Home » Argentina cancela por adelantado deuda con FMI. Deuda externa

Argentina cancela por adelantado deuda con FMI. Deuda externa

 


Foto 

 


Argentina utilizará excedentes del Banco Central en “un pago antes de fin de año”, según dijo Kirchner, quien garantizó que la medida tiene “un efecto monetario neutro”.


Argentina estaba pagando cada vencimiento con el FMI desde que en 2004 el organismo internacional le suspendió la ayuda hasta que pudiese restructurar su deuda en mora por 81 mil 800 millones de dólares.


 


También funcionarios del fondo habían establecido que el país tenía que bajar el tipo de cambio, aumentar tarifas de servicios públicos, incrementar la tasa de interés para combatir la inflación, reabrir el canje de la deuda para los bonistas rebeldes, entre otras demandas que el gobierno rechazó, advirtiendo que no estaba dispuesto a modificar una política económica que había permitido la recuperación de las condiciones de la economía actual y que no estaba dispuesto a realizar ningún ajuste más.


 


Rodeado por gobernadores, altos funcionarios, integrantes de las Madres de la Plaza de Mayo, jefes militares, dirigentes políticos y sindicales, Kirchner dijo en la casa de gobierno que la medida se concretará a partir de “decisiones tomadas hoy que permitirán hacer uso de las reservas del Banco Central” y habló de un “cambio de época”.


 


“Tenemos un problema de arrastre que condiciona nuestra economía y es la deuda pública. Hemos tomado la decisión de destinar nuestras reservas de libre disponibilidad (en el Banco Central) al pago de la deuda total con el FMI”, sostuvo el mandatario.


 


“Con este pago, estamos sepultando buena parte de nuestro pasado de endeudamiento. Lo haremos con nuestras reservas de libre disponibilidad”, dijo Kirchner en el acto, mientras los asistentes aplaudían de pie y ovacionaban en voz alta.


“Estamos, con este pago, sepultando buena parte del ominoso pasado. Queremos superar la frustración y dejar abierta la posibilidad a próximos gobiernos para que puedan dedicarse a crear, a imaginar”, señaló el mandatario.


 


Informó, además, que antes de tomar esta decisión había conversado con los presidentes de los países que integran el Mercado Común del Sur (Mercosur) Brasil, Paraguay y Uruguay.


 


Destacó especialmente el fuerte respaldo del presidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva y del “gobierno de la República Bolivariana de Venezuela (encabezado por Hugo Chávez) por su ayuda permanente a nuestro país”.


 


Crítica al FMI


 


En el transcurso de su mensaje el mandatario criticó duramente al FMI acusándolo de intromisiones por haber probado en varios países de la región más de 150 planes que llevaron a éstos a la pobreza y crisis. Lo acusó también de haber presionado, amparado en la deuda, para que Argentina aplicara “políticas que perjudicaban el crecimiento” y que provocaron “dolor e injusticia” en el país. “No hemos recibido ayuda del FMI. No han aportado ni una moneda para la superación de la crisis”, dijo Kirchner cuestionando las políticas de ajustes y sus graves consecuencias sociales para todos los países.


 


El mandatario recordó que Argentina le ha pagado al FMI unos seis mil millones de dólares desde que comenzó la peor crisis del país en 2001 y demandó que “debe realizarse una profunda reforma del organismo”, no sin antes referirse al tipo de gobiernos que sostuvo esa institución.


 


Afirmó que con esta medida el país recupera autonomía, soberanía y libertad, además de advertir que no se va a endeudar, ni va a regresar a tiempos pasados.


 


Kirchner delineó los nuevos pasos que se darán, destacó la solidez de una integración en estas circunstancias.


 


El conservador periódico La Nación en un análisis sobre por qué el gobierno decidió cancelar la deuda, sostiene que su intención es dejar “de lado la tutela del fondo y evitar sus exigencias” como uno de sus más “fervientes anhelos (de Kirchner) especialmente desde que quedó en evidencia que su gobierno no cumpliría con las reformas demandadas por el organismo -que había accedido a realizar en 2003, en el último acuerdo por tres años, ahora suspendido-, como una nueva ley de coparticipación federal”.


 


También sostuvo que “esa idea fue progresivamente dejando su lugar entre los sueños para transformarse en una posibilidad a ser examinada cuando Kirchner se convenció de que la llegada de (Rodrigo) Rato a la titularidad del FMI, en remplazo del alemán Horst Köhler (con quien logró establecer una buena relación), había fortalecido las posturas más intransigentes del denominado estaf de ese organismo, cuya máxima exponente es la subdirectora Anne Krueger”.


 


Repercusiones


 


El recientemente designado presidente de la Comisión de Representantes del Mercosur, Carlos Chacho Alvarez sostuvo que la decisión del gobierno “es importante para recuperar la iniciativa económica y cuantos menos condicionamientos se tengan y menos endeudado esté el país, habrá mayores márgenes de libertad”.


 


Desde Brasil llegó la voz del asesor de política internacional de Lula da Silva, el dirigente del Partido de los Trabajadores Marco Aurelio García, quien manifestó la alegría de su gobierno por esta decisión ya que “con esto comienza otro camino”, dijo.


“Hoy es un día histórico”, sostuvo, a su vez, Estela Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, al comentar los sucesos, mientras que el dirigente piquetero Luis D’ Elía consideró que “esto nos devuelve autonomía y soberanía a la hora de tomar las grandes decisiones, cambia la relación con los acreedores internacionales y nos posiciona para pagar la deuda interna de los argentinos, sin que el FMI diga lo que tenemos que hacer, como se hacía en la década de los 90”.


 


El presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, Osvaldo Cornide, consideró, a su vez, que “la decisión del gobierno nacional de cancelar su deuda con el fondo es una actitud soberana que merece el respaldo de todos los sectores”


 


Pero también desde otros sectores de izquierda que demandaban directamente el no pago de la deuda hay críticas. El ex diputado Mario Cafiero consideró que no debe pagarse nada al FMI. El debate comienza por estas horas, pero en tanto la noticia está dando la vuelta al mundo y para Kirchner este es un paso “liberador” en su pelea con el FMI, y una posibilidad de encarar “sin presiones, ni intervencionismos la política económica más conveniente y de integración más profunda en la región”, como dijo esta tarde.


 


EU saluda anuncio


Por su parte, el secretario del Tesoro estadunidense, John Snow, saludó la decisión del gobierno argentino y aseguró que esa postura demuestra “buena fe”.


 


“El hecho de que esas deudas estén siendo pagadas demuestra buena fe”, afirmó el funcionario durante una conferencia de prensa en México.


 


Por: STELLA CALLONI CORRESPONSAL

Información adicional

Autor/a:
País:
Región:
Fuente:

Leave a Reply

Your email address will not be published.