La Organización Mundial de la Salud conoce bien este panorama, por lo que es una vergüenza que haya cambiado el nombre de gripe porcina (que también asuela a humanos) al neutral “influenza A/H1N1”, para desvincular a la empresas de cría industrial de cerdos de lo que realmente son: causantes de la epidemia.

Igualmente absurdo es que el gobierno de México subsidie a los criadores industriales de cerdo asignando mil millones de pesos para que la industria se pueda resarcir de las pérdidas económicas por la epidemia que ellos provocaron. Siete empresas porcícolas trasnacionales –o asociadas a grandes criadores mexicanos–, entre las que se encuentra Granjas Carroll, tienen 35 por ciento de la producción porcina en México.

Además de crear catástrofes de salud y ambiente, estos oligopolios y sus granjas masivas han perjudicado seriamente a los criadores campesinos y de pequeña escala de cerdos y pollos. Allí también puede haber virus, pero es difícil que se encuentren varias cepas al mismo tiempo, y aún si así fuera, nunca crearán una epidemia porque son pocos animales en un espacio separado de otros.

En lugar de atacar las causas de la epidemia, se premia a los que la producen.

Silvia Ribeiro*
*Investigadora del Grupo ETC
Publicado enInternacional
Página 11 de 11