Home » Cuba decide su destino económico en el próximo congreso del PCC

Cuba decide su destino económico en el próximo congreso del PCC

La Habana, 12 de abril. El sexto congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) sesionará este fin de semana (del 16 al 19) para responder a la interrogante de si es posible hacer eficiente la economía y al mismo tiempo preservar el sistema político y social de la isla.


Como anticipo de la respuesta, el presidente Raúl Castro puso sobre la mesa un plan de reforma, que intenta ampliar el espacio del mercado y por primera vez en el medio siglo del sistema cubano eliminará el pleno empleo y reducirá el gasto social a su mínima expresión.

Puntos clave

Según el Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social y otros anuncios oficiales, el congreso tendrá que confirmar o descartar por lo menos estos puntos clave:

–Otorgar autonomía a las empresas, limitar la autoridad del gobierno a la administración pública y retirar al PCC de la operación en esos dos espacios.

–Ampliar el régimen de cooperativas y permitir que tengan relaciones horizontales con el gobierno y los microempresarios privados.

–Ejecutar una amplia reforma jurídica, con la revisión de más de 30 leyes.

–Cumplir el plan de ajuste laboral, para despedir al menos a medio millón de empleados en una primera etapa

–Fijar una nueva política agraria, que incluya el destino del actual monopolio estatal de distribución de alimentos, la conversión del Ministerio del Azúcar en empresa y la extinción de la canasta básica subsidiada.

–Reforzar la capacidad de gestión y el presupuesto de los municipios.

–Definir una nueva política de precios.

–Promulgar una nueva ley de impuestos y revisar las tasas actuales.

–Abrir el mercado inmobiliario y de autos particulares

Ruta y ritmo

En marzo pasado, Castro anunció una reducción del ritmo de la reforma, al afirmar que su ejecución tomará al menos cinco años y el despido masivo, que debía concluir ese mes, se realizará sin fecha fija. No puede enmarcarse en plazos inflexibles, apuntó.

El mandatario había descrito la reforma en julio de 2007 y en el segundo semestre de ese año convocó a una discusión nacional, que en parte es antecedente del actual debate.

El plan empezó a ejecutarse en 2008, con la vinculación de los salarios al rendimiento en el sector empresarial y la entrega de tierras en usufructo. En 2009 se revisó la política fiscal y al año siguiente se redactaron los Lineamientos –documento de base del congreso–, se anunciaron los despidos y apareció la nueva legislación del trabajo por cuenta propia (autoempleo).

También en 2010 se inició el recorte del gasto en el sector de la salud, se eliminaron algunos productos (papa, chícharo, cigarrillos, jabones, detergente) de la canasta básica subsidiada, se redujo la matrícula universitaria, se ampliaron las plazas en la enseñanza técnica y se aprobó el plan para la creación de campos de golf y desarrollo inmobiliario para el turismo de gran lujo.

En los lineamientos se definió como Zonas Especiales de Desarrollo a los polos de inversión extranjera con alta tecnología, algunos de los cuales ya estaban en vías de construcción o mejoramiento, como el puerto de Mariel, el complejo petroquímico de Cienfuegos y la zona petrolera de Matanzas.

Este año se aprobó el otorgamiento de créditos a los microempresarios, aunque aún se desconocen los detalles sobre el origen de los fondos, el monto disponible y las regulaciones bancarias.

Paso a paso

Una pieza crucial de la reforma se aplicó desde 2008, el saneamiento de las finanzas públicas, con una fuerte contracción de las importaciones y el gasto, para llegar a un déficit fiscal de 3.8 por ciento del producto interno bruto en 2010, con igual meta para este año.

Ahora las ciudades empiezan a poblarse de nuevos emprendedores. A principios de este mes 295 mil trabajadores ejercían sus labores por cuenta propia, más del doble de los que había a finales de 2009, según informes oficiales. Sin embargo, la mayor parte de las nuevas licencias se han otorgado en el giro de restaurantes familiares (paladares) o pequeños puestos de comida, operación de vehículos de transporte y venta de discos con grabaciones pirata.

Son apenas tres de los 178 oficios autorizados, que en su mayor parte no requieren una alta calificación y no ofrecen alternativa para profesionales.

Hasta enero pasado se habían entregado a usufructuarios un millón 180 mil hectáreas de tierra ociosa, pero más de 70 por ciento de esa superficie estaba en faenas de preparación y el resto todavía sin utilidad. Mientras tanto, 40 por ciento del total de campos agrícolas en el país aún está disponible, de acuerdo con el último reporte del diario oficial Granma.

Por Gerardo Arreola
Corresponsal

Información adicional

Autor/a:
País:
Región:
Fuente:

Leave a Reply

Your email address will not be published.