¿Esperaban algo diferente de Israel después de la tregua?

¿Era posible esperar un cambio en el libreto de Israel tras la finalización de la tregua pactada con la Resistencia Palestina? Por supuesto que no. Eso sería un acto de ingenuidad perversa.

El problema central no es solo que los dirigentes israelíes repiten la matanza, y hasta es secundario que la sociedad israelí, mayoritariamente, aplaude las masacres. Lo central es qué es Israel. No es un problema de «voluntad política» del gobierno de turno sino de su naturaleza de Estado judío.

Es un Estado con una agenda precisa, creado bajo una propuesta política excluyente y supremacista llamada sionismo. Por eso hoy, que reanudaron las hostilidades, dolorosamente no se podía esperar otra cosa de Israel, ni de sus gobiernos aliados, ni de los tibios prosionistas.

Israel no es un Estado pensado para ciudadanos, personas iguales ante la ley, sino para un tipo específico de personas que se definen en cuanto creyentes. La aplicación de los pactos internacionales de derechos humanos lo llevaría a la configuración de un Estado moderno y democrático que sería, por definición, la negación del Gran Israel.

En ese Estado sionista no hay ciudadanos, esa categoría es secundaria; los derechos no dependen de la relación Estado/persona sino de la relación Estado/creyente, lo cual es la negación de la democracia.

Israel, según el judío Michel Warschawski, “ya no es en absoluto un Estado, sino una comunidad chauvinista religiosa que se lanzó a una guerra a muerte, una guerra tribal, sin brújula y sin conciencia, sin normas jurídicas, sin criterios éticos y sin un ápice de racionalidad”.

El sueño sionista de Israel

El sueño sionista necesita ocupar palestina y nombrarla propia, y necesita mantener políticas segregacionistas para controlar la realidad demográfica, como el traslado masivo de judíos de todos los países posibles para ocupar los trabajos que no son ofrecidos a los palestinos o normas como la promulgada ley que niega la posibilidad de que un matrimonio palestino-israelí genere ciudadanía israelí a la persona palestina.

Información adicional

Autor/a: Víctor de Currea-Lugo. Especial desde el Líbano para Le Monde Diplomatique – Colombia
País: Líbano
Región: Medio Oriente
Fuente: https://victordecurrealugo.com/

Leave a Reply

Your email address will not be published.