Home » Trabajadores a pique. El nuevo mundo del trabajo

Trabajadores a pique. El nuevo mundo del trabajo

La realidad tiene protuberancias aún
mayores en ciudades como Montería, Cúcuta y Villavicencio, donde esta nueva realidad de quienes
laboranalcanza cifras hasta por encima del 70 por ciento. Es decir, el contrato atérmino indefinido
es casi inexistente, la industria de punta ni se asoma poresas regiones y el único empleador es el
Estado.

 

El boletín del Dane precisa,
además, que:

 


La rama de actividad con mayor proporciónde informales fue comercio, restaurantes y hoteles,
con un 38,5 por ciento;mientras que los servicios comunales, sociales y personales fue la rama
conmayor proporción de ocupados formales con 31,2 por ciento.


Para eltotal de las 13 áreas metropolitanas, en el período
marzo-mayo de 2008, deltotal de población subempleada, el 65,9 por ciento corresponde a informales
yel 34,1 a formales.


En el período marzo-mayo de 2008, el 53 porciento de la población ocupada informal estaba
afiliada al Sistema de SeguridadSocial Contributiva en Salud, y un 17,3 al sistema de pensiones.
Mientras el95,3 por ciento de la población ocupada formal lo estaba al Sistema deSeguridad Social
Contributiva y el 83 al sistema de pensiones.


Las ciudades con mayor proporción de poblaciónocupada en el sector informal fueron Montería
(72,4%), Cúcuta (71,9%) yVillavicencio (68,7%) y las de menor proporción fueron Manizales
(50,4%),Bogotá (51,4%) y Medellín (52,9%).

 

¿Derrota sin salida?

 

Esta transformación, en marcha desde hace tres
décadas, seaceleró a finales de los años 80 del siglo pasado con el auge delneoliberalismo. Entonces
las empresas de contratación temporal ganaron suesplendor. También los contrapliegos, la reducción
del tamaño de las fábricas,y otro sinnúmero de cambios que fueron relegando y transformando el
sujetoobrero.

 

Todo ello con el propósito
patronal de acumular más. Para queasí fuera, se dieron las reformas laborales de los 90 y principios
del actualsiglo, promovidas con el supuesto demagógico de reducir el desempleo y mejorarla calidad
de vida de los trabajadores. Simples palabras.

 

Pero los estudios demuestran todo lo contrario: las condicionesde vida de los
trabajadores ha empeorado. Y no sólo esto: el conjunto de las ylos trabajadores ha perdido $
2.620.269.075.847 billones de pesos como productode esa reformas, dinero que ha incrementado las
arcas de los propietarios delas grandes empresas.

 

Por sectores, las pérdidaspermiten evidenciar que
los más golpeados por las reformas son quienes trabajanen salud, comercio, hotelería y servicios,
cuyas pérdidas ascendien a 2.139billones de pesos, según Evaluación del CID. El mismo estudio
precisa que lostrabajadores de la vigilancia privada perdieron entre los años 2003-2006, porconcepto
de la eliminación del recargo nocturno, dominical y festivo, así comode las horas extras, 514.417
millones de pesos.

 

Ante esta
situación, la Constitución que los ecuatorianosvotarán el próximo 28 de septiembre establece la
imposibilidad de lainformalidad laboral. Es decir, se deciden por el trabajo limpio o digno. ¿Porqué
aquí no? ¿Por qué el trabajador tiene que ser quien siempre pierde?

 

Cambiar esa realidad es un reto para los
trabajadorescolombianos. Crear nuevas formas organizativas, abrir las existentes a losinformales y
también a la participación de núcleos cada vez mayores de lasociedad en general, idear nuevas formas
de protesta, poner en prácticatécnicas de resistencia silenciosas o subterráneas, etcétera, son
opciones quecada vez se hacen más imprescindibles. Los marchantes de Popayán, que reclamanvida digna
y laboran como informales, plantean el mismo interrogante y desde suacción le están ofreciendo al
conjunto de la sociedad unas alternativas parasalir de la ignominia en que se sobrevive.

 

Por su parte, la crisis que en la actualidad vive
el sistemacapitalista evidencia que el oxígeno que le facilitó el neoliberalismo amediados de la
década de la años 70 del siglo XX ha perdido toda su vitalidad.Es la hora de los trabajadores y hay
que retomar la delanter

Información adicional

Autor/a:
País:
Región:
Fuente:

Leave a Reply

Your email address will not be published.