ACTUALIDAD

El irresistible retorno de los militares en...
En América Latina sonó la hora de las Fuerzas Armadas. En todos los países han recuperado protagonismo en ancas de la pandemia de coronavirus, acelerando una tendencia que se venía perfilando en los últimos años, con seguridad desde la crisis financiera de 2008. Una tendencia que ahora se agudiza... Leer Más
Al borde del desastre. Venezuela entre el...
El sistema de salud venezolano llega a la coyuntura actual en una situación dramática. Mientras, el régimen y la oposición dejan escapar otra oportunidad para lograr una tregua y Estados Unidos recrudece sus ataques. Desde Caracas.El coronavirus estuvo a punto de lograr lo impensable: un acuerdo... Leer Más
Casa por cárcel para la totalidad de personas...
La ley lo permite, la Constitución y los Tratados Internacionales lo reivindican, además la Corte Suprema de Justicia y la Corte Constitucional lo reclaman todos los días.  La detención de los preventivos en la cárcel y en estaciones de policía, no puede olvidarse, es absolutamente... Leer Más
326 colombianos en riesgo de morir por...
Cerca de 326 colombianos y colombianas están atrapados en Perú, y en alto riesgo de perder su vida. Sobreviviendo en dificiles circunstancias, no cuentan con óptimas condiciones para protegerse del Covid-19. Además, y como resultado de las medidas de control social ordenadas allí para garantizar... Leer Más
El experimento sueco. Enfrentar el virus a...
Para desconcierto de sus vecinos, Suecia permanece reacia a las medidas de cuarentena. No ha suspendido las clases ni los torneos deportivos. Tampoco ha cerrado los bares y todavía son comunes las reuniones de amigos. Por detrás de esa decisión, asoma una guerra de epidemiólogos y modelos... Leer Más
Covid19 y la doctrina del shock en los mercados...
A la vez que ha quebrado las cadenas de producción globales, covid19  ha revelado las graves disfunciones de los mercados financieros internacionales. La respuesta sin precedentes de los bancos centrales en favor de las grandes corporaciones, entre ellas las más contaminantes, no hará más que... Leer Más
Los movimientos en la pandemia
“Hay tiempos de luchar, hay tiempos de paz y de guerra, hay tiempos de epidemias”, explica Dilei en una comunicación por wasap. La militante del Movimiento Sin Tierra (MST) del estado de Paraíba, nordeste de Brasil, explica cómo están enfrentado la situación. En los campamentos y asentamientos... Leer Más
Qué mundo queremos
Antes de la llegada del inesperado virus, filósofos y sociólogos nos avisaban de que nos encontrábamos ante los estertores de la segunda modernidad. De repente lo normal se ha vuelto extraño, nos empezamos a plantear qué es lo verdaderamente útil, funcional, importante. En los últimos meses... Leer Más
prev
next
Jueves, 09 Febrero 2012 18:32

Tasa Tobin, un amor tardío

Libre
Hace 15 años, Le Monde diplomatique difundió la idea de aplicar un impuesto a las transacciones financieras, que se conoció como “tasa Tobin”. Todos los políticos del establishment, liberales o socialdemócratas, la denostaron. Hoy Sarkozy, uno de sus activos enemigos, la esgrime con fervor.

En 1997, este periódico popularizó la idea de un impuesto a las transacciones financieras (1). Por entonces, estas últimas representaban quince veces la producción anual mundial. Hoy, la proporción es casi de setenta a uno. Hace quince años, no se hablaba mucho de créditos subprime y nadie imaginaba una crisis de la deuda soberana en Europa. La mayoría de los socialistas europeos, obnubilados con Anthony Blair, ponían las manos en el fuego por la “innovación financiera”. En Estados Unidos, el presidente William Clinton estaba dispuesto a alentar a los bancos comerciales para que especularan con el dinero de sus clientes. En cuanto a Nicolas Sarkozy, extasiado ante el modelo estadounidense, alababa la política (preñada de futuras calamidades) que llevaba a cabo la Reserva Federal (2). Y soñaba con créditos subprime a la francesa…

Basta decir que, en 1997, el impuesto Tobin no tuvo buena prensa: ¡si todo iba tan bien! El ministro francés de Economía y Finanzas, Dominique Strauss-Kahn, lo consideró impracticable desde el principio. Y Sarkozy fue terminante: “El asunto del impuesto Tobin es absurdo […]. Cada vez que penalizamos la creación de riqueza en nuestro territorio, favorecemos la creación de riqueza en los demás” (3). Apenas convertido en presidente de la República, le encargó a su ministra de Economía y Finanzas, Christine Lagarde, que suprimiera un impuesto bursátil. La actual directora general del Fondo Monetario Internacional lo justificó del siguiente modo: “Es una medida que contribuirá a reforzar el atractivo de París como plaza financiera”. Sin esto, advertía, “la ejecución de cierto número de órdenes [se haría] desde plazas extranjeras que [hubieran] abolido hace tiempo impuestos equivalentes” (4).

Después, los acontecimientos mostraron la incuria de los responsables políticos que esperaban beneficiarse con la “innovación financiera” a través del dumping fiscal. Los Estados salvaron a los bancos sin más contrapartida que ganancias aun más robustas. Pero, aunque no se tomó ninguna decisión contra el sector financiero, hoy todos disputan por ver quién lanza la proclamación más rimbombante contra el “dinero rey”. En Estados Unidos, hasta los candidatos republicanos ultraconservadores fustigan a los “buitres” de Wall Street que “se roban el dinero de tu empresa, provocan tu quiebra y se van con los millones”.

Así pues, no sorprende demasiado que, cuatro meses antes de terminar su mandato, Sarkozy pretenda “hacer participar al sector financiero en la reparación de los daños que él mismo provocó”. Queda olvidado lo “absurdo” de un impuesto sobre las transacciones financieras; se ha evaporado el peligro de ver eclosionar en el extranjero los huevos de oro de la especulación.

Nosotros también podríamos seguir contentándonos con “poner palos en la rueda de las finanzas”, como exigía el economista James Tobin. Pero, ya que ha quedado claro que éstas son un bien público vital cuyos accionistas pueden tomar de rehén a la población, nosotros también tenemos que avanzar. Y exigir que los bancos dejen de pertenecer a intereses privados.

1 Ibrahim Warde, “Le projet de taxe Tobin, bête noire des spéculateurs”, e Ignacio Ramonet, “Désarmer les marchés”, Le Monde diplomatique, París, respectivamente febrero de 1997 y diciembre de 1997.
2 “Si tuviera que elegir un modelo, sería el de Alan Greenspan. Siempre actuó con pragmatismo y humildad”, declaró Sarkozy al diario Les Échos el 23 de junio de 2004.
3 Canal de televisión France 2, 7-6-99.
4 Debate en el Senado, 23-11-07.

*Director de Le Monde diplomatique.

Traducción: Mariana Saúl
Jueves, 09 Febrero 2012 17:26

Ayer fiesta, hoy funeral

Hace trece años la instauración del euro era saludada por políticos, banqueros y periodistas con una explosión de admiración desenfrenada. Hoy no son pocos los países europeos que analizan la posibilidad de abandonar la moneda común.
Jueves, 09 Febrero 2012 07:19

Desempleo, trabajo precario y salud

Desempleo, trabajo precario y salud
Una característica sobresaliente del modelo económico neoliberal es el creciente desempleo y la precarización del trabajo. Existen una gran cantidad de estudios científicos sobre sus repercusiones en las condiciones de salud, pero generalmente no son consideradas en la toma de decisiones políticas. Incluso la reunión mundial sobre determinantes sociales de la salud, realizada en octubre de 2011, apenas las menciona a pesar de realizarse en medio de la crisis.


La expresión más dramática e inmediata de esta política son los suicidios. En Grecia incrementaron 17 por ciento entre 2007 y 2009 y 40 por ciento entre 2010 y 2011, según Lancet. Estos datos deberían llevar a una reflexión sobre la situación mexicana, donde los suicidios subieron 21 por ciento entre 2006 y 2009, y más porque la mitad ocurre entre jóvenes y uno de cada cuatro en personas sin trabajo. Esta asociación entre desempleo y suicidio, particularmente en jóvenes, es sólo uno de los efectos en la salud registrados en la literatura sobre el tema.


Otros estudios demuestran que el desempleo, la inseguridad en el trabajo y su precarización afectan la salud más allá del impacto de la pérdida del ingreso, la caída en la pobreza o la exclusión de los servicios médicos. Si se controla por estas variables resulta que los desempleados tienen una tasa de mortalidad más alta y sufren de una frecuencia mayor de padecimientos crónico-degenerativos y mentales.


El investigador Harvey Brenner demuestra en un estudio clásico una asociación inversa entre el ciclo económico y la mortalidad, es decir, cuando el crecimiento económico se frena sube la mortalidad y viceversa. Mathers y Schofield (1998) han hecho una revisión sistemática del tema en distintos trabajos epidemiológicos. Encuentran cuatro estudios longitudinales o de seguimiento de un grupo que demuestran una mortalidad de 30 y 50 por ciento más alta entre los desempleados que entre la población empleada controlando por factores relevantes.


Estas diferencias se mantienen en relación a la morbilidad tanto en estudios longitudinales como en poblacionales transversales. Sin embargo, la disparidad de morbilidad tiende a ser más amplia, del orden de 50 a 100 por ciento. Los problemas más frecuentes entre los desempleados son padecimientos cardiovasculares y siquiátricos. También encontraron evidencias de que la morbilidad excedente es más alta entre trabajadores jóvenes y mayores de 50 años, así como en grupos socio-económicos vulnerables previo al desempleo.


Resaltan una serie de investigaciones sobre los trastornos en la salud, debido al cierre de centros de trabajo, que constituyen una especie de estudios experimentales, ya que sus resultados en salud son independientes de las características individuales de los trabajadores. Esto estudios también demuestran un incremento de padecimientos cardiovasculares y mentales, que incluso se mantienen aun en el caso de encontrar un nuevo empleo.


La precarización del trabajo se puede analizar en dos vertientes para comprender los mecanismos que llevan a una salud también precaria. La primera se refiere al trabajo propiamente precario realizado por un número grande y creciente de vendedores ambulantes, trabajadores por día, etcétera, que corresponde a los desempleados ocultos. La segunda vertiente es el trabajo en empresas terciarizadas o subrogadas, cada día más frecuentes, que violan sistemáticamente la legislación sobre el contrato y jornada laborales, las medidas de protección y las prestaciones. Estos trabajadores están sometidos a una variedad de riesgos como son: jornadas extenuantes, altos ritmos de trabajo, bajo control sobre su tarea, amenazas de despido, condiciones ambientales nocivas y alta exposición a situaciones peligrosas. Así, el impacto en su salud va desde la fatiga crónica con altos niveles de estrés, que conlleva padecimientos crónico-degenerativos y cardio-vasculares –infarto, hipertensión y diabetes–, el incremento de intoxicaciones y cáncer hasta el aumento de accidentes.


Los sindicatos europeos están en campaña para defender el derecho a un trabajo digno para el proletariado, crecientemente convertido en "precariado". En México es urgente visibilizar los efectos patógenos del modelo económico y combatir el acelerado desgaste físico y síquico de los trabajadores.


Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enInternacional
Desarrollo sostenible: crítica al modelo estándar

Los documentos oficiales de la ONU así como el borrador actual de Río+20 dedican gran espacio al modelo de desarrollo sostenible: debe ser económicamente viable, socialmente justo y ambientalmente correcto. Es la famosa tripleta llamada Triple Botton Line (la línea de los tres pilares), creada en 1990 por el británico John Elkington, fundador de la ONG SustainAbility. Pero este modelo no resiste una crítica seria.
 

Desarrollo económicamente viable: En el lenguaje político de los gobiernos de las empresas, desarrollo equivale al producto interior bruto (PIB). ¡Ay de la empresa y del país que no tengan índices positivos de crecimiento anual! Entran en crisis o en recesión con la consiguiente disminución del consumo y generación de desempleo: en el mundo de los negocios, éste consiste en ganar dinero, con la menor inversión posible, con la máxima rentabilidad posible, con la competencia más fuerte y en el menor tiempo posible.
 

Cuando hablamos aquí de desarrollo no hablamos de cualquier desarrollo sino del que existe realmente, que es el industrialista/capitalista/ consumista. Éste es antropocéntrico, contradictorio y equivocado. Me explico.
 

Es antropocéntrico porque está centrado solamente en el ser humano, como si no existiese la comunidad de vida (flora y fauna y otros organismos vivos), que también necesitan de la biosfera e igualmente demandan sostenibilidad.
 

Es contradictorio, pues desarrollo y sostenibilidad obedecen a lógicas contrapuestas. El desarrollo realmente existente es lineal, creciente, explota la naturaleza y privilegia la acumulación privada. Es la economía política de corte capitalista. La categoría sostenibilidad, por el contrario, proviene de las ciencias de la vida y de la ecología, cuya lógica es circular e incluyente. Representa la tendencia de los ecosistemas al equilibrio dinámico, a la interdependencia y a la cooperación de todos con todos. Como se deduce, son lógicas antagónicas: una privilegia al individuo, la otra al colectivo; una promueve la competición, la otra la cooperación; una la evolución del más apto, la otra la evolución de todos interconectados.
 

Está equivocado, porque alega que la pobreza es la causa de la degradación ecológica. Por tanto, cuanto menos pobreza, más desarrollo sostenible habría y menos degradación, lo cual es una equivocación. Analizando, sin embargo, críticamente las causas reales de la pobreza y de la degradación de la naturaleza, se ve que resultan, no exclusiva, pero principalmente, del tipo de desarrollo practicado. Él es el que produce degradación, porque dilapida la naturaleza, paga bajos salarios y genera así pobreza.
 

Este desarrollo sostenible es una trampa del sistema imperante: asume los términos de la ecología (sostenibilidad) para vaciarlos. Asume el ideal de la economía (crecimiento) enmascarando la pobreza que el mismo produce.
 

  Socialmente justo: si hay una cosa que el actual desarrollo industrial/capitalista no puede decir de sí mismo es que es socialmente justo. Si lo fuera, no habría 1, 4 miles de millones de hambrientos en el mundo y la mayoría de las naciones en la pobreza.
 

Detengámonos solamente en el caso de Brasil. El Atlas Social de Brasil de 2010 (IPEA) refiere que 5000 familias controlan el 46% del PIB. El gobierno destina anualmente 125.000 millones de reales al sistema financiero para pagar con intereses los préstamos hechos y destina solamente 40.000 millones de reales a los programas sociales que benefician a las grandes mayorías pobres. Todo esto denuncia la falsedad de la retórica de un desarrollo socialmente justo, imposible dentro del actual paradigma económico.
 

  Ambientalmente correcto: el actual tipo de desarrollo se hace llevando a cabo una guerra imparable contra Gaia, arrancando de ella todo lo que le es útil y objeto de lucro, especialmente para aquellas minorías que controlan el proceso. Según el índice Planeta vivo de la ONU (2010) en menos de 40 años la biodiversidad global sufrió una caída del 30%. Solamente desde 1998 hasta ahora ha habido un salto del 35% en las emisiones de gases de efecto invernadero. En vez de hablar de los límites del crecimiento, mejor haríamos en hablar de los límites de agresión a la Tierra.
 

En conclusión, el modelo patrón de desarrollo que se quiere sostenible es retórico. En él se verifican avances en la producción de bajo carbono, en la utilización de energías alternativas, en el reforzamiento de regiones degradadas y en la creación de mejores eliminaciones de residuos. Pero fijémonos bien: todo esto se hace siempre que no se perjudiquen los lucros ni se debilite la competición. La utilización de la expresión «desarrollo sostenible» tiene un significado político importante: el cambio necesario de paradigma económico, si es que queremos una sostenibilidad real. Dentro del actual, la sostenibilidad es o localizada o inexistente.
 

Fuente: http://www.servicioskoinonia.org/boff/articulo.php?num=473
 

Publicado enInternacional
Sábado, 04 Febrero 2012 07:24

China no va a ir al rescate de Europa

China no va a ir al rescate de Europa

En Occidente, a los chinos se les atribuye una paciencia casi infinita, pero eso no significa que sea inagotable. De hecho, podría estar llegando a su límite, porque parece que Estados Unidos y Europa han abusado de la paciencia china al pensar que sus reservas de divisas los iban a sacar de la crisis. Así se desprende de las palabras del primer ministro, Wen Jiabao, instando a la canciller alemana Angela Merkel a solucionar de forma “urgente” la crisis de la deuda soberana, que ha llevado a Grecia al borde de la bancarrota y se ensañó con Portugal, Italia y España.
 

Para China, que tiene en el Viejo Continente el principal mercado de sus exportaciones, es una prioridad resolver la delicada situación económica que sufre la Unión Europea. Pero eso no significa que el régimen de Beijing vaya a darle un cheque en blanco a Bruselas para salir del atolladero mediante la adquisición de su deuda pública.
 

De hecho, China aún no ha decidido su participación en el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) ni en su recién creado organismo sucesor, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEE), encargados de rescatar a los Estados con problemas. “A través del Fondo Monetario Internacional (FMI), estamos investigando y evaluando la forma de involucrarnos más profundamente en resolver el problema de la deuda europea”, explicó Wen Jiabao sin dar más detalles.
 

China no tiene ni la intención ni la capacidad de “comprar Europa”, declaró Jiabao durante un foro económico en Cantón, en el que participó junto a Merkel, en el segundo día de la visita de la canciller alemana al gigante país asiático. Wen destacó la voluntad de su país de ayudar a Europa a superar la crisis de la deuda, pero lamentó que “algunos piensen que esto significa que China quiere comprar Europa”.
 

“Es una preocupación que no se corresponde con la realidad. China no tiene esa intención y carece de la capacidad para hacerlo”, agregó, pese a que las empresas chinas multiplican las adquisiciones en el Viejo Continente. El primer ministro había subrayado el jueves en Beijing “la urgencia” de Europa en resolver su crisis de deuda e indicó que China deseaba una “mayor participación” en los dos mecanismos de rescate implantados por la Unión Europea, el FEEF y su sucesor a partir de julio, el MEE. Merkel, por su parte, trató de enviar un mensaje de tranquilidad sobre la viabilidad del euro y la capacidad de Europa para superar la crisis, asegurando que las reformas van por el buen camino.
 

El premier chino destacó que su país está dispuesto a elevar el nivel de su comunicación con Alemania a través de los mecanismos existentes de cooperación bilateral financiera, y también a mantener un estrecho contacto con todas partes interesadas para abordar el problema, añadió.
 

China poseería más de 550.000 millones de dólares de deuda soberana europea, según las informaciones de expertos no confirmadas oficialmente.
 

En el foro que se celebra en Cantón participaron, además de los jefes de los gobiernos chino y alemán, los presidentes de Siemens, Peter Löscher, y de Volkswagen, Martin Winterkorn, así como el presidente del fabricante chino de ordenadores Lenovo, Yang Yuanqing, y el de China Development Bank, Chen Yuan. El primer ministro chino intentó en esta reunión tranquilizara a sus interlocutores sobre el respeto a la propiedad intelectual en China, primer mercado mundial de la falsificación.
 

“Aunque sólo llevemos 30 años de reformas, nos damos cada vez más cuenta de que la protección de la propiedad intelectual no está únicamente reservada a los extranjeros, sino que beneficia también a China”, aseguró el jefe del ejecutivo chino. Así lo hizo saber el premier en la conferencia de prensa que brindó junto a Merkel en la histórica sede del Palacio del Pueblo de Beijing.
 

Merkel reveló en una reunión con la prensa que Irán también estuvo en la mesa de discusión con la dirigencia china, un tema de su agenda que concita especial relevancia no sólo para Berlín, sino también para otras importantes capitales de Occidente. Afirmó, al respecto, que también mantuvo “largas” conversaciones con el presidente chino, Hu Jintao, sobre la imposición de sanciones a Irán por su amenaza de bloquear el estrecho de Ormuz, vía fundamental para el flujo de petróleo, y por su política nuclear.
 

La canciller alemana, que afirmó no querer eludir la cuestión de los derechos humanos durante esta visita, esencialmente económica, no pudo sin embargo entrevistarse con determinadas personas debido a los impedimentos por parte del poder comunista chino. Mo Shaoping, abogado del encarcelado Premio Nobel de la Paz, Liu Xiaobo, afirmó que la policía le impidió el jueves acudir a una recepción en la embajada alemana en honor de la canciller, y a la que había sido invitado. Merkel se entrevistará el sábado con el obispo católico de Cantón, antes de regresar a Alemania.
 

Publicado enInternacional
Miércoles, 01 Febrero 2012 07:19

El "milagro económico" de Brasil

El "milagro económico" de Brasil

La prensa británica se ha volcado en elogios a Brasil y exalta su "milagro económico", como es el caso de una entrevista del Sunday Telegraph (26/11/11) realizada por Harry Wilson a dos banqueros del mismo apellido sin ningún parentesco, quienes han dejado la City, la capital financiera de Gran Bretaña, por Brasil: Roger Jenkins –proveniente del banco Barclays– y Huw Jenkins –proveniente de HSBC y UBS–; ambos son socios ejecutivos de BTG Pactual, banco de inversiones brasileño considerado el mayor de Latinoamérica, con activos de 64 mil 500 millones de dólares e ingresos por casi 6 mil millones de dólares el año pasado.
 

Según Huw Jenkins, la estrategia de BTG Pactual consiste en transferir su liderazgo en servicios financieros a toda Latinoamérica, "espacio hoy inexistente".
 

Harry Wilson, autor del artículo, considera que "Brasil tiene grandes ambiciones" y su economía, a pesar del decrecimiento al tercer trimestre, "se convertirá en la séptima mayor de mundo, desplazando a Gran Bretaña". Según datos actualizados, Brasil, con un producto interno bruto (PIB) de 2.5 billones de dólares, medido por el poder adquisitivo, ya superó a Gran Bretaña del sexto lugar y le pisa los talones a Rusia, que ocupa el quinto lugar del ranking mundial. Lo asombroso radica en que el PIB per cápita de Brasil "se duplicó a 12 mil 500 dólares en los pasados cinco años".
 

Roger Jenkins señala que "las grandes ciudades de Brasil pasan por un auge del consumo" y el precio de los bienes raíces se ha disparado en forma alarmante. De allí que el banco de inversiones BTG Pactual se encuentre en varias áreas, desde estacionamientos de carros, pasando por farmacias, hasta hospitales.
 

En la década de los 70, cuando México navegaba viento en popa, es decir, antes de optar por el suicidio neoliberal, Brasil era considerado un país "esclerótico".
 

Huw Jenkins apunta que Brasil "es un milagro que ha tomado 20 años" y considera que la estabilidad macroeconómica legada por el antecesor de Lula de 1995 a 2003 demostró que en la fase de 2003 a 2010 "la izquierda estaba interesada en el crecimiento así como el ala derecha, lo cual creó la estabilidad política". Hasta donde nos quedamos, el sociólogo Henrique Cardoso es considerado de centro-izquierda (del Partido Social-Demócrata Brasileño). También es cierto que en la lingüística artificial de la globalización la ideología bipolar de la guerra fría fue eviscerada de todo su contenido semiótico, cuando pululan "izquierdistas" de corte neoliberal monetarista (v.gr. los laboristas blairianos de Gran Bretaña).
 

Huw Jenkins refiere que "es mucho más fácil invertir ahora en Brasil que en Italia o España". ¡Por supuesto!
 

El autor Harry Wilson aduce que "la crisis de la deuda soberana de la eurozona ha servido solamente (sic) para evidenciar la disminución de la brecha de la estabilidad política y financiera entre los mercados desarrollados de Europa y las economías cada vez más ricas y en rápido desarrollo de Latinoamérica"; obviamente, con la notable excepción del itamita México neoliberal calderonista.
 

Dejando atrás el atractivo popular de que Brasil será sede del Mundial de Futbol en 2014 y de los Juegos Olímpicos en 2016, sus estadísticas son asombrosas: "en las dos décadas previas a 2010 el total de las inversiones de China en Latinoamérica era menor a 10 mil millones de dólares; solamente en 2010 fueron de 15 mil millones de dólares, y cada año las inversiones de China en la región serán de 25 mil millones de dólares". Otra vez resalta la lastimosa excepción de México, donde las inversiones de China son minúsculas debido a la hostilidad sinófoba tanto de la dupla panista Fox-Castañeda como de la autarquía calderonista.
 

Suena increíble la mediocridad del panismo y su patológica sinofobia: China invirtió en Brasil 2 mil veces más (¡así, con cuatro dígitos!) que en México en 2010 (datos de "Inversión extranjera directa" de la Cepal).
 

El registro de los accionistas de BTG Pactual comporta a diversos gigantes como China Investment Corporation (empresa estatal que maneja los "fondos soberanos de riqueza" del gobierno), RIT Capital Partners (de los banqueros esclavistas Rothschild) y Ontario Teachers Pension Plan.
 

Las cifras del Banco Itaú –el conglomerado bancario más grande de Sudamérica, con activos por más de 540 mil millones de dólares e ingresos por 71 mil 400 millones de dólares el año pasado– sobre Brasil exhiben su solidez: 350 mil millones de dólares en reservas de divisas (el sexto lugar mundial, a punto de desplazar a Taiwán y habiendo superado a India, cuando el "México neoliberal", para no variar, anda en un mediocre lugar 18); inversiones directas foráneas, 2.5 por ciento del PIB, y deuda pública de 38 por ciento del PIB (una insignificancia cuando se compara con los niveles de deuda impagable del G-7).
 

Karen Hooper, analista de Stratfor (21/12/11), apunta el "desarrollo independiente (¡súper sic!)" de Brasil: "líder global en aeronáutica, extracción de petróleo, etanol y jugador crucial en los mercados internacionales de materias primas". En forma interesante señala que "la mayor parte del crecimiento de Brasil es dependiente de su sustancial (¡súper sic!) mercado interno", cuando el comercio total de Brasil "representa solamente 20 por ciento de su PIB y sus exportaciones 10 por ciento del PIB". No lo dice, pero de eso trata el "milagro Lula", quien sacó de la miseria a 40 millones de brasileños para incorporarlos a la clase media y al sector de consumo (el verdadero motor del crecimiento, junto a las inversiones de corte neokeynesiano).
 

Una de mis hipótesis operativas consiste en determinar que el auge tanto de Brasil como de China se debió en gran medida a que conservaron sus bancos nacionales (sean estatales, sean privados, pero nacionales), al contrario del "México neoliberal", que literalmente regaló su banca a las trasnacionales, lo cual, a mi juicio, explica en gran medida la patética mediocridad del neoliberalismo de la diarquía del PAN/PRI.
 

Ya que hablamos de bancos brasileños, justamente Joe Leahy, de The Financial Times (6/11/12), demuestra cómo "la banca brasileña ha resplandecido por encima de sus rivales globales", en "abrupto contraste con el mundo desarrollado", cuando "Itaú Unibanco, el mayor prestamista de Latinoamérica en términos de capitalización de mercado, obtuvo ganancias netas de 25.5 por ciento superiores al año anterior, mientras su rival Bradesco reportó un incremento de 14 por ciento y Banco do Brasil 10 por ciento". Hasta Banco Santander –que naufraga en Europa y que mis contactos financieros aseguran se encuentra en insolvencia–, "el mayor banco de crédito foráneo en Brasil, obtuvo resultados mejores de lo esperado".
 

Joe Leahy confirma "la fortaleza subyacente del sector bancario de Brasil", con un crecimiento crediticio de casi 20 por ciento, pese a las turbulencias europeas. A su juicio, "la fortaleza del sector bancario brasileño es producto de casi una década de crecimiento económico estable, un desarrollo más incluyente y mejor regulación financiera". ¡Lo contrario del mediocre "México neoliberal"!
 

En forma increíble, el crédito total al sector privado es de 47.3 por ciento del PIB (una enormidad: ¡más que el PIB de México!), cuando hace nueve años era de 26 por ciento.
 

Moraleja: urge la creación de una banca nacional en México (estatal y/o privada) para propiciar el crédito masivo y sacar mínimamente a 20 millones de mexicanos de la miseria.
 

http://alfredojalife.com
 

Publicado enInternacional
Martes, 31 Enero 2012 08:13

Productos primarios a la baja

Productos primarios a la baja
Los precios de la mayoría de productos primarios, pero sobre todo las materias primas industriales, entraron en caída libre a finales de septiembre y principios de octubre, entre la turbulencia de los mercados financieros causada por el panorama económico mundial y la crisis en la zona euro. Luego los precios se estabilizaron o en algunos casos se elevaron en los meses finales de 2011. En general han tenido un fuerte inicio de 2012, impulsado por informes que revelan tendencias más positivas en China y EU, así como ciertos signos de que la crisis en la zona euro no llegará a incumplimientos extendidos en el pago de la deuda soberana.

En promedio, se espera que los precios sean más débiles en 2012, debido a un descenso en el crecimiento del consumo y, en algunos casos, a cierta mejora en la oferta. La fortaleza del dólar también sería negativa para estos precios. Sin embargo, las laxas condiciones monetarias y una pérdida de confianza en la capacidad de pago de las soberanías endeudadas animan a los inversionistas a regresar a los activos reales, lo cual ofrece algún apoyo a sus precios.

Petróleo: EIU ha revisado ligeramente a la alza sus previsiones de consumo en 2012 a 1.7%, en consonancia con nuestra revisión a la alza del PIB de EU e indicios de que la economía china evitará un brusco aterrizaje. El consumo global comenzará a repuntar en 2013, cuando se robustezca el crecimiento. En 2014-16 se espera que un crecimiento global más fuerte eleve en un 2% el consumo anual de petróleo.

Sin embargo, siempre existe un factor de riesgo geopolítico en el precio del petróleo. Si bien nuestro pronóstico actual asume cierto nivel de riesgo político, existe la posibilidad de una perturbación más marcada en la oferta en 2012 y, en consecuencia, precios mucho más altos, o por lo menos una aguda elevación temporal. Las tensiones entre Occidente e Irán por su programa nuclear se han intensificado con las sanciones adoptadas recientemente. Si bien Irán puede todavía encontrar mercados para su petróleo en Asia (en especial China e India), y Arabia Saudita puede incrementar su producción y enviar una mayor proporción a Europa, estos escenarios sugieren una oferta más restringida de lo que preveíamos.

Para reflejar las incertidumbres que pesan sobre la oferta petrolera mundial, hemos elevado nuestra previsión de precios en 2012 (mezcla Brent con fecha) a un promedio de 100 d/b. Creemos que los precios se mantendrán reltivamente altos, a unos 110 d/b, en el primer trimestre, y que luego se irán deslizando, conforme la contracción en la demanda europea conduzca a un superávit en el mercado y a cierta acumulación de reservas.

Sin embargo, las condiciones monetarias y el crecimiento sostenido, aunque nada espectacular, de la demanda en los mercados emergentes apoyarán los precios. Se prevé más aumentos graduales en el precio del petróleo en 2014-16, al repuntar el crecimiento del consumo y también porque gran parte del petróleo adicional vendrá de fuentes de mayor costo, como Brasil y Canadá.

Productos primarios duros: Los precios de la mayoría de estos productos tuvieron una fuerte baja –a veces hasta de 30%– a finales de septiembre y principios de octubre del año pasado, como reflejo de las preocupaciones sobre el crecimiento global y los indicios de desaceleración en China. La mayoría de los precios se estabilizaron más tarde.

A menos que las economías de China y de los países desarrollados en general desaceleren más de lo previsto, la demanda continuará creciendo y apuntalará los precios en 2012. Nuestro índice de materias primas crudas (IRM, por sus siglas en inglés, que da preponderancia al cobre y al aluminio) prevé un descenso de precios a una tasa promedio anual de casi 14% en 2012, seguido por una recuperación y ligera elevación en 2013. Se espera que los precios comiencen a fortalecerse a partir de 2015, en parte por el aumento de precios petroleros en esos años y la consecuente elevación de costos de producción para muchas mineras, en particular en los sectores de aluminio y acero.

Productos primarios blandos: Aunque los precios de los productos primarios agrícolas cayeron, nuestro índice de alimentos y bebidas subió 30% en 2011, impulsado por la fortaleza de los precios en el primer semestre. La oferta mejoró en 2011 y es probable que mejore aún más en 2012 (si las condiciones climáticas son normales), por lo que volverán los superávit del mercado y los precios descenderán en 2012 y 2013. Sin embargo, se mantendrán altos según normas históricas, en parte por el nivel aún bajo de las reservas, pero también por el crecimiento de la población, la urbanización en el mundo desarrollado (y menos tierra cultivable) y la demanda adicional creada por la producción de biocombustibles.

Los riesgos están a la alza, dado que los mercados aún están relativamente restringidos y cualquier perturbación relativa al clima o desastres naturales podría conducir a fuertes aumentos de precios en los productos afectados.

En la segunda mitad del periodo de pronóstico, se espera que una respuesta positiva de la oferta contenga la presión a la alza en los precios. En parte a consecuencia de los recientes temores por la oferta y la subida de precios, en todo el mundo se destinan mayores niveles de inversión a la agricultura, y los efectos deben de comenzar a sentirse en 2014-16.

Traducción de textos: Jorge Anaya
Publicado enInternacional
Con inversión multinacional Cuba inició la búsqueda de petróleo en el Golfo de México
La Habana, 29 de enero. Con una inversión multinacional que puede sumar cientos de millones de dólares, Cuba inició la búsqueda de petróleo en aguas profundas del Golfo de México, con un potencial para impactar como nunca el bloqueo económico de Estados Unidos contra la isla.

La plataforma semisumergible Scarabeo-9, armada en China y Singapur para la empresa italiana Eni SpA’s, culminó su travesía de más de cuatro meses y tomó su primera posición la semana pasada. Desde el oeste de la capital es visible en el horizonte, incluso por la noche, cuando está inundada de luces.

El arrendamiento de la estructura es de 511 mil dólares diarios, más que el promedio comercial de una de su tipo, debido a que se "fabricó a la medida", con menos de 10 por ciento de piezas de Estados Unidos, "para evitar las limitaciones del embargo", dijo a La Jornada Jorge Piñón, ex ejecutivo de la petrolera Amoco y ahora investigador de la Universidad de Texas.

La Scarabeo-9 está contratada para dos pozos exploratorios de la española Repsol-YPF y sus aliados (la noruega Statoil y la india ONGC Videsh) y para uno de Petronas (en sociedad con la rusa Gazprom), con opción de otros dos, por lo que podría estar en Cuba entre nueve y 13 meses, agregó el experto.

Si se suma el pozo que Repsol-YPF exploró y consideró sin valor comercial en 2004, más los estudios sísmicos, viajes, administración y personal, "no me sorprendería si el total de los gastos hasta la fecha de todos los concesionarios sobrepasa los 500 millones de dólares", calculó Piñón.

Cuba trabaja en este caso con contratos de "producción compartida", que se negocian por periodos, a medida que progresa el proyecto, y dejan el riesgo financiero en manos del concesionario extranjero.

Pero de ese movimiento, y del eventual escenario de un hallazgo promisorio, Estados Unidos está al margen. Más aún: para evitar represalias, las petroleras llegaron al extremo de asegurarse de que nada a bordo de la Scarabeo-9, ni siquiera bolígrafos o laptops, sea de origen estadunidense, según relató a este diario una fuente informada de la operación.

Hace un año Repsol-YPF dejó de cotizar en Wall Street porque, según explicó la compañía, los beneficios no le compensaban los excesivos gastos en reportes financieros, aunque en la práctica eso fue un obstáculo menos en su inversión en Cuba.

Sin embargo, desde el año pasado Cuba y Estados Unidos mantienen un insólito diálogo indirecto, con extremo cuidado de las formas.

En mayo de 2011 la isla expuso su plan de seguridad petrolera a empresarios estadunidenses autorizados por Washington. En junio, el secretario del Interior de Barack Obama, Ken Salazar, habló en Madrid con directivos de Repsol-YPF, tras lo cual se anunció que la empresa cumpliría "voluntariamente" con el embargo.

En diciembre de 2011, técnicos cubanos y estadunidenses, con colegas de Bahamas, México y Jamaica, discutieron en Nassau la seguridad petrolera en el área. Este mes, tras inspeccionar la Scarabeo-9 en Trinidad y Tobago, por "invitación" de Repsol-YPF, especialistas de Estados Unidos se manifestaron conformes con la seguridad de la plataforma.

Más tarde, el segundo senador estadunidense en rango, Dick Durbin, habló del proyecto petrolero con el gobierno cubano en La Habana, sin que trascendieran detalles.

Piñón manifestó su "alto respeto" por el trabajo de la Oficina de Seguridad y Legalidad Ambiental del Departamento del Interior y de la Guardia Costera, que inspeccionaron la plataforma, pero opinó que ése fue "un acto político" del gobierno de Obama "para satisfacer" a los congresistas anticastristas.

Y es que, sin materia para rebatir la campaña cubana bajo los candados económicos, algunos legisladores apuntaron sus baterías sobre la seguridad, bajo la sombra del desastre de British Petroleum en 2010, en el sureste de Estados Unidos.

Ileana Ros-Lehtinen, presidenta del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes y radical adversaria de La Habana, anunció una iniciativa para sancionar a las empresas extranjeras que exploran en Cuba. Los senadores Bill Nelson y Bob Menéndez propusieron una enmienda que obligaría a pagar daños por un eventual derrame, incluso si se produce fuera de las aguas de Estados Unidos.

Por el contrario, la Asociación Internacional de Contratistas de Perforación (IADC, por sus siglas en inglés) pidió que Washington declare una excepción al bloqueo para garantizar que, en caso de una emergencia, Cuba pueda recibir con rapidez equipo para control de derrames.

Lee Hunt, presidente del gremio, ha dicho que el bloqueo "inhibe una óptima seguridad en el Golfo de México". Piñón fue más adelante: "Más importante que obtener licencias para importar equipos, si no tienen un plan mutuo de cooperación todo equipo será inútil. Es necesario un acuerdo operacional".

Publicado enInternacional
Libre comercio, sus repercusiones en el narcotráfico

Mientras México copa los titulares de las crecientes cifras de asesinatos y las violentas bandas de la droga, el verdadero y dramático derramamiento de sangre tiene lugar más al sur. Las naciones mucho más pequeñas de Guatemala y El Salvador viven su peor violencia desde las guerras civiles de los años ochenta, mientras Honduras es actualmente la capital del mundo en asesinatos con 86 homicidios por cada 100.000 habitantes; una tasa de asesinatos cinco veces mayor que la de México.

Incluso la relativamente pacífica Costa Rica, que se enorgullece del mejor estándar de vida de Centroamérica, ha sufrido una duplicación de su tasa de asesinatos desde 2004 en una ola de violencia que las autoridades atribuyen en gran parte al narcotráfico. Como resultado, Washington alienta a sus aliados, sobre todo derechistas, en la región a seguir las mismas políticas de militarización que han devastado Colombia y México.
 

Centroamérica se incluyó originalmente en el paquete de seguridad de la Iniciativa Mérida firmado por el gobierno de Bush en 2008, que prometió 1.600 millones dólares a la región durante dos años; la gran mayoría destinados a México. Desde 2010, la ayuda a la región ha aumentado siguiendo la Iniciativa Centroamericana de Seguridad Regional (CARSI), un retoño del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).
 

Como en el caso de México, la mayor parte de la ayuda vuelve directamente a EE.UU. en pago por el suministro de equipamiento y entrenamiento a las fuerzas militares y policiales de la región. El año pasado, la secretaria de Estado Hillary Clinton anunció un presupuesto de 1.000 millones de dólares para CARSI, incluida una contribución de EE.UU. de 300 millones de dólares. El Banco Interamericano de Desarrollo (IDB) aflojará gran parte del resto en préstamos.
 

Es un negocio lucrativo, por cierto. Uno de los personajes más derechistas de Latinoamérica, el expresidente colombiano Álvaro Uribe, viaja actualmente por Centroamérica por cuenta de la firma de seguridad Continental Security & Interactive Solutions (CIS) con base en Virginia. Uribe, quien sigue recompensando a Washington por su apoyo acrítico de su duro régimen, promueve el uso de compañías privadas de seguridad al estilo de Blackwater para combatir el crimen.
 

EE.UU. y Colombia entrenarán conjuntamente unidades policiales centroamericanas en una nueva base en Panamá, donde antaño estuvo ubicada la infame Escuela de las Américas. El objetivo declarado de la academia, que todavía no tiene nombre, es entrenar a las fuerzas policiales de la región en el patrullaje fronterizo, operaciones antinarcóticos y “el combate contra personas indocumentadas”.
 

CARSI viene naturalmente envuelta en la retórica magnánima sobre la “seguridad ciudadana” y los “gobiernos fuertes, capaces y responsables”. Pero Centroamérica es una región desolada por la pobreza, empeorada por la reciente liberalización de sus economías hacia un “libre comercio” al estilo del NAFTA. Veinte años después de los sangrientos conflictos de la era de la Guerra Fría, la resistencia civil sigue siendo reprimida con violencia por las mismas fuerzas militares, policiales y de seguridad privada que el gobierno de Obama quiere reforzar.
 

La “Guerra de la Droga” renovada

Sin ninguna duda el reciente aumento de la violencia en Centroamérica está vinculado al narcotráfico. Según Washington, un 84% de la cocaína traficada de Suramérica a EE.UU. pasa ahora por el corredor centroamericano, en comparación con solo un 23% en 2006. En mayo pasado, la masacre y decapitación de 27 personas en una granja en Peten, Guatemala, se realacinó con la banda mexicana de la droga Los Zetas, que ha perpetrado atrocidades semejantes en su propio país.
 

A estas alturas, está bien documentado que las “guerras de la droga” en México y Colombia han fracasado estrpitosamente, tanto en términos de la derrota del narcotráfico como en el aumento de la seguridad en esos países. México ha sufrido por lo menos 50.000 asesinatos relacionados con las bandas desde que el presidente Felipe Calderón militarizó la guerra contra las drogas en 2006. Con la ayuda de una cultura política de corrupción e impunidad, las propias bandas se han militarizado y el flujo de drogas es constante.
 

Como tal, la represión contra el crimen organizado tiene raíces más profundas en la política de EE.UU. en Latinoamérica. Aunque Washington ha perdido gran parte de su influencia en Suramérica durante la última década gracias a una ola de gobiernos progresistas e independientes, México, Centroamérica y las naciones del Caribe (menos Cuba) están trabados en lucrativos acuerdos de libre comercio por un valor de miles de millones de dólares para los inversionistas de EE.UU.
 

El Acuerdo de Libre Comercio Centroamericano (CAFTA) se implementó en la mayor parte de la región en 2006 (Panamá firmó un acuerdo de libre comercio separado con EE.UU. el año pasado). Un vástago del modelo del NAFTA, que ha dejado en ruinas la agricultura mexicana mediante importaciones subvencionadas, CAFTA fue, de muchas maneras, un premio de consuelo para Washington después de que una propuesta Área de Libre Comercio de las Américas fuera bloqueada por países de tendencia izquierdista en 2003. Como en el caso del NAFTA, los medios dominantes de EE.UU. informan poco sobre las protestas generalizadas y la oposición política al CAFTA.
 

No es una coincidencia que una reunión de representantes de México, Colombia y Centroamérica para discutir la integración regional se haya celebrado unos días después de la cumbre inaugural de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) en Venezuela; un nuevo bloque regional que trata de contapesar la dominación de EE.UU. en el hemisferio.
 

Ha habido numerosos estudios que vinculan las políticas neoliberales como NAFTA y CAFTA con el crecimiento del narcotráfico, desde el caso de agricultores mexicanos que recurren al cultivo de marihuana ante la competencia estadounidense a los barcos costarricenses dedicados a la pesca de arrastre a los que les quedan pocas alternativas aparte del contrabando de cocaína.
 

Las mismas políticas han llevado también a un desplazamiento generalizado de personas de las áreas rurales a merced de grandes corporaciones mineras, energéticas y de la agroindustria. En México, Colombia y Centroamérica organizaciones sociales y sindicales que exigen opinar sobre el asunto han sido víctimas de violentos ataques de las fuerzas de seguridad, paramilitares y bandas criminales.
 

“Nuestros bastardos”

Honduras es en la actualidad el caso más obvio de gobiernos centroamericanos “fuertes, responsables” que realizan una violenta represión contra sus ciudadanos. El país ha vivido una brutal represión por parte de las fuerzas de seguridad desde que el presidente Manuel Zelaya fue depuesto por un golpe de Estado apoyado por el gobierno de Obama en junio de 2009. Después de que Porfirio Lobo, respaldado por EE.UU., asumió la presidencia en 2010, las violaciones de los derechos humanos aumentaron considerablemente junto al intento de la derecha de purgar el disenso.
 

Junto a su estratosférica tasa de homicidios, Honduras tiene la calificación de país más peligroso del mundo para los periodistas, según Reporteros sin Fronteras, y ha sufrido la muerte de unos 120 activistas políticos, sociales y sindicales asesinados en los dos últimos años. Para asombro de los defensores de los derechos humanos, Washington ha elogiado repetidamente al gobierno de Lobo por su “administración democrática” y su “compromiso con la reconciliación”.
 

Como en la era de la Guerra Fría, el derrocamiento de Manuel Zelaya por parte de las elites hondureñas fue el resultado de políticas que afectaban a los intereses de grandes terratenientes e inversionistas estadounidenses. Aparte de proponer un referéndum para modificar la constitución (mostrado como un intento de aferrarse indefinidamente al poder), el gobierno de Zelaya quería aumentar el salario mínimo, redistribuir la tierra en una región dominada por el lucrativo negocio del aceite de palma, y se opuso a la privatización masiva de los servicios públicos.
 

El modelo puede verse en toda la región. El nuevo presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, llamó inmediatamente a los militares a tomar poderes policiales, afirmando que las fuerzas policiales en todo el país han sido infiltradas por bandas de la droga como los Zetas. Exgeneral y graduado de la Escuela de las Américas, Pérez Molina jugó un papel destacado en la violenta represión y tortura de ciudadanos en los años ochenta, cuando la sangrienta guerra civil del país llegaba a su clímax.
 

El presidente saliente Álvaro Colom llegó a afirmar que los Zetas controlan “siete u ocho provincias [o] entre el 35% y el 40% de nuestro territorio”. Después de la masacre de Peten en la primavera pasada, sin embargo, el Secretariado de Seguridad Pública de México, citó vínculos entre la organización y miembros pasados o actuales de loa Kaibiles, las Fuerzas Especiales de Guatemala entrenadas en EE.UU. No debería ser una sorpresa en vista de que los Zetas fueron fundados por mercenarios de la propia unidad de Fuerzas Especiales de México.
 

Pérez Molina y otros personajes que están a punto de sumarse a su gabinete también han servido para obstaculizar el progreso del Comité Internacional contra la Impunidad (CICIG) patrocinado por las Naciones Unidas, formado para combatir la corrupción y finalmente llevar ante la justicia a los violadores de los derechos humanos del período de la Guerra Civil. El nuevo presidente ha afirmado increíblemente que no hubo masacres, violaciones de los derechos humanos ni genocidio durante el conflicto de treinta años que causó 200.000 guatemaltecos muertos o desaparecidos.
 

En El Salvador, Washington se negó a entregar fondos del CARSI al país hasta que el presidente Mauricio Funes encontrara un nuevo ministro de seguridad. El saliente, Manuel Melgar, es un ex comandante del FMLN, el grupo guerrillero convertido en partido político que dirigió la lucha de la nación contra la dictadura durante su propia guerra civil. Washington prefería a otro exgeneral, David Munguia Payes, para esa tarea; el primer oficial militar nombrado a una alta posición civil desde los acuerdos de paz del país de 1992.
 

Parece que EE.UU. tiene la intención de restaurar en el poder a los mismos actores militares que realizaron atrocidades ampliamente documentadas en Centroamérica durante la Guerra Fría. Esta vez la excusa no es la expansión soviética sino el narcotráfico, pero el verdadero enemigo sigue siendo el mismo, los gobiernos independientes, socialdemócratas que quieren poner las necesidades de sus ciudadanos por sobre los intereses de los inversores extranjeros.
 

La política de la “Guerra contra la Droga” no resiste si se considera el desastre impuesto a México desde que salieron los soldados a las calles en 2006. Pero ha sido extremadamente lucrativa para la industria del armamento de EE.UU., así como para volver a consolidar la influencia de Washington en lo que siempre ha considerado su “patio trasero”.

 

Paul Imison*
CounterPunch


Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

*Paul Imison vive en Ciudad de México. Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Publicado enInternacional
“El progresismo puede tener varios años por delante”
Nacido en Pontevedra y emigrado con su familia a Francia, Ignacio Ramonet dirige hoy Le Monde Diplomatique en español. Fue uno de los animadores del primer Forum en 2001 y es uno de los periodistas que más recorren el mundo y observan sus distintas realidades.

–Sobre el final del Forum hay derecho a preguntarse si fue útil y qué cambió respecto del primer foro, el del 2001.

–Cuando el foro se creó, no había en América latina otro gobierno de los que yo hoy llamo neoprogresistas que no fuera el de Hugo Chávez, que además vino al foro. Al año siguiente, en 2002, por primera vez Chávez se declaró socialista. También vino Lula cuando aún no era presidente, sino candidato. Ahora en cambio los gobiernos neoprogresistas están llevando a cabo las políticas de inclusión social y al mismo tiempo el foro es menos un foro de los movimientos sociales. Es un foro en el que se discutió la crisis europea, el movimiento de los indignados en general (los chilenos, Wall Street, etcétera) y la cuestión de la memoria. La jornada de Flacso del viernes, el día de conmemoración del Holocausto, fue una de las actividades centrales. La organizaron el Forum Social Temático y el Foro Mundial de la Educación. Hasta ahora ésos no eran temas del foro. Los indignados son un tema que no lleva más de un año, y el debate sobre la memoria no se había planteado de esa manera. Dominaban el antiimperialismo y la denuncia de las guerras de los Estados Unidos en Irak o en Afganistán. Se está llegando a un nivel diferente. Los gobiernos aquí en Sudamérica lo están haciendo globalmente bien. Pero ojo, llega una nueva etapa y hay que mejorar ciertos aspectos cualitativos.

–¿Qué habría que mejorar en América del Sur?

–No creer que esta bonanza que está viviendo América latina va a ser duradera. Depende del éxito norteamericano y europeo y de si hay baja o no en la economía china que afecte a potencias agrícolas o mineras.

–Uno de los puntos es cómo aprovecha América del Sur su actual ventaja por los precios beneficiosos de los productos primarios que vende para que otra vez el rédito principal no sean palacios franceses en medio de la pampa húmeda.

–La economía funciona por ciclos. En Europa no podemos hablar de palacios en medio de la nada pero sí de grandes aeropuertos modernísimos que ahora casi no funcionan u óperas en medio de ciudades pequeñísimas. La riqueza ha pasado y no siempre se ha sabido aprovechar. Aquí, en Sudamérica, la solución es crear más y más mercado interior. Y mercado interior protegido. Y también ampliar los intercambios en el marco de la solidaridad latinoamericana. Ahora el mercado latinoamericano tiene que articularse para que haya masa crítica para todos. Si no, Brasil se desarrollará pero Uruguay no. Ahora que desaparecieron 80 millones de pobres hay una clase media que consume. Brasil introdujo la tasa sobre la producción de automóviles frente a China y aumentó esa tasa en un 30 por ciento. Es protección y es correcta.

–¿Qué discusión mundial nueva apareció en el Forum?

–Por lo pronto, muchos constataron que, más allá de las opiniones, la globalización existe. Si existe hay que analizarla y ver cómo evitar los inconvenientes de la globalización. A escala mundial en una mesa sobre la crisis del capitalismo, una de las opiniones fue que había que pensar quizás en desglobalizar y reducir la globalización. No hay solo una crisis económica. Hay una crisis de la política, de la democracia, alimentaria, ecológica. Muchos países latinoamericanos no están pensando en las otras crisis, en particular en la ecológica. Boaventura de Souza Santos subrayó que no es normal que se acuse a comunidades indígenas y se las acuse de terroristas cuando quieren proteger el medio ambiente. Las realidades van cambiando. El Movimiento de los Sin Tierra de Brasil, que antes ocupaba tierras, no lo hace porque no las tiene. Cualquier pedazo de tierra es soja. Y como el MST cuando se asienta realiza producciones ecológicas, el agronegocio se lo reprocha.

–La discusión ecológica es clave también porque habrá una cumbre mundial en Río en junio.

–La precaución ecológica es algo que se ha recordado y que en cierta medida hace que los gobiernos estén pensando en hacer las cosas bien. Dilma dijo que quería dar casas a la gente. A mí me parece muy bien, realmente muy bien. Pero tengamos cuidado de no llegar al pragmatismo chino, que en nombre del desarrollo destruye lo que se oponga a esa idea, y terminemos entrando sin necesidad en una gran contradicción.

–Dilma diría: “Está bien, Ignacio, pero yo tengo que gobernar Brasil y terminar con la miseria”.

–Es que la preocupación ecológica y la social no se oponen. El Forum apreció mucho que Dilma haya decidido venir aquí y no haya viajado al Foro de Davos. Cuando Lula vino y dijo que luego se marchaba a Davos, alguien le dijo: “No se puede servir a dos amos a la vez”. Es una frase bíblica. “Hay que escoger.”

–Quizá Lula necesitaba ir a Davos porque también eso ayudaba a la consolidación política de su gobierno y en cambio hoy Brasil no necesita de Davos.

–Claro, las condiciones cambian. Y el foro debe cambiar también. Antes muchos dirigentes o presidentes venían a nutrirse. Chávez y Lula, a quienes ya nombré. También Evo Morales, Rafael Correa y Fernando Lugo. Para algunas discusiones, una reunión del foro puede tener hoy un mayor sentido en Europa, para discutir allí mismo la tremenda crisis. El año próximo está previsto que tenga lugar en un país árabe, porque los movimientos sociales no sólo se están desarrollando, sino que han conseguido ganar en dos países. Y hay nuevas discusiones, por ejemplo entre movimientos sociales laicos y movimientos sociales islamistas.

–¿Qué podría discutirse en Europa?

–En Europa hay ya algunas discusiones que se producían en América latina. Una idea de que la política está gastada y hace falta una renovación política. Que la sangre y la vitalidad nueva van a venir por el movimiento social. De esa vitalidad puede surgir un cambio. Este foro no tendría el mismo sentido organizado en Madrid, Atenas o Barcelona, donde hay sociedades que sufren y a la vez registran en algunos sectores gran voluntad de cambio. Aquí, en Sudamérica, por suerte para ustedes, hay situaciones donde la preocupación es seguir creciendo y cómo hacerlo mejor.

–¿No hay un riesgo de endiosar a los movimientos sociales como factores de cambio? Si no hay construcción política, ¿no se diluyen?

–Sí, es importante ver cómo se pasa de un momento a otro. Todavía no estamos en esa etapa en Europa, me parece. Aún no. Nadie expresa mejor el sufrimiento social que el movimiento social. Pero si no se da el paso a la política, todas las grandes crisis siempre sirven a la extrema derecha, que aparece como bajo la forma de movimientos y partidos antisistema. Prometen los cambios más radicales, demagógicos, transformacionales. Es importante que el sufrimiento social se encarne en movimientos que tengan vocación de implicarse en la política.

–¿Por qué todavía no ocurre ese paso?

–Entre otras cosas, en mi opinión, porque hacen falta líderes. Hasta el momento el movimiento social incluso rechaza tener líderes. Son muy igualitaristas desde el punto de vista del funcionamiento democrático. Es como la enfermedad infantil del movimiento social. Ya llegará el momento de la adolescencia o la madurez, cuando seguramente se generarán líderes. No líderes salvadores. Hablo de dirigentes democráticos que puedan entender al movimiento social y ayudarlo a encontrar respuestas. Después de la crisis del sistema político venezolano, el final de lo que se llama el “puntofijismo”, ¿habría habido cambios sin Chávez y lo que él representaba? Y me hago la misma pregunta con Ecuador y Correa, Bolivia y Evo, Brasil y Lula, la Argentina y Kirchner.

–¿Y cómo funciona la relación entre los líderes, los movimientos y los partidos en esos países de Sudamérica?

–Mi percepción es que hoy los partidos tienen menos influencia que hace diez años y los movimientos sociales también porque los gobiernos están haciéndolo todo. Los líderes de los gobiernos conducen el cambio. Hubo una energía social que produjo el cambio pero el cambio está tan encarrilado que a veces hay una desvitalización de la política que paradójicamente no molesta demasiado.

–Tal vez con las construcciones políticas ocurra lo mismo que con los ciclos económicos. Quizá deban o puedan ser realizadas antes de que el ciclo actual de gobiernos sudamericanos termine.

–La función de estos gobiernos es muy semejante a la de los gobiernos europeos de los años ’50 que, esencialmente, fueran conservadores o progresistas, tenían como funciones construir el Estado de bienestar, reconstruir cada país después de la guerra y aumentar el nivel de vida de la gente. Eso les dio 40 años de estabilidad política. Pero se terminó. Si los neoprogresistas sudamericanos no lo hacen demasiado mal, quizás haya por delante varios decenios como si fueran la socialdemocracia nórdica. Hoy mejoran estructuras, el nivel de vida, crean trabajo. No es casualidad que sean gobiernos neoprogresistas los que están trabajando bien. Así ocurrió con los viejos partidos socialdemócratas. Además, la construcción del Estado de bienestar y el aumento del nivel de vida termina con cualquier tipo de recurso para las oposiciones tradicionales conservadoras. Ahora la gente percibe cómo los países reconstruyen sociedades derruidas. Las favelas eran pensadas como una fatalidad. Para la derecha, era así porque es así. Pero la fuerza de la derecha desapareció, y también el elemento militar. Las leyes de la memoria son las que deben culpabilizar –sin venganza, con documentos y base histórica sólida– y establecer responsabilidades. No vengarse, sino terminar con la impunidad. A pesar de que lo que voy a decir parece escandaloso, estamos en el momento más fácil de Sudamérica. Si no hay errores y una gestión tranquila, los gobiernos de signo neoprogresista pueden quedarse en el poder mucho tiempo. Por eso hay que pensar bien las sucesiones políticas. En la Argentina eso funcionó bien. En Brasil, lo de Lula fue ejemplar. Es una lección. Y por eso hoy Dilma tiene más aprobación popular de la que tenía Lula en su primer año de gobierno.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Publicado enInternacional