Home » Apresado Santiago Uribe Vélez V. Una acción judicial con eco hasta La Habana

Apresado Santiago Uribe Vélez V. Una acción judicial con eco hasta La Habana

Apresado Santiago Uribe Vélez V. Una acción judicial con eco hasta La Habana

El lunes 29 de febrero fue arrestado en Medellín Santiago Uribe Vélez –hermano menor del expresidente Álvaro Uribe Vélez–, sindicado de promoción y formación de un grupo paramilitar que tenía como base de operaciones su finca La Carolina, jurisdicción del municipio de Yarumal, en el norte de Antioquia. La Fiscalía indicó que se trata de una medida de detención preventiva por su probable responsabilidad en los delitos de homicidio y concierto para delinquir.

 

Como pólvora se regó por Colombia la noticia de la captura de uno de los hermanos del expresidente Álvaro Uribe, sindicado de paramilitarismo. Santiago Uribe, ahora reducido a prisión en el llamado bunker la Fiscalía Nacional en Bogotá, ha rendido en repetidas oportunidades testimonio ante las autoridades por los casos que de nuevo le indilga el ente judicial e investigador colombiano.

Para distintos analistas sociales, esta captura es un mensaje enviado desde la presidencia colombiana hacia La Habana, donde precisamente uno de los puntos del Ítem 3 de la agenda actualmente en negociación entre las Farc y el Gobierno nacional tiene que ver con el desmonte del paramilitarismo.

Un poco de historia

En 2010 el mayor retirado de la Policía Nacional de Colombia Juan Carlos Meneses declaró ante organizaciones defensoras de los derechos humanos en Argentina que Santiago Uribe, hermano menor del expresidente Álvaro Uribe, habría sido uno de los jefes de Los 12 Apóstoles, grupo que incluso utilizaba como base de operaciones una finca conocida como La Carolina, que era de su propiedad. Señaló que precisamente había tenido que salir de Colombia por la información que tenía y que comprometía a Santiago Uribe, por lo que había recibido amenazas de muerte.

Meneses habría sido testigo y participe del accionar de este grupo paramilitar, del que Santiago Uribe Vélez fue jefe. Confesó que tuvo cinco o seis reuniones con Santiago Uribe para coordinar las acciones violentas de los Doce Apóstoles. En el testimonio rendido aseguró que Santiago Uribe le dijo que el hoy expresidente estaba al tanto de todo. Al ver que uno a uno de los integrantes de Los Doce Apóstoles iban cayendo, decidió cambiar de bando y entregar información.

El grupo paramilitar los 12 apóstoles que operó desde 1990, está señalado de cometer secuestros, homicidios y extorsiones en los municipios de Yarumal y Santa Rosa de Osos en los años 1993 y 1994. A este grupo lo sindican de la masacre de Campamento, ocurrida en junio de 1990, donde fueron asesinados 6 miembros de una misma familia. Un niño de ocho años y un bebé de dos meses de nacido sobrevivieron al ataque del que se señaló inicialmente al Eln. También los sindican de la masacre del Aro en 1997, que le costó la vida a 15 personas.

La masacre del “Indio” y su familia (1)

Luis Armando Holguín Jurado, a quien apodaban “El Indio”, se asentó desde 1992 en una zona marginal de Yarumal conocida como “los tugurios de la montañita”, ubicada en la carretera que de esta localidad conduce al municipio de Campamento, norte de Antioquia. En uno de los ranchos vivía con Yolima Padilla Quintero, su compañera sentimental, y con sus tres hijos: Víctor Armando, Ana Miley y Leidy Tatiana. Su vida transcurría en extrema pobreza.
Meses después de estar habitando en el lugar, de trabajar cargando y descargando vehículos en el pueblo y de contar con los recursos suficientes, llevó a vivir al asentamiento a sus padres –Luis Octavio Holguín Colorado y María Deyanira Jurado Hincapié– y a sus hermanas y hermano -–Ana Yadila, Ángela María y DuvanArley–.

Por estar en esa invasión, Luis Armando era objeto de constantes presiones y de múltiples amenazas para que desalojara ese terreno, al parecer de propiedad de un señor identificado como Miro Pérez, quien, para la época, era señalado de pertenecer al grupo conocido como “Los Doce Apóstoles”.
De acuerdo con la información que obra en los expedientes del caso, las intimidaciones no lograban asustar a la familia Holguín Padilla a él ni a su familia ni a los pobladores del asentamiento hasta que en la noche del 12 de agosto de 1993, a eso de las 11, llegaron a la invasión varios sujetos encapuchados y se dirigieron a la vivienda de Luis Armando y lo asesinaron de varios disparos de arma de fuego, en presencia de su familia.

La descripción que hace el Consejo de Estado de este asesinato es dramática: “el grupo de ‘limpieza social’ conocido con el apelativo de ‘Los Doce Apóstoles’ le dio muerte de manera denigrante e inhumana frente a su tres pequeños hijos y a su compañera permanente. Cerca de la media noche, hombres vestidos con prendas de color negro –como era usual en las acciones ejecutadas por dicho grupo–, lo obligaron a salir semidesnudo de su lugar de habitación y lo ultimaron luego de arrebatarle por la fuerza a su hija menor a quien tenía en sus brazos.

Este es uno de los casos de los que acusan al hoy detenido.

En 2011, el narcotraficante Juan Carlos Sierra, alias El Tuso, extraditado por Colombia a Estados Unidos, acusó a Santiago Uribe de estar relacionado con el tráfico de drogas. Sobre su hermano también recaen acusación de tal calibre.

Salvatore Mancuso, por ejemplo, quien fuera el máximo jefe de las bandas paramilitares desmovilizadas entre 2003 y 2006, aseguró que su organización financió la primera campaña presidencial de Uribe. En 2013, estando preso, Mancuso dijo que su extradición obedeció a una estrategia para silenciarlo cuando comenzó a hacer comentarios comprometedores en contra de Uribe y algunos de sus allegados (2).

En el 2012, el Consejo de Estado estableció en el proceso administrativo que adelantó sobre el grupo paramilitar aquí relacionado, que ‘los 12 Apóstoles’ fueron organizados por un alcalde de Yarumal, el comandante de la Policía del municipio, el párroco y algunos comerciantes. Los 12 Apóstoles, concluye el fallo, “terminaron por creer que podían decidir sin límite alguno –guiados únicamente por el odio, el deseo de venganza o la mera arbitrariedad– acerca de si la vida de sus congéneres […] debía ser preservada o, si no encajaban en su particular visión del mundo […], merecían ser eliminadas sin fórmula de juicio y sin el menor asomo de compasión”.

Los ecos de esta noticia apenas se van alargando por el país. Ahora toca esperar las reacciones que en el mediano plazo tomará el hermano del detenido y, de su mano, el llamado Centro Democrático. De igual manera, los efectos que la misma pueda tener entre los delegados de las Farc en la Habana, y sobre la negociación del punto 3 de la agenda, uno de los más complejos del diálogo que ya suma más de tres años y que implica, entre otros aspectos: Cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo; el combate para acabar con las organizaciones criminales y sus redes de apoyo, incluyendo la lucha contra la corrupción la impunidad; garantías de seguridad; esclarecer el fenómeno del paramilitarismo, entre otros aspectos.

¿Será suficiente este mensaje para que las Farc confíen en la decisión oficial de luchar contra el paramilitarismo, por tantos años apoyado y encubierto desde las más altas esferas?

 

1 VerdadAbierta.com. Viernes, 28 de septiembre de 2012. Policía de Yarumal hizo parte de los doce apóstoles. Enhttp://www.verdadabierta.com/politica-ilegal/el-estado-y-los-paras/4237-policia-de-yarumal-hizo-parte-de-los-doce-apostoles

2 Página12. Martes, 01 de marzo de 2016. El hermano de Uribe cayó preso. Visto en http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-293509-2016-03-01.html

Información adicional

Apresado Santiago Uribe Vélez V.
Autor/a: Daniel Vargas
País: Colombia
Región: Suramérica
Fuente:

Leave a Reply

Your email address will not be published.